Viajar a través de cuentos: cuatro influencers de la literatura infantil

Agustina Lynch, Sofia Chas, Vanessa Alanis y Marian Dibar transformaron una crisis en oportunidad. Desde sus redes sociales, nos transportan a mundos mágicos a través de literatura infantil para toda la familia.

Por Camila Manno – @ camimanno colaboradores@sembrarvalores.org.ar

 

La cuarentena ha cambiado completamente la rutina de las familias. Adultos y niños conviven todo el día; y entre las tareas del hogar, el trabajo y la escuela online, es difícil encontrar un espacio recreativo que una a padres e hijos. Pero estas cuatro influencers vieron una oportunidad en medio de la crisis del coronavirus, y demostraron que la mejor manera de conectarse es a través de cuentos y música.

Agustina Lynch (@lavacaensuhamaca)

La autora de los bestsellers La vaca en su hamaca y La vaca come espinaca lee cuentos de lunes a viernes en su Instagram. Decidió hacerlo luego de una recomendación de su cuñada. “La gente se engancha porque sabe que es un espacio donde los chicos están viendo algo saludable y los adultos pueden dedicarse a hacer lo que necesiten sin estar pendientes de los ellos, al menos por un rato”, dice.

Adaptarse a la cuarentena y los nuevos desafíos que ésta impuso no fue fácil para Agustina. “Al principio todo era bastante caótico. Los chicos no entendían ni cómo prender una computadora. Me costaba estar pendiente de mis mensajes en Instagram o los posteos en las redes”. Sin embargo, aprendió que, en estas circunstancias, hay que tener paciencia y encontrar tiempo propio para recargar energías. A la vez, resalta que las redes sociales la ayudaron a compartir sus sentimientos e inquietudes, y a ver que todos los padres están en la misma.

En un contexto en el que la virtualidad está cada vez más presente en nuestras vidas, Agustina insiste en el poder de la literatura. “La lectura nos transporta. Y en un momento en donde no nos dejan salir físicamente, salir con la imaginación es de las cosas más valiosas que existen”, afirma. “Contarles un cuento a los chicos de vez en cuando es sembrarles un granito que algún día va a germinar”.

Sofía Chas (@cuentosyjuegosparacrecer)

El 18 de marzo la vida de Sofía Chas cambió radicalmente. Su cuarto hijo nació en medio de una pandemia y tuvo que adaptarse a la tecnología, a ser maestra, a ser madre, ocuparse de su casa y cuidar a sus hijos. Pese a los desafíos, encontró una oportunidad para acompañar a familias a través de su contenido.

Junto a su madre, Maritchu Seitún, escribe e ilustra cuentos infantiles. A partir de la cuarentena, empezó a contar cuentos a través de su cuenta de Instagram. “Fue mi primera herramienta para acompañar. Surgió de una necesidad de guía porque muchos padres no estaban acostumbrados a estar tanto tiempo con los chicos en su casa”. También escribió su último libro, Un virus con corona salió a pasear, para ayudar a los niños a procesar la nueva enfermedad. “Lo más importante es ser sincero, hablar con la verdad, no exagerar y tampoco no contarles nada”, apunta.

La apertura a nuevos mundos es lo que más le gusta de la lectura. Pero, asimismo, destaca el vínculo que se genera al leer un cuento con sus hijos. “En ese momento dejamos de lado la tecnología y nos enfocamos en leer. Hay que dedicarle tiempo a leer cuentos con los chicos”, dice.

 Vanessa Alanis (@little­­_cambridge)

La directora del programa de educación musical temprana, Little Cambridge, se sintió más preparada para un contexto como este. Estaba acostumbrada a trabajar con plataformas digitales y le fue bien en el proceso de adaptación. “Decidimos hablar con cada familia para acomodar las casas, pero ya trabajábamos con los adultos en nuestras clases. Hicimos un gran hincapié en que la pantalla es un buen medio para trabajar y que los adultos deberían conectarse con sus hijos”, relata.

Sin embargo, el bienestar de los chicos sigue siendo una preocupación suya. “Todavía no sabemos qué está sucediendo con los niños. No se conocen las consecuencias del aislamiento en los niños, ni cómo manifiestan la angustia y los miedos”. Para ella, no encontrarse con sus alumnos para hacer música es lo que más extraña del mundo pre-pandemia. A pesar de todo, se enfoca en brindar mensajes positivos para sus seguidores.

Desde las redes sociales de Little Cambridge, ofrece todo tipo de contenidos sobre música en inglés: canciones, lecciones con distintos instrumentos y seminarios. Vanessa, o como le dicen sus estudiantes, Miss Vane, sostiene la importancia de la música para los niños. “La música en la infancia es una de las cosas más importantes, como comer, como respirar”, dice.

Marian Dibar (@read4us)

Lograr que su hijo se concentre en leer para el colegio fue todo un desafío para Marian Dibar. Sin embargo, descubrió que hacerlo juntos brinda los mejores resultados. Así es como se le ocurrió hacer audiolibros infantiles en inglés y compartirlos en sus redes. “Lo hice por mis hijos, por los chicos que estuvieron encerrados tantos días, y para darles una opción más a las madres, un cuentito de las buenas noches, ¡y tal vez tengan suerte y sueñen en ingles!”, dice con entusiasmo.

Además, se le ocurrió ofrecer un servicio de read along: digitaliza libros por encargo y los lee para que los chicos sigan la lectura fácilmente. La propuesta atrajo a madres, profesionales y colegios. “Hay muchos chicos que les cuesta más el ejercicio de leer y por eso leen menos, pero, como todo niño, aman los cuentos. Yo los ayudo a encontrar la manera que les resulte más fácil leer”, explica.

Su prioridad desde el principio fue acompañar a sus hijos en su viaje emocional. “Aprendimos a identificar sus emociones, charlamos de sentimientos, sacamos todo afuera”, admite. Así, encontró en los libros una gran ayuda, aquello que puede hacer volar la imaginación. Entre sus autores favoritos, señala a Peter Reynolds, Dr. Seuss y Roald Dahl, que la transportan a sus recuerdos de la infancia.

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

8 − 8 =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.