por que y para que

¿POR QUÉ Y PARA QUÉ?

[Jóvenes Líderes Preventores]

 

Los adolescentes son los verdaderos protagonistas en la búsqueda de una sociedad en la que ningún joven necesite sustancias externas para disfrutar la vida

 

Lic. Lucía Sáenz Briones | sociosenelcambio@gmail.com

 

P ara abordar la complicada problemática del uso de sustancias psicoactivas naturalizada hoy entre nuestros jóvenes, es imprescindible que sean los propios adolescentes los que piensen, diseñen y lideren el camino a seguir.

Definitivamente son ellos quienes conocen sus necesidades mejor que nadie. La innovación inclusiva propone involucrar a los beneficiarios en el proceso de innovación. Con nuestros jóvenes en el centro del programa de prevención, generamos espacios de intercambio con otros posibles actores que tengan recursos para participar en la resolución del problema.

Generar jóvenes líderes preventores es crear un grupo de pares que se sienta seguro de no querer depender de sustancias externas para divertirse, para atravesar situaciones de estrés, para pertenecer a un grupo y para sentirse seguro. Y que quiera, a su vez, no sólo sostener esa postura, sino también impulsarla y multiplicarla en pos de un cambio de paradigma.

   ¿Por qué jóvenes?   
Partimos de la premisa de que los jóvenes tienen ideas y soluciones. Su contribución y aportes pueden enriquecer profundamente nuestro trabajo con ellos mismos y otros adolescentes. La educación impartida por jóvenes a otros jóvenes se basa en la credibilidad que tienen entre ellos.

Distintos estudios confirman que, si las personas perciben que el mensajero es similar a ellos, tienen más probabilidad de lograr un cambio de actitud y comportamiento. La prevención entre pares da resultado porque los preventores se identifican con sus pares, se comunican más fácilmente y comprenden su accionar. Los integrantes de un mismo grupo crean un entorno más propicio para plantear preguntas y fomentar el debate.

En el período de la adolescencia los jóvenes luchan por establecer sus identidades y responder a preguntas como: ¿quién soy? ¿cual es mi función en la sociedad? ¿qué quiero hacer de mi vida? No es fácil encontrar respuestas a estas preguntas y esto toma tiempo. Si bien el propio hecho de ser joven constituye un factor de riesgo, el pertenecer al grupo de preventores es una protección en sí misma. Según el análisis realizado por la ONU de los programas de prevención del uso indebido de drogas con participación de jóvenes, dicha participación proporciona a los adolescentes un sentido de propósito y dirección. Afirman que la “euforia” que logran luchando por el derecho a ser oídos y a influir en la forma en que vive la sociedad en la que están inmersos, elimina la “necesidad” de euforias artificiales. Por otra parte, los jóvenes aportan energía, creatividad, no están atados al pasado, tienen menos problemas con los errores y se animan más a la búsqueda de soluciones innovadoras.

   ¿Por qué líderes?   
El líder por definición es motivador y, sobre todo, pensamos en un sembrador de valores positivos dentro de la sociedad. Eso es lo que necesitamos, adolescentes que se animen a realizar su aporte acompañando, desde su lugar, la búsqueda de una transformación social. ¿Cómo? Potenciando las habilidades individuales y colectivas de otros adolescentes hacia el camino del verdadero disfrute de la vida. Se busca especialmente estimular el desarrollo del liderazgo personal de cada joven durante su formación como guía y motivador en el trabajo preventor con sus pares. Este construir juntos dejará menos espacio a las drogas y reducirá así la demanda de sustancias psicoactivas por parte de los adolescentes.

   Líderes preventores en acción   
Quisiéramos explicar cómo se aplica la prevención con jóvenes líderes desde la ONG Comunidad Preventora. La propuesta de participación llega a los chicos una vez que han recibido información científica que los ayude a definir una postura, han desarrollado estrategias que facilitan la prevención y han reflexionado sobre las causas del consumo y la naturalización. Se convoca entonces a aquellos interesados en formarse como líderes preventores.

Los estudiantes que deciden ser parte del equipo trabajan inicialmente con el coordinador y su grupo interpelando sus propias concepciones, posturas y prácticas en referencia al consumo de alcohol y otras drogas. Se entrenan en el desarrollo de habilidades para la vida (detección y manejo de emociones, desarrollo de la autoestima, resolución de conflictos, resiliencia, toma de decisiones, etc.) para luego incorporar estos temas en el trabajo de prevención de los alumnos más chicos dentro de espacios de interacción y de escucha.

Los líderes participan en la puesta en marcha, la evaluación del programa y los alcances logrados, detectando errores y posibles estrategias de mejora. Estos jóvenes son multiplicadores de la prevención y tienen un rol significativo en el cambio de la percepción social de la problemática del alcohol en su grupo de pertenencia y en el de los más chicos.

