un equipo de trabajo

UN TRABAJO EN EQUIPO

Especial Prevención

 

Comienza un nuevo especial: “Prevención de adicciones: Un trabajo en equipo”. ¿Por qué? Porque todos podemos hacer algo y lo nuestro es comunicar, orientar

 

Clara Naón de Aberastury | claranaon@gmail.com
Lic. Lucía Sáenz Briones | sociosenelcambio@gmail.com | Coordinadora del Especial

 

A rrancamos el año inmersos en una emergencia en materia de adicciones que avanza sobre nuestros hijos. Los que somos padres de adolescentes seguramente sentimos no necesitar de estadísticas para conocer el riesgo en el que se encuentran. La oferta aumenta en cantidad y en variedad, la percepción de riesgo del efecto de las distintas drogas disminuye y muchos adultos creen que no hay nada que ellos puedan hacer frente a esta realidad. Mientras quedamos paralizados, el problema sigue avanzando.

   Alcohol   
La ciencia progresa en los estudios de las consecuencias del consumo de alcohol en menores, los estudios de imágenes son cada vez más reveladores: el déficit neurocognitivo asociado al consumo de alcohol en adolescentes es inapelable.

Según las últimas estadísticas del Sedronar, el porcentaje de adolescentes que abusa del alcohol se duplicó en los últimos siete años. La directora nacional del Observatorio Argentino de Drogas declara que el abuso en menores tiene un estado epidémico. Nuestros adolescentes están en peligro: el desamparo y la angustia los mueve al consumo mientras que la falta de autocontrol biológicamente determinada por la edad los lleva a no frenar hasta hacerse daño. La pasividad de la sociedad colabora abriéndoles el camino.

   Escuchar y actuar   
Escuchemos a nuestros jóvenes, conozcamos sus preocupaciones, razones, relaciones, ansiedades y problemas, entre otras cosas. Una escucha verdadera, atenta, que lee entre líneas, que agudiza nuestro sentido de padres y de adultos. Y animémonos a actuar.

No hay clase social que quede ajena al flagelo del consumo de sustancias adictivas. En las clases bajas el paco está haciendo estragos, limitando la capacidad de trabajo y destruyendo familias enteras. En las clases medias y altas se adelanta la edad de comienzo de consumo de alcohol y se abren las puertas al consumo de otras drogas a adolescentes de cada vez más corta edad. Unos y otros reciben la oferta antes de lograr fortalecer su capacidad de elección.

   Números que interpelan   
Veamos los números. Según una encuesta del Sedronar, en 2017 hay 2.299.598 nuevos consumidores de alcohol, de los cuales 319.994 son preadolescentes y adolescentes. El 50% de los adolescentes encuestados habían probado el alcohol durante el último mes.

En los últimos 10 años se duplicó el porcentaje de niños y adolescentes que considera que no es riesgoso fumar marihuana alguna vez. Niños y adolescentes sienten curiosidad por probarla y no tienen dificultades para conseguirla.

un trabajo en equipo

Lic. Lucía Sáenz Briones

   Sinergizamos   
Para avanzar sobre la prevención, es necesario aunar esfuerzos y acciones en todos los niveles: nacional, municipal, familiar, institucional (colegios, centros de salud, hospitales, cárceles) e involucrar a los jóvenes.

Desde Sembrar Valores, queremos dar visibilidad al programa “Comunidad Preventora” y ayudar en esto de educar y concientizar a los chicos sobre la importancia de ser dueños de sus actos, de no ceder a la tentación de caer en el uso y abuso de las diferentes sustancias. Contribuimos así a fortalecer en los chicos el deseo de evitar esas “muletas”, de disfrutar de la diversión sana y generar endorfinas a través del deporte o del arte.

   Inspiradores y protagonistas   
Los adolescentes son los mismos adolescentes de siempre, tienen ganas y energía para cambiar el mundo. La propuesta invita a que los adultos seamos promotores e inspiradores del cambio y los adolescentes, los protagonistas. Podemos ayudarlos a manejar su propia vida, darles la fuerza, la orientación y la posibilidad.

“Solo” se necesita una masa crítica de adultos decididos y un número de adolescentes fuertes que trabajen juntos.

En esto podemos ayudarlos, transmitiéndoles y acompañándolos con la convicción de que se puede disfrutar de la vida de otra manera diferente de lo que la sociedad muestra, que el alcohol no es necesario. Nadie dice que sea fácil pero, entre las miles de familias que nos siguen hace tantos años, sabemos que existen padres capaces de sinergizar con el ejemplo y acompañar a los adolescentes.

   Muchos flancos   
El consumo de alcohol es multicausal, por lo que la prevención necesita abordarse de diversos flancos. Un poquito desde cada lado.

