Felicitaciones, Vicente Gutiérrez Maxwell

Hoy Ciudadano Ilustre de la Ciudad.
Acá la entrevista con Sembrar Valores Edición 31 – 2009

________________________________

Defender la vida no es discutible

DR. VICENTE GUTIÉRREZ MAXWELL

 

Miembro de la Academia Nacional de Medicina, fue Presidente hasta mayo de 2008. Reflexivo pero apasionado por el servicio, Vicente Gutiérrez Maxwell considera que la familia es clave en la salud humana y social.

 

Entrevista: Luciano Porzio

 

D  esde 1822 la Academia Nacional de Medicina es una Institución que trabaja para la ciencia, la excelencia profesional y para servir a la comunidad. Vicente Gutiérrez Maxwell ocupa el sitial N° 6, que ocuparon ilustres médicos argentinos y, entre ellos, el médico personal de nuestro libertador Don José de San Martín.

SV: ¿Cómo vive usted la medicina?
VGM: La palabra “servicio” resume los ideales de un médico. Ese servicio es a cada paciente, a la comunidad y a la familia, tan importante para prevenir enfermedades y para colaborar en la curación de los enfermos.

 

SV :Usted es un hombre de familia…
VGM: Tuve la suerte de educarme en un hogar pleno de felicidad, con padres ejemplares y cinco hermanos. Y pude educar a cinco hijos, prolongando la familia con 16 nietos y dos bisnietos. La unión de la familia es la base de la sociedad, de ahí que los regímenes totalitarios traten de destruirla. Un ser aislado siempre es más vulnerable.

SV: ¿Cómo se equilibra el juicio clínico con la tecnología?
VGM: Desde los albores de la medicina, y todavía en áreas rurales o en la medicina de familia, el ojo clínico es de valor. En la medicina moderna la evidencia supera al ojo clínico, siempre que esa evidencia se logre con un buen interrogatorio y examen físico, seguido de la indispensable tecnología. El peligro es embarcarse en la tecnología sin seguir los pasos de una completa historia clínica.

SV: ¿Considera que la medicina era más humana?
VGM: La medicina siempre ha sido humana, porque está al servicio del ser humano. Pero en épocas pasadas la sociedad era más humana. Muchos médicos están obligados a atender numerosos pacientes en poco tiempo, y las magras remuneraciones los llevan a trabajar en varios lugares y durante largas jornadas, lo que provoca fatiga física y mental. También influye que muchos enfermos son más selectivos para hacer compras en comercios que para cuidar su salud.

«Yo tuve la suerte de educarme
en un hogar pleno de felicidad,
con padres ejemplares y cinco hermanos.
También pude educar a cinco hijos,
prolongando la familia con 16 nietos y dos bisnietos.
La unión de la familia es la base de la sociedad».

SV: ¿Cómo entra la ética sobre el final de la existencia?
VGM: El final de la existencia es parte de la vida, y un día todo ser humano ha de morir. Sin embargo, los adelantos de la medicina han hecho que la vida se pueda prolongar cada vez más, entonces aparecen nuevas situaciones que deben ser estudiadas y debatidas en foros sobre “Ética en Medicina”. En el final de la existencia, si el médico no puede curar, debe cuidar y ayudar a quienes están dejando la vida terrenal. Tomar la decisión de suspender la vida, sea por indicación del médico (eutanasia) o por acuerdo entre el médico y el paciente (suicidio asistido), va contra uno de los principios de la ética en medicina, que es defender la vida humana.

Por otro lado, se ha discutido a fondo una situación frecuente, denominada “ensañamiento terapéutico” (también se usa la palabra “encarnizamiento”). Consiste en el uso de medios artificiales, a veces desproporcionados e inútiles, en pacientes “terminales” por su edad muy avanzada o por enfermedades absolutamente incurables. Esta obstinación terapéutica no hace más que prolongar una agonía con sufrimiento para el mismo paciente y su familia, a lo que se suma quitar posibilidades para que otras personas, en estado crítico, puedan tener acceso a equipamiento de alta complejidad y unidades de cuidados intensivos.

SV:  ¿Cuál es su postura ante el aborto?
VGM: Más allá de lo religioso, el principio de la ética en medicina de defender la vida humana no tiene discusión. Gran número de especialistas en bioética y principios religiosos, aun de distintas creencias, sostienen el inicio de la vida en el momento de la concepción. La Academia Nacional de Medicina, en 1994, aprobó en Reunión Plenaria una declaración pública sobre el aborto, fundamentando el comienzo de la vida humana y el derecho a la vida.

SV: ¿Qué sucede con los casos de aborto no punibles cuando se pretende obligar a médicos a practicarlos?
VGM: Ningún médico puede estar obligado a indicar o efectuar una terapéutica con la que no está de acuerdo. Aquí también el Plenario de la Academia Nacional de Medicina aprobó y publicó en el año 2000 una declaración denominada “Objeción de Conciencia”, en la que aboga por el derecho de los médicos a actuar en el ejercicio de la profesión con total libertad de conciencia acorde con la ética y el conocimiento científicos.

SV: ¿Cuál es su preocupación actual?
VGM: En mi área, que es la cirugía, y en este período de mi carrera, mi preocupación es la calidad de la atención y la seguridad del paciente quirúrgico, sumado a la formación de cirujanos, especialidad que requiere condiciones especiales y un largo entrenamiento

 

Comunicar la salud

Informar sobre salud exige profesionalizarse.
Si ese comunicador no tiene una base, puede desinformar, informar equivocadamente o dejarse llevar por una campaña empresaria.
Si sacan de contexto una noticia es peligroso, entonces la gente cree que se va a curar el cáncer porque leyó que tal verdura…
Otro problema de la difusión pública puede ser la violación del secreto profesional. Por ejemplo, con foto al enfermo en su intimidad.

×

 

Los pasos hasta el sitial

Es Profesor de Cirugía y Jefe de Departamento en el Hospital de Clínicas. Presidió la Academia Argentina de Cirugía, la Asociación Argentina de Cirugía, la Sociedad Argentina de Gastroenterología, el Capítulo Argentino del American College of Surgeons y el Consejo Académico de Ética en Medicina. Consultor en varios Hospitales de Enseñanza y Co- Director de la residencia de Cirugía del Hospital Naval de Buenos Aires.

×

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

1 × cuatro =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.