tengo mucho sueño

“TENGO MUCHO SUEÑO”

 

Lucía Argibay Molina | Orientadora Familiar | luciaargibay@gmail.com | @Luciaargibay

 

M agdalena, maestra de cuarto grado, trabaja en un colegio bilingüe de doble escolaridad.

Camila, una de sus alumnas, se quedó profundamente dormida en clase. Eran las tres de la tarde cuando se dejó vencer por el sueño, acomodó su cabeza entre sus brazos sobre el banco y se quedó “frita”. Una hora más tarde, sonó la campana que anunciaba que el día escolar llegaba a su fin. Cada chico guardaba sus útiles en la mochila y se preparaba para volver a su casa. Todos menos Cami, que ajena a los ruidos y risas de sus compañeros seguía en su mundo de sueños. Magdalena se acercó y con cariño la llamó varias veces por su nombre, sin respuesta. Tuvo que sacudirla un poco para despertarla.

– Cami, es la hora de irnos.IMG_4250

Se acomodó en el banco y con un poco de vergüenza, dijo:

– Es que tengo mucho sueño.

Magdalena se quedó preocupada. Volvía a casa pensando: ¿a qué se debe que esta alumna esté con tanto sueño?, ¿es un síntoma para preocuparse?, ¿les pasará a otros chicos?

 ¿Les pasará a otros chicos?  
Habló con otros colegas, que le comentaron sobre niños que asisten al jardín de infantes en pijama, con el delantal en la mano y sin desayunar. Adolescentes que se duermen toda la mañana en la clase bajo la mirada burlona de sus pares que aprovechan para hacerles bromas de todo tipo: “Profesor, ¿se puede dormir en clase?”, marcando al infractor y causando la risa del resto.

Cuando Magdalena me contó esto, googleé “sleep disorders” (trastornos del sueño) y me encontré con más de ¡dos millones! de documentos académicos en inglés y 84.000 resultados en español. Esto evidencia la relevancia y preocupación que existe por el tema del buen dormir.

 Motivos para seguir despiertos  
Veamos algunas de las “razones” para no ir a la cama, por ejemplo, porque no se generó el hábito de sueño desde chiquitos; la falta de límites claros y concretos para la organización de la vida de la intimidad familiar.

También es muy frecuente la presencia de la televisión, el celular y otras pantallas en el cuarto y hasta en la cama sin ninguna restricción de horarios. Y los propios padres y hermanos mayores dan un ejemplo incoherente entre lo que les piden a los más chicos y lo que hacen.

En algunas casas, cuando llega el papá o un hermano mayor, comienzan los juegos excitantes, justo antes de irse a dormir, y los chicos quedan con más ganas de saltar y correr que de bajar revoluciones, relajarse y descansar, que sería lo más adecuado para ese momento del día.

Otra característica es dejar todo para último momento, repasar un examen, entregar un trabajo práctico, etc.

 Temas de intimidad  
¿Podemos abordar este tema desde el colegio si es un tema de la intimidad familiar?

tengo mucho sueño 1Los padres tienen derecho, como primeros educadores, a conocer lo que le pasa a su hijo en la escuela. La falta de descanso tiene un impacto directo en el aprendizaje y rendimiento escolar. La profesora Sequeida y las enfermeras Masalán y Ortiz de la Universidad Católica de Chile aseguran que “la persona que presenta algún trastorno del sueño sufre un cierto tipo de invalidez, que lo induce a disminuir su productividad intelectual, con las consecuencias posibles en términos de la manifestación de un rendimiento escolar precario y el síndrome de déficit de atención e hiperactividad, además de modificaciones sustantivas en su relación social, expresando irritabilidad, cambios bruscos de humor y mayor vulnerabilidad hacia la adopción de conductas adictivas. Por tanto, la inadecuada calidad del sueño se asocia con mala salud, confusa condición física y numerosos síntomas  psicosomáticos. Todo indica que el mal dormir trae aparejado estrés y un estilo de vida poco saludable.”

 Cambio de hábitos  
No es sencillo cambiar de hábitos, pero ¿cómo ayudar a las familias a lograr una mejor organización, sin que se sientan culpables o señaladas y a que descubran la importancia del descanso? La conversación, de parte de la institución escolar, irá más por el lado de las preguntas que por hacer afirmaciones: ¿Cómo la ven a Camila?, ¿cuál les parece un horario lógico para que se duerma?, ¿tiene una rutina antes de acostarse?

Cada familia es un mundo, merece todo el respeto y tiene el derecho a ser comprendida. A los maestros les toca tener claro que el foco de su tarea es el aprendizaje y rendimiento escolar de los alumnos. El trabajo colaborativo entre familia y colegio permitirá identificar las causas del cansancio para que en la familia puedan abordarse hábitos más saludables

 

ooo000ooo

 

tengo mucho sueñoSeitún, M. (2013), Criar hijos confiados, motivados y
seguros, Buenos Aires: Grijalbo
Masalán, P, Sequida, J. & Ortiz, Sueño en escolares
y adolescentes, su importancia y promoción a través
de programas educativos, http://www.scielo.cl/pdf/rcp/v84n5/art12.pdf

 

 

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.