Si el chico o la chica tiene la certeza de que no necesita consumir para salir y divertirse con los amigos, y se planta con esa idea a contracorriente de la mayoría.

Si el adulto no pretende simplemente poner el pie encima del chico y prohibir el consumo, sino que es capaz de mostrar el verdadero disfrute de la vida.

Si el Estado combate el narcotráfico, actúa para que no sea tan fácil conseguir droga, vela para que se cumplan las leyes respecto de la venta de alcohol a menores y efectiviza los controles de alcoholemia a los conductores.

Si desde el colegio se trabaja por la formación de chicos fuertes y seguros de sí mismos, con conocimientos sobre las consecuencias que producen las sustancias y con la certeza de que no es necesario su consumo para pasarla bien.

Si las familias se animan a cambiar ciertas costumbres como “las previas o preboliches” que se hacen en las casas donde los chicos consumen de manera fácil y más económica.

Si los padres toman conciencia de la gravedad del problema y resuelven hacer “algo” al respecto.

Los chicos, los protagonistas, necesitan de los adultos como inspiradores y promotores coherentes.

Todo ayuda a tomar conciencia.

 

“La familia y la escuela son los dos ámbitos que deben asumir una decidida actitud preventiva frente a las adicciones, sea de conductas (ciberadicciones, consumismo, comida chatarra), como de sustancias (desde el alcohol a las drogas sintéticas). La escuela se basa en tres tipos de contenidos como preventora: el cuidado de la propia salud (física, psíquica y espiritual) del alumno; la formación de su personalidad autónoma, resiliente y asertiva, con una capacidad proyectual que le dé sentido pleno a los actos de su vida y, por fin, una información seria de los graves efectos y riesgos que supone para su vida el consumo de drogas”

Dr. Pedro Luis Barcia

×

 

Lic. Lucía Sáenz Briones - COORDINADORA DEL ESPECIAL

Lucía es Licenciada en Ciencias Biológicas de la UBA con especialización en Genética, diplomada en Psicología de la Drogadependencia y formada en adicciones en cursos dictados por el CONICET, CEMIC y FLENI. Realizó el profesorado de Biología de Enseñanza Media y Universitaria (UBA) y una especialización en neuroliderazgo en la Universidad de Barcelona. Trabajó en investigación en las universidades de Heinrich-Heine-Universitat-Düsseldorf (Alemania), de Tor Vergata (Roma, Italia), de Cantabria (España) y en la UBA. Actualmente está embarcada en el proyecto “Familias Fuertes” a cargo de la ONU y el Gobierno de la Ciudad.
Su programa “Socios en el Cambio” trabaja desde hace más de 10 años con familias y escuelas en la prevención (www.sociosenelcambio.com). Hace un año, junto con un grupo de padres preocupados y con la decisión de intervenir formaron la Asociación civil “Comunidad Preventora” (www.cpreventora.org). El objetivo de la misma es generar una comunidad que se anime a trabajar en un cambio de paradigma con respecto al consumo de sustancias adictivas y el disfrute de la vida, a través de la promoción del desarrollo del liderazgo personal como propuesta de prevención. La ONG fue seleccionada en el concurso Argentina Previene de SEDRONAR, para realizar en 2018 un proyecto conjunto sobre “La prevención a través del deporte”.

×

 

Especial Prevención de adicciones. - No te pierdas los próximos temas…

Abril: Líderes Preventores ¿Por qué y para qué?
El objetivo es generar Jóvenes Líderes, crear un grupo de pares que se sienta seguro de no necesitar sustancias externas y quiera no sólo sostener esa postura, sino también impulsarla y multiplicarla para llegar a un cambio de paradigma. ¿Qué papel tiene el adulto y qué papel tiene el adolescente?

Junio: Inspirándonos en programas que funcionan
La experiencia de Islandia: bajaron un 50% el consumo de alcohol en adolescentes y un 60% el de marihuana. ¿Cuál es el secreto?

Agosto: La ley, la familia y la escuela
¿Qué dice la ley? ¿Hay consecuencias penales para quien vende a un menor?, y ¿para el padre que permite poner alcohol en su casa? ¿Hasta qué punto la familia puede proteger? ¿Qué se puede hacer en la escuela?

Octubre: El deporte previene ¿Mito o realidad?
Todo lo que el adolescente dice buscar en el consumo de alcohol, puede lograrse a través del deporte. Pero, ¿qué pasa en los clubes deportivos?

Diciembre: De las adicciones se sale
¿Cómo? ¿Quiénes trabajan en esto?

Compartí con nosotros tus dudas, aportanos tu experiencia y conocimientos sobre el tema.

×
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.