Somos el Tsunami celeste

Secundarios … Universitarios … Jóvenes
Vos también podes estar

 

Me llamo Lucía (Luli),

tengo 19 años y estudio trabajo social en USAL. Formo parte del grupo Derecho Al Futuro, que pretende promover la militancia juvenil en tema aborto. 

El grupo arrancó hace como cinco años pero, como hay que tener 18, que yo me sumé el año pasado.

 

Soy Juan Pedro,

tengo 19 años, estudio Administración. Los jóvenes estudiantes sabemos que el futuro de nuestro querido país está en nuestras manos y asumimos nuestra parte de responsabilidad. Aceptamos el desafío, nos formamos para poder construir la Argentina con la que soñamos.

 

  ⇒  ⇒  Luli   ⇐  ⇐ 

 

Jóvenes DAF (Derecho Al Futuro)

Hacemos distintas actividades; por ejemplo, un domingo a la noche nos ponemos de acuerdo y salimos a hacer pegatinas. En los colectivos, trenes, subtes a los que subimos repartimos folletos y le hablamos a la gente.

Cada vez lo que se nos va ocurriendo. Hicimos muchas plazas celestes pero queremos hacer muchas más y en todo el país. Llevamos pintura celeste y carteles, convocamos a las familias para que se sumen, hablamos pero también hacemos mucho ruido. Fuimos a Palermo, Devoto, San Miguel, Flores y a algunas localidades del interior del país, todos con la misma idea. Nos convocamos entre amigos, uno le avisa al otro y muchos se enteran a través de las redes y contactos.

Casi todas estas ideas empezaron a salir cuando se dio luz verde al debate sobre el aborto en el Congreso. Nosotros pensamos que la vida no se debate, que la vida se defiende.

×

 

 

  ⇒  ⇒  Juanpe  ⇐  ⇐ 

 

Derechos

Hoy se habla de “ampliación de derechos” mientras, paradójicamente, se pone en tela de juicio el primero y más importante de todos: nacer.

Estamos comprometidos en la defensa de la vida desde la concepción. El derecho a la vida es personal y nadie tiene la potestad para decidir por sobre la del otro. No se trata ni de ideología ni de religión, se trata de humanidad.

×

 

⇒  ⇒  Luli   ⇐  ⇐ 

13 de junio 2018

Fue un día decisivo, ahí nos levantamos
todos, arrancamos con Secundarios por la
vida, UBA por la vida, jóvenes por la vida…
Esa noche pensábamos que no se iba a
aprobar el proyecto de ley de la campaña
-así lo llaman-, quedábamos muy pocos en
la plaza cuando se concretó la traición de la
compra de diputados. Para mí fue muy fuerte
ver a los chicos sentados en el cordón de la
vereda agarrándose la cabeza. Había gritos
de tristeza, no de bronca, algunos lloraban.
Tenemos que hacer algo. Silencio de petardos.
A la semana ya estábamos en el obelisco,
nos encontramos muchos jóvenes que ni nos
conocíamos que llegábamos de distintos
lugares con la misma consigna. Desde ahí,
cada semana tuvimos una actividad distinta.
Nos pasamos los mensajes por las redes.

 

  Ξ  8 A  Ξ 

Estuvimos en la Plaza desde el 7 por la
noche, acomodando puestos y recibiendo
gente. Vino la votación, seguimos los votos
hasta el último. Y hubo una emoción enorme.
Saltos, abrazos y de nuevo el llanto pero, esta
vez, de alegría.
Éramos conscientes de que estábamos
haciendo historia, vivimos un momento
histórico.

 

〈  〈  2019  〉  〉

Parece que este año, por las elecciones, no se va a dar un nuevo debate, así que queremos aprovecharlo para formarnos, porque hay preguntas para las que nos faltan respuestas.

Hacemos charlas abiertas de impacto. Una chica embarazada por violación, es tan duro que no me puedo imaginar qué haría yo en esa situación. Conocí a muchas chicas en un hogar al que voy. Son “niñas” que tienen a sus hijos y las ves felices. Entonces, ¿qué hacer, qué necesita esa chica? acompañarla en todo y perseguir al violador, encontrarlo y llevarlo a la justicia

 

Nosotros pensamos
que la vida no se debate,

que la vida se defiende.

 

 

 

 

23 de marzo 2019

Ana Belén Mármora

 

nos dio una arenga:

“¡Este año, a no aflojar! ¡No estamos solos!”
Es apasionante; cada vez más jóvenes y todos más unidos. Por ahí escuchás a alguien que no tiene con quién ir y le decís “vamos juntos”. Somos así, amigos de marcha, amigos pro vida.

Nos fuimos desde allí a Plaza Italia, llegamos haciendo ruido, nos miraban.

Somos muchos. Crece el entusiasmo.

 

Juanpe

Fue impresionante conocer que fuimos más de dos millones de personas en la calle que salimos a defender las dos vidas.

Los jóvenes nos juntamos en plaza Las Heras desde las 12, hicimos carteles, pañuelos, practicamos los cantos.
Ahí llegó también la murga.

 

  ⇒  ⇒  Luli   ⇐  ⇐ 

Voy a la Facultad con mi pañuelo celeste, aunque la mayoría lleva el verde. Entre nosotras hay respeto y yo les cuento las cosas que hacemos con Defensores de Mamás o lo que veo en el hogar de madres al que voy a veces. Con una amiga que no llevaba pañuelo siempre conversamos. Ella conocía mi postura, hasta que un día me dio una alegría enorme cuando me dijo: “Luli, quiero un pañuelo celeste”.

 

  ⇒  ⇒  Juanpe  ⇐  ⇐ 

Somos 60 voluntarios en Buenos Aires y de casi todas las provincias. Llegamos a más de veinticinco mil jóvenes en Instagram y a nueve mil en Twitter.

 

Tenemos tantos proyectos que nos organizamos en comisiones.

⇔  En Acción Social fuimos a la villa 31 y plantamos árboles por cada niño nacido en el barrio en el último año.
⇔  La comisión de Política hace el “Lobby Celeste”, seguimiento para estar informados.
⇔  En Comunicación se crean los contenidos que se difunden en las redes, campañas informativas y convocatorias.
⇔  Y la Comisión Fondos organiza distintos programas de recaudación, como venta de chocolates y vinos, y lleva adelante peñas y festivales a beneficio.

 

×

Somos jóvenes movilizados y revolucionarios.

La “Ola Celeste” se va convirtiendo en Tsunami. No somos una respuesta de resistencia al movimiento abortista sino jóvenes con iniciativas y propuestas propias.

 

Luli y Juanpe

No somos la generación perdida, somos la generación pro vida.

MÁS NOTAS

Comentarios cerrados

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.