UN HOMBRE DE RUGBY

[Sebastián Perasso]

 

Sebastián Perasso es un profesor del rugby, un “máster”, en otras palabras: hombre de rugby. Esta charla enriquece al deporte, a la familia y al impacto social.

 

Lucía Argibay Molina | Orientadora Familiar | luciaargibay@gmail.com | @Luciaargibay

 

L legó al SIC de manos de su padre, el Gringo, quien le transmitió el amor por el juego y por todo lo que rodea al deporte de la ovalada.

En una tribuna de la cancha más importante de este club de  Boulogne nos encontramos con Cheba, como lo conocen en el SIC, para que nos cuente todo lo que fue descubriendo estos años.

SV| ¿Cómo fue tu comienzo en el rugby?
SP| Tengo que reconocer que al principio no me gustaba mucho jugar. Venía porque me encantaba todo lo que lo enmarca: el tercer tiempo, los amigos y la vida de club. Así, de a poco me fui enamorando del rugby desde adentro y jugué hasta los 33 años.

SV| ¿Cuáles son las virtudes que tiene que encarnar un buen entrenador para lograr que los chicos se “enamoren” del rugby?
SP| Por suerte yo tuve grandes entrenadores y educadores. El Veco Villegas, por ejemplo, tenía una gran virtud: saber  escuchar. Él me escuchaba muy entusiasmado todo lo que yo tenía para contarle. Me alentó a leer y a estudiar: a estudiar el rugby para convertirme en un hombre de rugby.

SV| ¿Cómo es eso de estudiar un deporte?
SP| Si en un club desarrollás hombres de rugby, podés contar con buenos dirigentes, buenos entrenadores y además buenos jugadores.

Veco Villegas tenía también la virtud de la empatía, sabía ponerse en el lugar del otro y cuándo era el momento adecuado para hacer una crítica o un elogio a un jugador. Saber cómo actuar en los diferentes momentos que se presentan en el deporte es una virtud.

El Veco era un entrenador con valores. El rugby es una escuela de valores.

SV| ¿Cuáles creés que son los valores que enseña el rugby?
SP| En primer lugar una enorme generosidad y vocación de servicio, sabiendo que los jugadores son la parte más importante del engranaje del juego. Humildad entendiendo que la vida es un continuo aprendizaje, que siempre tenemos que estar aprendiendo y el día que creemos que sabemos todo, cuidado, lo más probable es que estemos fracasando. Mi viejo es un ejemplo, hace 50 años que está en el mundo de rugby y sigue atento y curioso a toda la evolución del deporte.

El rugby te enseña para la vida. ¿Sabías que es el deporte globalizado que tiene más jugadores por equipo? Por más bueno que seas, por más talento que tengas, si no dejás de lado los egoísmos personales, que todos tenemos, es imposible conseguir objetivos deportivos.

El rugby enseña a trabajar en equipo, enseña que nada se consigue en soledad. Esta enseñanza se puede trasladar al estudio y al trabajo.

 

Tengo que reconocer
que al principio no
me gustaba mucho
jugar. Venía porque me
encantaba todo lo que
lo enmarca: el tercer
tiempo, los amigos

El rugby es un juego que además presenta una enorme  adversidad, lo sabemos todos los que lo hemos jugado. Nada es fácil, te podés encontrar con jugadores más grandes, más fuertes y más rápidos; o con distintos contextos: en nuestro país se entrena con nieve, con lluvia, con granizo, con mucho viento. Si no te esforzás, los resultados no llegan. El rugby te forja el carácter, te da la lección de que todo va a costar pero que, si logramos sobreponernos, tu resiliencia como jugador y persona crece. Esto es clave para la Argentina  de hoy, donde se quiere conseguir todo ya.

Hijo y padre de jugador

“Hay que estar atentos porque a veces la presencia del padre en el grupo de entrenadores genera entusiasmo y compromiso a los hijos que juegan en ese equipo.Y también se puede generar un efecto contrario, una rebeldía. El padre-entrenador tiene que evaluar si su presencia ayuda o no al desenvolvimiento de su hijo. Tenemos claro que las situaciones ideales no existen y en los clubes necesitamos de la colaboración de todos.”

×

 

SV| ¿Cómo se enseña a jugar al rugby?
SP| Hay distintas etapas y cada una tiene sus desafíos  y objetivos.

