SER FELIZ, SE PUEDE (NO ES FÁCIL)

[Marita Carballo]

 

Desde hace décadas, investigadores de distintos puntos del planeta tratan de conocer por qué la gente es o no -personal y socialmente – feliz.

María Amalia Caballero | Dra. en Comunicación Pública | direccion@sembrarvalores.org.ar

 

C uando pensamos en nuestra vida, queremos ser felices, es muy sano acumular recuerdos de momentos felices… cuando pensamos en nuestros hijos, lo que más nos importa es que ellos sean felices… sin embargo parece que la felicidad es algo que se escurre, se escapa por algún lado, como el agua o un puñado de arena entre las manos.

Es que ser feliz se puede pero no es algo fácil, entran muchas variables en juego, por eso nos interesó y compartimos la charla que tuvimos con una estudiosa del tema, Marita Carballo.

Aunque parezca que es adelantar el final, la clave de la felicidad está en la gratificación generada por las relaciones interpersonales. Y, al mismo tiempo, sin que haya contradicción, existe una importante asociación entre la felicidad y la libertad personal, entre cuán libre me siento para tomar decisiones e influir sobre mi vida. Cuando hay más libertad, es frecuente que la persona se sienta más feliz. La relación de ambas variables nos muestra que los vínculos personales de familia y de amistad no llevan a perder la verdadera libertad y juntos generan altos niveles de felicidad en las personas.

Influyen tantas cosas que vale la pena ir por parte.

   Hay razones   
“Nuestro estudio, dice Marita, es una combinación de características cualitativas y cuantitativas. Para conocer a fondo y en concreto por qué, cómo, cuándo alguien se siente feliz… tenemos que lanzar la primera pregunta para responder con una sola palabra”:

¿Qué es para vos la felicidad? familia – amor – salud – hijos – bienestar – alegría, son las palabras que más aparecieron.

Entre los argentinos, el valor de la familia es tan alto que supera a otros países en la cantidad de gente que ayuda de sus padres.

Algo que llama la atención es que la felicidad connota más las emociones y la respuesta puede estar afectada por algo que pasó en el día… El resultado de un examen puede variar la respuesta de un estudiante a esta pregunta.ser feliz se puede

   La felicidad y la edad   
Como es fácil suponer son más felices los más jóvenes; sin embargo, después de los 30/35 se inicia una curva descendente que asciende después de los 65, incluso a niveles superiores que en la juventud.

¿Por qué ese descenso? Es la etapa de las grandes responsabilidades en todos los terrenos, el nivel profesional y económico, la responsabilidad de sacar adelante una familia, un cierto temor al futuro.

Pasada esa edad, nos conformamos con lo que hicimos o con lo que no hicimos y estamos con la capacidad necesaria para ser más felices

ser feliz se puede 4

 

   Salud   
Hay una correlación muy fuerte en cómo me siento de salud y cómo me siento de feliz, entre los que tienen una salud débil el 58% manifiesta que no es feliz
   Dinero   
Si bien se mantiene aquello de que la gente con mejor posición económica tiene mejor percepción con relación a la felicidad, también se nota –en las clases altas y medio altas que, el tener tantas posibilidades a
su alcance genera niveles profundos de decepción porque lo material nunca alcanza, siempre parece que se “debe” tener más. La  llamada búsqueda del deseo se vuelve insaciable y genera grandes  niveles de ansiedad que aumentan a medida que se escala en la posición social.

Aun así, los niveles socioeconómicos altos manifiestan un alto grado de satisfacción que baja en los sectores que tienen menos. En porcentajes, no es feliz:
– Clase baja 19%
– Media 10%
– Alta 8%
   Y amor   
En líneas generales podemos decir que son más felices los que están casados o en pareja que quienes están solos, separados o viudos.

Tenemos algunos respecto de quienes declaran no ser felices:
– Divorciados/ Separados 20%
– Viudos 22%
– Casados 10%

 

AQUELLAS PERSONAS QUE EN SU ENTORNO
INMEDIATO ESTAN BIEN, ESTAN COMUNICADAS CON
SUS FAMILIARES, CON SUS AMIGOS, VIVEN CON MAS
PROBABILIDAD DE SER FELICES.

   La felicidad de los argentinos   
Sorprende que el 78% de los argentinos se manifiesta muy satisfecho,  cuando en las calles, en los medios, se escuchan más quejas que  actitudes positivas. Sin embargo, en la encuesta se detectan -en generalestados psicológico, positivos, están contentos y piensan que las cosas salen bastante bien, incluso están orgullos de lo que hacen…

ser feliz se puede 2Independientemente del problema que tengamos o la alegría que podamos compartir, la gran mayoría encuentra alguien con quien tomarse un cafecito o un mate y conversar.

 

Ahora, si se pregunta cómo se sintieron en los últimos 30 días, si estuvieron estresados o con muchas preocupaciones:
– Preocupados 71%
– Desganados 62%
– Cansados 61%
– Irritables 59%
– Vacíos, tristes 48%
– Tienen problemas para dormir 40%

Estos estados psicológicos son más frecuentes en las mujeres que en los varones, aunque los resultados respecto del grado de felicidad son parejos. Esta percepción de preocupación, de no dormir bien en la mujer, se asocia a que frecuentemente la mujer está atada a más responsabilidades y tareas. Más allá de lo que se refiera al trabajo, ella se hace cargo de responsabilidades del hogar, el cuidado de la casa, la crianza de los hijos. Siente que el tiempo no alcanza y le resulta difícil transitar determinados momentos.

En general, la gente tiende a ser más feliz en el interior que en la capital, en la Ciudad de Buenos Aires se sienten muy felices el 22% de los encuestados, mientras que en el Gran Buenos Aires asciende al 32% y en el interior del país 36%.

La clave de la
felicidad está en la
gratificación generada
por las relaciones
interpersonales.

 

   La felicidad de las naciones   
“Después de leer la Riqueza de las naciones, me quedé con ganas de mostrar que no es sólo la economía lo que mueve el mundo. Quise saber quiénes son felices y por qué, ahí publiqué mi libro: La felicidad de las naciones”, nos cuenta la Dra. Carballo. Con su trabajo, Marita busca incidir en el poder político, que se gobierne para una sociedad feliz ya que esa sociedad tiene muchas demandas y valores que van más allá de la economía.

Qué importa y qué, no. Hay mucho más para analizar y relacionar pero hay una deducción clara y es la correlación entre la infelicidad y el estar solo. La soledad es el problema más serio. Mientras que felicidad y relaciones personales, familiares y de amigos van de la mano. Aquellas personas que en su entorno inmediato están bien, están comunicadas con sus familiares, con sus amigos viven con más probabilidad de ser felices.

ser feliz se puede 5

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

5 × tres =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.