¿QUÉ LE PASA A PEDRITO?

conversaciones difíciles

Aliados familia y colegio… La historia de Pedrito nos muestra que juntos superan las  dificultades que puedan surgir en el  aprendizaje.

LUCÍA ARGIBAY MOLINA | ORIENTADORA FAMILIAR | LUCIAARGIBAY@GMAIL.COM

 

L a primera reunión de padres fue en abril. La maestra de cuarto grado, Carola, había recolectado los datos del rendimiento académico de cada uno de sus alumnos lo más objetivamente que pudo, notas numéricas de ejercicios y comentarios de observaciones de conducta y participación en clase. Esta unidad de diagnóstico que se realizó en el primer mes de clase le permitía contar con datos específicos de las fortalezas y necesidades de sus alumnos. Se sentía una maestra muy eficiente para transmitir toda la data con claridad. Los padres se marcharían muy conformes con la reunión y con una idea clara de los objetivos planteados para sus hijos en este nuevo curso.

La familia de Pedrito está preocupada

Pero no todas las familias se fueron tranquilas: los padres de Pedro se fueron preocupados. Pedro mostraba una diferencia importante entre su excelente participación oral y sus bajas notas en las evaluaciones escritas. Tenía además dificultad para leer con fluidez en voz alta. Y eso fue lo que Carola, la maestra, les comentó a los padres.

La madre contestó en seguida:

-Entonces… vos no sabés que Pedro tiene dislexia.

Carola puso cara de sorprendida y se quedó sin palabras. No recordaba el reporte de la psicopedagoga en los días previos al comienzo de clase. ¿Se lo habría comentado y ella se había olvidado por completo? ¿O es que ella no había prestado la atención que estos temas requieren?

Carola puso cara de sorprendida.
No recordaba el reporte
de la psicopedagoga...

La dislexia es una dificultad en el aprendizaje (DA), y Carola era consciente de que ella no contaba con las herramientas ni el entrenamiento necesario para acompañar de manera eficaz el aprendizaje de Pedro. Lo que sí sabía es que para sacar adelante un chico con esas DA se requiere un trabajo en conjunto, familia y colegio, coordinado y colaborativo.

La fuerza de dos

Esta fue la primera de muchas conversaciones que mantuvo con los padres de Pedro para acompañarlo en su escolaridad y lograr mejores resultados académicos con estrategias que lo ayudaran a aprender a pesar de su traba. Por supuesto que para ello se requería un trabajo colaborativo de estas dos instituciones educativas: familia y escuela. Cada una por su lado no lograrían el objetivo.

Dislexia

La dislexia forma parte de un grupo de dificultades llamadas dificultades de aprendizaje. En inglés, Learning Disabilities (LD): son aquellas que se manifiestan en la adquisición y uso de las capacidades de comprensión, habla, lectura, escritura, coordinación viso-motora, razonamiento de cálculos matemáticos y resolución de problemas, etc.

Sus síntomas se conocen como: dislexia, disgrafía, disortografía, discalculia, disfasia, etc. La detección de las dificultades de aprendizaje requiere de un diagnóstico psicopedagógico en el que se vean las fortalezas y debilidades del niño y especialmente se oriente a la escuela en las estrategias necesarias para que el aprendizaje no se vuelva algo caótico para el niño, sino que pueda aprender fluidamente evitando cualquier tipo de estrés.

¿Cómo acompañarlos durante su escolaridad?

Es necesario un trabajo en equipo: los padres, el docente, el pedrito 1psicopedagogo y si es necesario también el psicólogo.

Se requiere un trabajo en conjunto,
familia y colegio.

La comunicación será muy fluida y constante a lo largo del año. Se necesitan conversaciones -aunque algunas sean ríspidas- entre los distintos miembros del equipo para lograr un trabajo coherente y eficaz. Estos coloquios, siempre enfocadas en el niño y su desarrollo integral, ayudan a coordinar esfuerzos, despejar el ambiente de miedos y dudas y bajar las defensas eliminando posibles obstáculos.

Sorteando barreras

La primera conversación es difícil, por supuesto, ya que implica el reconocer y luego aceptar que existe esa problemática concreta o DA del hijo. En algunos casos se necesitan muchas conversaciones, con distintos profesionales para ir aceptando la cuestión y dejar de lado las resistencias.

En un segundo momento, una vez que se ha diagnosticado el problema de aprendizaje, los colegios se muestran inseguros a la hora de intervenir o manifiestan desconocimiento para tratar la dificultad. En este aspecto es fundamental la formación continua de los maestros y el rol educador activo del gabinete psicopedagógico de la institución.

Fotos: Imágenes de la película
“Estrellas en la Tierra

 


I +info: Arias, María Eugenia & Argibay Molina, Lucía. “Conversaciones difíciles entre la familia y el colegio”, Barcelona: Universidad Internacional de Catalunya, 2014. “Won´t back down” (No nos moverán), coproducción Walden Media y FOX, 2012. “Every child is special” (Estrellas en la Tierra), 2007 –

www.taarezameenpar.com

 

ATENCIÓN PAPÁS
Sostengan a su hijo con amor incondicional en su dificultad de aprendizaje.
El hogar será un lugar que brinde seguridad y confianza. • Compartan momentos con este hijo para charlar sobre la jornada escolar y laboral.
Jueguen para divertirse y aprovechen para reforzar así la memoria, atención y vocabulario.
Los juegos reglados favorecen el desarrollo de las operaciones mentales que se hallan a la base de diferentes aprendizajes.
Fomenten en él otras habilidades como la música, el arte y el deporte.
Mantengan una comunicación fluida con los maestros y/o profesores y profesionales, aunque pueda no gustar lo que escuchen.
Asegúrense de elegir un buen profesional y seguir sus recomendaciones.
De forma gradual pueden exigirle la preparación de su cartuchera y mochila.

×

ATENCIÓN MAESTROS
Conozcan a fondo las dificultades de aprendizaje de sus alumnos.
Soliciten ayuda para la adecuada planificación de clases y la evaluación del alumno con DA.
Recuerden que todo niño tiene el derecho de aprender.
No le estamos regalando nada al niño con problemas.
El docente es el que tiene que pedir a los directivos formarse y ser orientado en esta tarea para que el niño no se frustre y siempre tenga ganas de seguir aprendiendo.

×

ATENCIÓN COLEGIO
• Para los padres y para el alumno, el proceso de aceptación de una dificultad de aprendizaje lleva tiempo: comprendan y respeten esos tiempos.
• Sean claros en la expresión de expectativas reales de aprendizaje del alumno.
• Trabajar desde sus fortalezas.
• Denle tiempo para cumplir con las consignas.
• Contribuyan a reforzar su autoimagen y confianza en sí mismo.
• Asegúrense de que el ambiente de aprendizaje sea lo más previsible y ordenado posible.
• Mantengan una comunicación fluida con el gabinete psicológico.

×

MÁS NOTAS

2 Respuestas

Dejar un comentario
  1. Carina
    Abr 27, 2016 - 02:20 PM

    Me gustaría recibir información teórica y práctica de los diferentes tipos de dificultades del aprendizaje, como dislexia, dislalia,discalculia, etc !! Muchas gracias!

    Responder
    • Lucia Argibay Molina
      Abr 28, 2016 - 08:29 AM

      Hola Carina
      Te recomiendo el libro recientemente publicado ¿Hay Lugar Para Mí? Los trastornos específicos del aprendizaje en la escolaridad común. La autora es Ana María Radrizzani Goñi. Editorial: Letra Viva .
      Saludos

      Responder

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

12 + uno =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.