¿QUÉ ESTAMOS DISPUESTOS A RESIGNAR?

[Amigos + 20]

 

Cuatro de los miembros del Dream Team de básquet argentino  inspiraron en el Coloquio de IDEA. Lecciones de deportistas a políticos, a  empresarios, a todos.

 

María Amalia Caballero | Dra. en Comunicación Pública | direccion@sembrarvalores.org.ar

 

S e presentan relajados, sonrientes, en un espacio que podría parecer acartonado. Cena de apertura del Coloquio Anual de IDEA en Mar del Plata. Llegan haciendo su saltito que definen como energético, ese salto con el que daban miedo antes de entrar a la cancha. Hay un guiño entre ellos y la audiencia.

  Generación Dorada 
Juan Ignacio “Pepe” Sánchez, Fabricio “Fabri” Oberto, Luis Scola y Andrés “Chapu” Nocioni se miran, se ríen, coinciden: “Esto es un éxito; que después de 13 años nos vuelvan a convocar y, esta vez, para pensar cómo transformarnos. En el fondo no es más que ‘soñar como lo hicimos nosotros’, conscientes de que juntos podemos hacer grandes cosas”.

que estamos dipuestos a resignar 1Andrés “Chapu” Nocioni recordó: “Nacimos en pueblitos, somos chicos que soñábamos con esto y lo conseguimos trabajando juntos y unidos” y pidió que, como país y como sociedad, se busque dar un paso hacia delante para alcanzar los objetivos. “Pepe” Sánchez mencionó: “Lo nuestro fue autogenerado, no somos hijos de un sistema que nos cobijó, salimos del caos, no venimos de un sistema preparado para una Generación Dorada, pero eso viene de la capacidad y muchas veces nos autolimitamos”.

Los egos eran enormes, reconocieron, pero agregan que surgía una pregunta: “¿Por qué nosotros no? ¿Por qué no poder resignar un poco de acá y otro poco de allá para estar un poco mejor?” Pepe recordó que Estados Unidos estudió y hasta copió el modelo de la Generación Dorada, y comparó ese dato con la situación del país: “De todas las cosas que hemos generado en cuanto a éxito, que nos vengan a copiar es como el principio de una autoestima que nos debemos como sociedad”.

“NACIMOS EN PUEBLITOS, SOMOS CHICOS QUE
SOÑÁBAMOS CON ESTO Y LO CONSEGUIMOS
TRABAJANDO JUNTOS Y UNIDOS” CHAPU

Fabricio Oberto tuvo una experiencia difícil de explicar pero que ilumina el concepto de equipo que viven: “En la final del 2004 yo no jugué; sin embargo, tenía la sensación de haber metido dobles. Eso es sentir el equipo, que uno es parte en todo momento. En el error y en la grandeza”, sostuvo el jugador profesional argentino de básquetbol. “Respeto por la otra persona y solidaridad, eso aprendimos”, aseguró.

  Somos todos 
Esto se volvía cada vez más claro, emocionante y movilizador, cuando “Pepe” Sánchez agregó: “La capacidad de confiar en el otro ciegamente te potencia de tal manera que no hay forma de igualarlo. Dos talentos no igualan a dos talentos confiando ciegamente. Éramos una armada que se mueve en bloque. Independientemente de que hubiera un error, lo tolerábamos porque no había una intención individualista en eso”.

Manu hizo un Skype y se hizo presente ahí, con sus compañeros. El jugador profesional argentino de básquetbol del San Antonio Spurs, Emanuel Ginóbili, dejó una pregunta a los 900 empresarios presentes en la cena: “¿Qué estamos dispuestos a sacrificar?”

que estamos dipuestos a resignar 2 que estamos dipuestos a resignar 3 que estamos dipuestos a resignar 7 que estamos dipuestos a resignar 4

  Somos los favoritos 
“Hicimos algo grande que trasciende el deporte -agrega Chapu-: acá no se habla de básquet, hemos creado un grupo que nació de muy joven trabajando, comprometidos, sabiendo muy bien lo que queríamos, permitiéndonos soñar y transmitir pasión al equipo. Creamos un vínculo, un ámbito de trabajo. Es un espacio creado consciente o inconscientemente que nos permite cumplir un sueño. Juntos tumbamos mitos, equipos… creamos a través del vínculo y del compromiso. Era contra Estados Unidos -recuerda- y entramos con una sola convicción: hay que ganar el partido. Somos los favoritos, nos repetíamos.”


