Protagonistas de su desarrollo – Eseñame a Pescar

Cuando Silvia se hizo cargo de Pescar, se dijo: esto hay que hacerlo en serio. Hoy se ven los frutos y también que hay tanto para hacer. La tecnología se adelantó a la cuarentena.

Entrevistó Dra. María Amalia Caballero. Dra. en Comunicación Pública. direccion@sembrarvalores.org.ar

Silvia presidió durante años Fundación Conciencia, es alguien que podría contar mucho de lo que hizo por nuestro país y nuestra democracia. Ahora está abocada a la generación y desarrollo de capacidades en jóvenes de barrios vulnerables. La idea es que conozcan su valía y puedan acceder a un trabajo que cambie la situación de pobreza en la que viven.

Fundación PESCAR

SV: Nos gustaría que nos contaras un poco, el quiénes, el cuándo, el por qué de esta Fundación.

Silvia Uranga: En realidad nace en Porto Alegre hace 45 años de la mano de Geraldo Linck un empresario que abrió sus puertas para capacitar a quienes vivían alrededor de la empresa. Los vecinos “aburridos” tiraban piedras contra su obra. En lugar de indignarse pensó en educar a esta gente que lo apedreaba porque si lo hacían era por ignorancia y por estar todo el día sin hacer nada.

Inspirado en el antiguo proverbio oriental: «Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enseñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida», su misión fue crear talleres de empleabilidad de su rubro, la gente necesitaba mitad formación personal, humana y mitad capacitación para el trabajo y competencias específicas. Yo lo defino como alguien que vio, hizo y organizó.

¿Cómo llegás vos a esta fundación?

SU: Edgardo Palmero conoció este emprendimiento y quiso un Pescar para Argentina. Destacó la necesidad de compartir este desafío con mujeres y hombres de empresa porque se necesita de su compromiso para contar con información concreta, desde los procesos de selección de personal hasta las proyecciones de demanda.

Que los chicos de último año del colegio incorporen que su trabajo es su futuro y que para eso se tienen que preparar.

Lo nuestro es que los chicos de último año del colegio incorporen que su trabajo es su futuro y que para eso se tienen que preparar.

¿Capacitan para el sector público y el privado?

SU: Trabajamos en 10 provincias, contribuimos para mejorar la inserción laboral, hacemos tutorías, capacitación en instituciones, inclusión social.

Desde el año pasado somos parte del Bono de Impacto Social. En esta experiencia somos líderes, sumamos muchas organizaciones y llegamos a distintos puntos del país. Incluso quienes ya tenían un centro Pescar abrían otro. Se nota la gran necesidad que hay y la experiencia tan positiva que resulta para la participante y los empleadores públicos o privados.

¿Trabajan directamente con los chicos?

SU: Tenemos un sistema en el cual se anotan libremente y después algunos son elegidos. Ya el anotarse es un paso para superarse, es un ejercicio de libertad y de responsabilidad. Por eso nos importa tanto llegar directamente a los jóvenes.

Después cada uno asume la responsabilidad de no faltar y va comprobando cómo y cuánto desarrolla sus habilidades. Más allá de la participación en las capacitaciones, durante dos años seguimos conectados y eso ya hace más sustentable su aporte a la sociedad.

Esa libertad personal tiene un acompañamiento en la búsqueda de resultados. Los “egresados” son quienes buscan nuevos candidatos para participar. Y, muchas veces, las organizaciones, que prestan sus espacios o están comprometidos con la formación, al ver los resultados, los contratan.

Vemos que Argentina tiene chicos, madres y padres maravillosos, hay una gran esperanza con tanta gente que quiere progresar.

Vemos cada día que Argentina tiene chicos maravillosos, madres y padres maravillosos, hay una gran esperanza con tanta gente que quiere progresar.

Me imagino que esta situación de cuarentena habrá significado un nuevo y mayor desafío. ¿Cómo pudieron encararlo?

Nosotros tenemos bastante desarrollada el aula virtual y algunas empresas de tecnología nos ayudan especialmente en esta situación para no aflojar con nada. La verdad es que ha sido una nueva oportunidad de crecimiento y de llegar a lugares inesperados como Tartagal.

