Ubicación: Revista 63

A veces y de un modo totalmente inesperado, te toca ser
papá y mamá. Cuando los hijos se dan cuenta del cambio,
pueden llegar a formar una piña, unidos para salir adelante
y volver a ser una familia feliz.

Cuando parece que ya aprendiste, descubrís que con el segundo no sirven las mismas reglas ni estilos educativos… cada uno tiene su carácter, su personalidad. Descubrilo.

Ideas para disfrutar cada día, para valorar lo que se tiene,
para soñar con aquello a lo que aspiramos. En fin, un día
para compartir