VIERNES NO, SÁBADO SÍ

NOVIOS

Hay una necesidad imperiosa de salir, de divertirse, está bueno, es la edad. Sólo se plantea: ¿cómo armonizar las salidas con tus amigos y con tu novio?

ISABEL A. DE DODDS | PROFESORA DE BIOLOGÍA | MÁSTER EN RELACIONES FAMILILARES

¿ Qué temas les provocan más discusiones o desavenencias en la pareja? Le pregunté a un buen grupo de novios que tienen una relación que podríamos llamar “seria” porque ya llevan más de dos años juntos. Quiero letra fresca a la hora de hacer esta nota, me dije, y me sorprendí por las coincidencias.

Salidas con amigos

Tanto ellos como ellas concordaron que entre los primeros desacuerdos que se presentan está el de cómo pactar las salidas entre amigos.

“Uno de los temas más difíciles de acordar con mi novia fue el manejo de las salidas los fines de semana, aunque no es el primer tema que tocamos”, aclara Pedro (23), médico, de novio hace dos años con Paula (19), estudiante de arquitectura. “Cuando nos juntamos con mis amigos que no tienen novia no les gusta que alguno lleve a la suya, si no se ha pactado o charlado antes y, entonces, que todos los novios viernes no sabados silleven las de ellos. Pero, por lo general, no da que la lleves. Primero porque te tildan de “pollera” y segundo porque cuando somos todos varones, si hay asado se come al pan, sin plato, sin verduritas, más tosco y hasta grosero, tomamos de la botella y nos soltamos más, y a las mujeres esa onda por lo general no les va. Si alguno trae a su novia, que ella se la banque”.

Entre los desacuerdos que
se presentan está el de
cómo pactar las salidas
entre amigos

Las chicas también tienen su día de salida donde se ven con “las chicas de la clase” o las de determinado grupo. Nos dice Olivia (19): “Obvio que conocemos a los novios de nuestras amigas, pero si es una juntada de amigas y el pibe cae, no es lo mismo, no da. A veces la mina avisa la causa por la que su novio va a ir: es un aniversario o viven lejos y de ahí salen a otro lado. No le vas a decir que no, pero la cosa cambia”.

Salidas en pareja

Hay días, por lo general los sábados, en que los novios salen juntos. Se van a un “pre”, a la casa de alguno y ahí se encuentran amigos, amigas, novios y están todos en la misma. Después salen, bailan y se divierten. En esas reuniones previas, las novias se van conociendo entre ellas y si se da, crean su grupo de Whatsapp. Ahí se rebelan ante decisiones que “ellos” toman y como están unidas, hacen más fuerza y presionan a los hombres, quienes finalmente ceden

Invitaciones individuales

“El otro día se casó la hermana de Pipe -nos cuenta Tommy- y él nos invitó a los pibes solos después de las 12, ¿por qué? Pipe podía invitar a seis amigos. Si llevábamos a las novias podíamos ir sólo tres. Entonces, cuando hay casorios y vamos sin novias, podemos ir más. La decisión fue de Pipe. Lo gracioso fue que la madre al día siguiente le preguntó si yo había cortado después de tantos años de novio y entonces él le explicó cómo viene la mano ahora”.

En el noviazgo, después
del flechazo inicial, queda
profundizar la amistad, conocerse

El tema es muy actual y genera cantidad de comentarios. Por ejemplo, el suplemento La Nación Sábado tituló: “Casamientos reducidos: la moda de invitar sin parejas”. Y dice: «Muchas veces cuando uno se casa no quiere hacer una fiesta muy grande. Por otro lado, desde el lugar del que invita, el planteo puede ser: ‘Hay chicas que son tus amigas del laburo pero no conocés a sus parejas. No están los presupuestos para pagar el cubierto de un novio al que nunca le vi la cara. Invito sólo a ella.’ Desde el punto de vista del no invitado: ‘El hecho de no conocer a nadie y tampoco tener ganas de hacer el esfuerzo de incluirse por unas pocas horas en un grupo de amigos es la razón de que muchas parejas se sientan aliviadas de no ser invitadas’”.

Otra mirada

Los escucho y pienso en lo que yo diría: “Vamos los dos o no va ninguno, porque yo quiero estar con vos y no te quiero dejar colgada/o ”. Veo en el noviazgo, después del flechazo inicial, un profundizar en la amistad, conocerse, compartir gustos, hasta planear pasar el resto de la vida juntos. Por eso, me suena mal el que por un tema económico o resistencia a relacionarse con gente menos conocida, salga cada uno por su lado.

«La existencia tiende a la superficialidad o al ritmo vertiginoso de la vida pero sin rumbo. Muchas vidas carecen de sentido y desde ellas es costoso entender que el amor -darlo y recibirlo- se aprende y que necesitas además de esfuerzos, renuncias y sacrificios», afirma el psiquiatra Enrique Rojas. Y yo reflexiono: por algo habrá sido el primer tema que plantearon en este grupo de novios… y hay muchos más.

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

uno × 5 =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.