La familia con quien comparte su vida, resulta también clave en la capacitación del participante.

En este contexto virtual se pone de relieve la importancia a la familia, es clave en la capacitación del participante. Nuestro programa prevé reunión con los padres de los alumnos al comienzo y cierre del ciclo.

Participantes en sus palabras

Keila Rojas (21)

Keila vive en Flores y tuvo la oportunidad de participar del programa de Pescar cuando estaba terminando el colegio. Hoy trabaja en atención a clientes de la carpeta oficial de alta gama Platinun del Banco Santander. Al principio tenía varios días presenciales hoy, naturalmente, es 100% on line. La empresa nos puso todas las comodidades para esta modalidad de trabajo desde casa.

Estaba terminando el colegio y su proyecto consistía en conseguir un trabajo que le permitiera mantenerse y estudiar. Ahora estudia Administración en la UBA.

Al preguntarle cuál fue el aporte más significativo que encontró en Pescar sintetiza:

  • Formación, conocimiento personal.
  • Capacitación, cómo hacer un cv, cómo hacer las entrevistas, oratoria.
  • Las distintas posibilidades de búsquedas de trabajo, nos hacen más proactivos.
  • Orientación y ayuda continua por parte de los tutores.
  • Sugerencias de posibilidades de cursos virtuales gratuitos.
  • Empleados del banco nos hicieron más fácil entrar en la realidad del mundo laboral.
  • Entusiasmo sueños, energía.

En las entrevistas que tuvimos estábamos algunos de Pescar con chicos que llegaban directamente del colegio o de la Facultad y se notaba mucho la diferencia.

Florencia Schipani (21)

Estudia Ciencias Políticas en la UBA. Y desde los 16 años empezó a trabajar en un Mcdonalds. Por eso no pudo tomar el Programa de Pescar pero, el año pasado cuando se hizo un recorte de personal vio la posibilidad de acceder al BIS (Bono de Impacto Socia) que es el resultado de una alianza Estado, Empresa y Sociedad Civil.

Estoy en la sede de Pampa Energy donde nos capacitan en todo lo relacionado con el mundo informático mientras que en pescar nos facilitan el desarrollo de las habilidades blandas.

Conocía Pescar porque una compañera del secundario hizo el programa en Accenture y enseguida entró a trabajar allí donde tiene un trabajo en blanco en una empresa multinacional.

El secundario lo hice en Colegio Sarmiento, nunca me llevé materias. Ahora estudio Ciencias Políticas porque siempre me gustó la política, no la partidaria sino las relaciones de poder. Me interesa entender los procesos, cómo se maneja el sistema público, me inclino más por la parte legislativa

Para mí PESCAR:

Empezamos en marzo y en pocas semanas se acabaron los encuentros presenciales sin embargo, puedo destacar que:

  • Me modificó la forma de encarar un búsqueda laboral (lo necesito)
  • Me cambió en la manera de relacionarme con el otro.
  • La formación técnica abre un abanico de posibilidades.
  • El desarrollo de habilidades blandas.
  • El acompañamiento en cuestiones personales.

Natalia Aguado (22)

Está en cuarto año de diseño gráfico y arrancó pescar con el 100% virtual de lunes a jueves. Puede estudiar con una beca progresar del Estado, así que aprovechó para hacer más materias cada año porque al no trabajar podía enfocarse en el estudio.

Estudió en el comercial 32, vive en Liniers.

Pescar me ayuda:

  • mantener rutina.
  • Hacemos minuta de semanal para cada día.
  • Conocimientos de las plataformas.
  • Llamadas de Pampa energía.
  • Orientación psicológica.
  • Desarrollo de habilidades bandas.

Piensa que está en uno el no quedarse. Por ejemplo, tenés oportunidad de crecer en programación, aprender o mejorar el inglés. Además pone al servicio de sus compañeros sus habilidades de diseño para que puedan mejorar los diseños de sus curriculum.

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

once − siete =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.