“LA CAPACIDAD DE CONFIAR EN EL OTRO 

CIEGAMENTE TE POTENCIA DE TAL MANERA QUE
“NO HAY FORMA DE IGUALARLO” PEPE

  Qué es el éxito 
“En un país donde la vara del éxito es tan confusa -sigue Fabri- la gente no tiene noción de todo lo que insume, de todo lo que nos costó y todo lo que vivimos. Parece que ayer estábamos tomando mate en la pieza preparándonos para el partido. Pasan 13 años y el día que ves la medalla te mueve un montón de cosas. Estados Unidos y Argentina son los únicos países que tienen la medalla, porque la Unión Soviética y Yugoslavia no existen más. Sabemos lo que costó, no genera derechos, es una responsabilidad de dar más, una tensión”, dice Chapu.

que estamos dipuestos a resignar   Los egos   
Para Luis Scola, “todos los jugadores son protagonistas a la hora de competir. Nosotros tuvimos que aceptar distintos roles, llegábamos de equipos diferentes y nos tocaba hacer la adaptación a cada rol, cada uno era importante y sin él no hubiéramos ganado. Cada uno estaba preparado, concientizado y eso nos dio el plus que necesitábamos. Había egos muy grandes, no se puede ser atleta de alto rendimiento sin tenerlo, todos lo tenemos. Cada uno llega con su autoestima para ser deportista a nivel de élite; eso se necesita”.

A Luis le apasiona hablar de todo esto. “Pasión por deconstruir lo que vivíamos. ¿Qué hacíamos con ese ego? Resignarlo en parte, porque sabíamos que solos no podíamos llegar. Eso es ser inteligente, había amistad, compañerismo. Es difícil de explicar, se siente en la piel. Había que resignar y eso cuesta… sacar lo mejor en el momento correcto”.

“Los egos eran gigantes -sigue-, no había magia, no somos personas extraordinarias, vamos a resignar un poco. Sólo soñábamos algo que era impensable conseguir y que se logró. Mejorar, querer comerse el mundo con el de al lado, pensar qué es mejor para todos, con respeto y aprecio grande por el otro. No es la frase cliché ‘comerse la cancha’; siempre fue así”.

que estamos dipuestos a resignar 6   Mucho más que básquet   
Fabri continúa: “Es también un equipo inquieto fuera de la cancha; nos interesan cosas diferentes, somos gente que habla en una mesa y no es todo básquet. Están nuestros estudios, nuestras lecturas, los hijos, las cosas de cada uno. Ese es el crecimiento, poder compartir ese momento. En 15 minutos hicimos el update. Charlamos sobre ser solidarios, palabra manoseada, que es dejar un rato mis responsabilidades para ayudar a que todos estemos felices”.

 

 

que estamos dipuestos a resignar 5    Cómo se hace en el país     

“Es proponérselo -dice Fabri-. En un momento nos dimos cuenta de que podíamos autoexigirnos más. Un día nos dijimos ‘rompamos los límites, demos un paso adelante’. Y creo que como sociedad, lo tenemos que hacer.”

Luis Scola coincidió: “Parece imposible hasta que está hecho”. Pepe sumó: “Si queremos construir, la pregunta es qué estamos dispuestos a resignar”. Y remató Nocioni: “Nosotros nos dimos cuenta de que podíamos más, que el límite de una persona es mucho más alto de lo que uno cree”.

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

dos × cuatro =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.