LA PREVENCIÓN ENTRE PARES DA RESULTADO PORQUE
LOS PREVENTORES SE IDENTIFICAN CON SUS PARES, SE
COMUNICAN MÁS FÁCILMENTE Y COMPRENDER SU ACCIONAR

 

Esta intervención y protagonismo los ayuda en su propia prevención y la construcción de proyectos de vida. Se logra así el empoderamiento de los adolescentes a partir de la promoción del liderazgo personal y del desarrollo de vínculos profundos. No se trata solamente de prevenir el consumo de drogas sino de que los adolescentes descubran que elegir es definirse y quieran trasmitirlo a otros.

   Beneficios x 2   
La implementación de la prevención de pares a partir de la formación de líderes trae beneficios para ambos grupos.

Por un lado, empodera a aquellos que se forman y participan como líderes al sentirse capaces de tomar la responsabilidad de difundir conocimiento y habilidades a un grupo de pares. Se ha comprobado que la participación como formadores ayuda a estos jóvenes a abordar y resolver sus propios conflictos ya que aumenta su sensación de autoeficacia. Provee a los “preventores en formación” la posibilidad de futuras oportunidades de desarrollo personal a medida que avanzan, ya que pueden ser mentores de futuros líderes.

A su vez, los jóvenes que reciben la prevención de otros jóvenes se sienten menos intimidados ya que consideran que sus pares han enfrentado problemas similares y que son una fuente más confiable; perciben a sus pares como posibles modelos de comportamientos deseados y habilidades sociales y como una fuente más inmediata de ayuda.

La prevención de pares permite reformular las percepciones y experiencias negativas, tiene un rol correctivo para los jóvenes en riesgo, que pueden tener una percepción distorsionada de lo que es “normal”. Se pueden aumentar los sentimientos de autovaloración de los jóvenes al ser escuchados, promover la influencia positiva del grupo de pares, compartir nuevas experiencias que provean soluciones saludables a conflictos adolescentes.

A partir del grupo de adolescentes y adultos preventores líderes se busca generar una comunidad interactiva y colaborativa, donde la prevención más que un programa sea un ambiente en el que los adolescentes crezcan en hábitos saludables y llegando a ser propagadores del verdadero disfrute de la vida. No estamos hablando del consumo de alcohol, estamos hablando de la vida misma.

   Una influencia positiva   
La presencia de pares puede conducir al adolescente a elecciones negativas pero también puede influenciarlo en la toma de decisiones positivas. La prevención de pares es una forma de promover el efecto positivo de los jóvenes en otros jóvenes.

Para los adolescentes, sus amigos u otros adolescentes son la recompensa que inconscientemente buscan. La valoración de otro joven actúa como el motor que activa continuamente el circuito de la recompensa a nivel cerebral y es así como el adolescente entra en un círculo vicioso donde lo más importante es repetir el acto para volver a lograr la estima de su amigo u otro par. Se deciden a tomar riesgos, si estos son bien vistos por sus amigos.

Afortunadamente no todos los riesgos son malos: intentar una nueva actividad, participar del grupo de preventores y prepararse para liderar a otros pares sin saber si el nuevo desafío resultará exitoso, son riesgos que los hacen crecer y promueven la prevención. La propuesta es ayudarlos a encontrar desafíos nuevos y sanos en donde el riesgo fomente retos y actitudes saludables que los ayude a ganar independencia, autoconfianza y seguridad. Se busca generar un grupo de pares que se animen, juntos, a ir contra la corriente.

   Padres, no tercericemos nuestro liderazgo   
En cada grupo humano, por pequeño que sea, hay alguien que promueve e inspira en el resto del grupo metas y expectativas a superar. Ese es nuestro papel como padres: el de ser motivadores y trabajar por ser los principales referentes de nuestros hijos.

La conducta del adolescente está fuertemente influenciada por los mecanismos de socialización a los que tenga acceso, como la familia, la educación formal y los grupos sociales, de los cuales adquiere su forma de relacionarse con la sociedad y consigo mismo. Casi sin darnos cuenta, hemos tercerizado gran parte de nuestra función en manos los medios de comunicación, de las redes sociales, con los que nuestros hijos están hoy en contacto permanente. Artistas, cantantes, deportistas, personajes de series, de películas o de redes sociales son sus nuevos héroes.

Ser padres líderes de nuestra propia vida y comprometidos como actores y referentes en la sociedad, inspirará hijos con liderazgo personal y convencidos de que cada uno tiene un rol que cumplir y una oportunidad única de ser parte del cambio que se necesita para que más gente viva mejor y más feliz.

En Comunidad Preventora creemos que hay voces que se oyen más, pero no necesariamente es porque sean muchos, sino porque hablan más fuerte. ¡Involucrémonos y hagámonos oír! Los invitamos.

* Hernán Santucho es Técnico en el Ministerio de Agroindustria

Comunidad Preventora

Capacitamos y acompañamos a los docentes que quieren formar un grupo de líderes preventores en su colegio.

Curso “Formación de formadores de líderes preventores”
Destinatarios: Docentes, tutores, psicólogos, etc.

——————————————–

Curso “Desarrollando el liderazgo personal de nuestros hijos”
Destinatarios: Padre, madre o tutor.

—————————————–

Dos posibles modalidades:
on line / semi-presenciales
Consultas o inscripciones:
info@cpreventora.org

Los cursos comienzan en agosto.

×

 

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.