En el rugby infantil, etapa lúdica, la enseñanza del rugby pasa a un segundo plano. En primer lugar tratamos de generar sentido de pertenencia hacia el club, socializar y fortalecer los vínculos con los otros chicos (del club y los rivales) y tendemos las cuestiones más básicas del juego. En esa etapa, la psicología y motricidad fina todavía están en pleno desarrollo.

A medida que van creciendo, podemos enseñarles tareas que requieren mayor motricidad: patear, pasar la pelota, formar un ruck. Esta etapa termina a los 14 años

 

SI EN EN UN CLUB DESARROLLAS HOMBRES DE RUGBY,
PODES CONTAR CON BUENOS DIRIGENTES, BUENOS
ENTRENADORES Y ADEMAS BUENOS JUGADORES

Y a los 15 empieza el rugby juvenil que ya es competitivo,  aunque siempre en una atmósfera propicia para la enseñanza y el aprendizaje de modo que los jugadores se puedan seguir desarrollando en las distintas destrezas que hacen al juego. Se exige respeto, puntualidad, se valora el sacrificio. Con el lema de: “mejores personas hacen mejores jugadores de rugby”.

SV| Con tu experiencia de viajar por clubes del interior y de otros países, ¿qué necesidades ves en los adolescentes y qué les propone el rugby?
SP| El rugby es una suerte de brújula para varios chicos que están desorientados o que no tienen ningún tipo de objetivos. El rugby los ordena en la vida cotidiana y el primer valor que viven es el respeto, en su sentido más amplio, respetándonos a nosotros mismos, dando lo mejor que tenemos, dando el 100% y para eso hay que estar preparado. Respeto a los demás  (compañeros y rivales) y a las cosas que nos rodean, dejar el vestuario mejor de lo que estaba cuando lo recibimos, terminar el entrenamiento y juntar los elementos de trabajo.

Hace un año, el SIC recibió la visita de los All Blacks, que es el mejor equipo y el más exitoso de todos los que han existido (de rugby o de cualquier otro deporte).

Cuenta con el 80% de victorias en toda su historia y acaban de recibir el premio Princesa de Asturias por su solidariad.  Además de ser grandísimos jugadores, son extraordinarios hombres de rugby porque ellos hacen honor al respeto en forma amplia. Cuando entrenaron acá, juntaron los conos, las bolsas de tackle, limpiaron el vestuario y lo dejaron mejor que antes. Nos dieron una lección muy grande para chicos y grandes. El rugby es el deporte, su reglamento pero también su espíritu, espíritu que no está escrito pero fue transmitido de generación en generación y el desafío es  seguir  transmitiéndolo.  Por ejemplo, saludar al otro equipo  el  concluir el partido no está en el reglamento, pero es tan importante como el juego mismo.

 

Cheba se entusiasma y hace algo de historia:
“El rugby comenzó hace casi dos siglos, en 1823, cuando un joven estudiante de Teología que se llamaba William Webb Ellis, en medio de un partido fútbol, tomó la pelota y ante la mirada atónita de rivales y compañeros llegó hasta la línea de meta y marcó el try. Este acto fue la semilla que originó el deporte en la Public School de Rugby. El director Thomas Arnold creyó que este deporte podría disciplinar a los jóvenes ingleses de esa época poco propensos al cumplimiento de normas. Desde su comienzo, siempre ha tenido su costado formativo y el desafío es conservar estos elementos que lo distinguen de otros deportes. Transmitiendo su reglamento y espíritu podremos orientar la energía hacia la correcta dirección.”

 

Bio

Casado con Mónica Valeria Vila. Tienen dos hijos: Isidro y Faustina.
Formó parte del Plantel Superior del SIC durante 10 temporadas (1992 -2001). Obtuvo el Campeonato Nacional de Clubes en 1993.
Ha sido invitado a dar charlas, conferencias y clínicas de rugby en uniones provinciales, colegios, universidades, en TEDx Resistencia, cárceles y más de 70 clubes del país y el extranjero (Uruguay, Brasil, Paraguay, Chile, Colombia y España, entre otros).
Ha visitado las 24 provincias de la República Argentina brindadando jornadas de coaching.
Encargado de la Comisión ética y valores en URBA (2013-2015).
Encargado del programa de Formación de entrenadores del SIC y del coaching de todos los entrenadores del club (2018).

×
Libros

Nueve libros editados, entre ellos:

Rugby Didáctico (1-6)
Rugby Kids
Veco Villegas, Pasión por el rugby
El interior, Historias de Rugby Con más de 30.000 ejemplares vendidos, es el autor en habla hispana que más libros de rugby ha publicado.

×

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

once − 2 =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.