taan ciclicas

¿POR QUÉ SOMOS TAAAN CÍCLICAS?

Adolescentes

Conocer los períodos fértiles en los ciclos femeninos es un derecho de cada mujer. ¿Por qué no se enseña en los colegios?

 

Cecilia Goodall | Médica endocrinóloga | cecilia.goodall@gmail.com

 

M ujeres y varones tenemos la capacidad de reproducirnos y eso se llama fertilidad. Sin embargo, las características de unos y otras son diferentes.

Si bien en ambos la fertilidad se instala en la pubertad, la diferencia radica en que en los varones una vez que se instala, se mantiene en forma continua hasta el final de sus días. En cambio, la fertilidad en la mujer, que comienza a partir de la primera ovulación, se presenta de forma cíclica. Esto quiere decir que es fértil sólo unos días del ciclo. Y además dura unos años de su vida, hasta la menopausia. Varía de una mujer a otra y va disminuyendo con la edad.

Considero a la fertilidad como un valor, por eso creo necesario cuidarla, conocerla y  reconocerla en cada situación particular. Es una de las formas más valiosas en el cuidado de la naturaleza.

¿Cuándo tiene sentido aprender a reconocer la fertilidad?

Uno o dos años después de la primera menstruación, toda mujer puede ir conociendo y reconociendo los signos y síntomas de fertilidad de su propio cuerpo e identificar en forma precisa sus días fértiles.

¿Cuáles son los beneficios que aporta el conocimiento de la propia fertilidad a la mujer?

En primer lugar le permite verificar la normalidad de su ciclo. En el caso de que se adviertan alteraciones, se podrá consultar precozmente También permite identificar factores que pueden modificarlo, como el estrés, el deporte extremo o la alimentación. El conocerse permite comprender y aceptar su ciclicidad tanto física como psico-afectiva.

La mujer que se conoce puede valorar, cuidar y respetar su fertilidad.

En las adolescentes, además, posibilita la generación de la autoestima, la aceptación de la femineidad, el respeto por la vida, la educación de la sexualidad y la comprensión de que la libertad va de la mano de la responsabilidad.

Es altamente recomendable que en las escuelas secundarias se pueda enseñar a las alumnas a aprender a reconocer y a valorar su propia fertilidad. Es una herramienta que les puede servir para toda la vida.

¿Cuáles son los indicadores que puede empezar a usar una adolescente?

El registro de la duración de los ciclos menstruales previos. La observación del moco cervical, teniendo en cuenta la sensación que este produce, su aspecto y su consistencia. La temperatura corporal basal y su registro. También, los síntomas periovulatorios.

¿Los ciclos están asociados a la salud?

El registro mes a mes de nuestro ciclo nos da información sobre el funcionamiento de nuestro cuerpo. Quiero recalcar que, si bien el evento más visible del ciclo es la menstruación, lo más importante son los ciclos ovulatorios por ser indicadores de salud para las mujeres.

Aprender a realizar el reconocimiento de la fertilidad es además un derecho y oportunidad de toda mujer ya que si conocemos nuestro cuerpo, nuestra capacidad de transmitir la vida, la podremos respetar y cuidar mejor.

¿Existe algún requisito para aprender?

Se necesita motivación y una persona adecuadamente capacitada que lo enseñe. El aprendizaje se puede completar en dos o tres ciclos y el momento más adecuado para aprender es antes de finalizar la escuela secundaria.

¿Hay mujeres que no pueden realizar el reconocimiento de su fertilidad?

Obviamente, aquellas que no hayan empezado o hayan dejado de menstruar. Tampoco una  mujer embarazada, o si recibe en forma externa estrógenos y/o progesterona.

 

RECONOCER LA PROPIA FERTILIDAD

PRIMER PASO: Registro del primer día de la menstruación en cada ciclo. El ciclo menstrual es el período que va desde el primer día de la menstruación hasta el día anterior a la menstruación siguiente. Con estos datos evaluamos su ritmo, es decir, si es regular o irregular y la duración de ciclos largos, cortos o promedio.

SEGUNDO PASO: Observación del moco cervical, que se produce en el cuello del útero como respuesta a los niveles hormonales de la mujer. Es infértil si la sensación es seca, si es opaco, pegote, y si no cambia día tras día. En cambio, es fértil si cambia de un día a otro, si se hace más transparente, resbaladizo o húmedo.

TERCER PASO: Registro de la temperatura corporal basal diaria, con un mínimo de tres horas de reposo previo, con termómetro digital colocado debajo de la lengua, antes de levantarse de la cama. Posterior a la salida del óvulo del folículo ovárico, éste se convierte en cuerpo lúteo. El cuerpo lúteo produce la hormona progesterona, cuya acción termogénica genera un aumento en décimas de grado en la temperatura corporal basal. Con el registro diario identificaremos este aumento, un indicador indirecto de que en este ciclo se produjo la ovulación. Un ciclo menstrual fértil es ovulatorio.

OTROS SÍNTOMAS: Los periovulatorios son dolor intermenstrual, tensión mamaria, ganglio inguinal, distensión abdominal, cambios de humor, o algún otro que se repita en cada ciclo.

×

 

taan ciclicas+ info:

“Reconocer la propia fertilidad. Oportunidad y derecho de toda mujer”, una guía clara y sencilla para conocer y comprender un poco más este tema.
Instituto para el Matrimonio y Familia, UCA.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.