edad de oro 63

Sabias palabras

EDAD DE ORO     –    26 de julio. Día de los Abuelos

 

C omo dice con desdén la abuela, todo está en internet o pregunta: “¿Tengo yo eso en mi Ipad?”  Se le escapa el concepto pero vive en la realidad, la realidad cotidiana, la nuestra, la material y la virtual.

Entonces, como todo está allí, encontramos unas reflexiones del pediatra cordobés Enrique Orschanski y lejos de plagiarlas, nos hicieron pensar.

Resulta que en esta sociedad en la cual lo valioso parece que es ser joven, el abuelazgo -así lo llama y nos divierte- nos pone ante la evidencia del paso del tiempo, entonces, aceptamos la edad y comprendemos que la vejez no es triste y es “esperable”. Desde esa seguridad que dan los años, se comprende que esta nueva etapa supera a las anteriores, afirma el pediatra. Y como si leyera la pregunta que me viene a la mente -¿por qué?-, él responde:

Los nietos significan que es posible la inmortalidad porque en ellos se prolongan los rasgos, los gestos. Y agrega que “extienden” la vida.
Y mirá cómo sigue…

“Los abuelos miran diferente.
Como suelen no ver bien, usan los ojos para otras cosas. Para opinar, por ejemplo. O para recordar.
La mayoría tiene las manos suaves y las mueve con cuidado. Aprendieron que un abrazo enseña más que toda una biblioteca.
Los abuelos tienen el tiempo que se les perdió a los padres. Cuentan historias de cuando ellos eran chicos. Con cada palabra, las raíces se hacen más profundas; la identidad, más probable.
Son incomparables cómplices de secretos.
Consideran, con autoridad, que la memoria es la capacidad de olvidar algunas cosas. Por eso no recuerdan que las mismas gracias de sus nietos las hicieron sus hijos. Pero entonces, no las veían, de tan preocupados que estaban por educarlos. Algunos todavía saben jugar a cosas que no se enchufan.

Son personas expertas en disolver angustias cuando, por una discusión de los padres, el niño siente que el mundo se derrumba. La comida que ellos sirven es la más rica; incluso la comprada. Los abuelos huelen siempre a abuelo. No es por el perfume que usan, ellos son así. ¿O no recordamos su aroma para siempre?
Los chicos que tienen abuelos están mucho más cerca de la felicidad. Los que los tienen lejos, deberían procurarse uno (siempre hay buena gente disponible)”.

Finalmente, y para que sepan los descreídos, los abuelos nunca mueren, sólo se hacen invisibles

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.