¿Por qué fracasan las naciones?

El coloquio anual de Idea no se anda con “chiquitas” y este año convocó a numerosas personalidades del mundo académico y político para encontrar claves para el desarrollo.

MARÍA LESCANO | PERIODISTA | MARIALESCAN@YAHOO.COM.AR

El Sheraton de Mar del Plata está que arde, llegan primeras figuras, el Coloquio es un récord en auspiciantes, inscriptos y periodistas. La energía de los empresarios participantes se siente en el lobby del hotel. James Robinson, coautor del libro ¿Por qué fracasan las naciones? es el responsable de la apertura junto a David Florence, profesor de Política y Gobierno en la Universidad de Harvard. Con estos expositores la cuestión
queda planteada en un nivel alto y profundo. Las primeras pistas están en el dilema de ser país inclusivo o extractivo: un país es pobre cuando el poder y el dinero se concentran en pocas manos… La gente necesita saber que, si trabaja seriamente y con esfuerzo, puede ganar dinero y, más aun, conservarlo y hacerlo producir. Esto sólo se logra con instituciones sanas y confiables, afirma Robinson.

Entrevistados

Ante estos planteos, quisimos compartir que la familia es una de esas instituciones que necesitan ser sanas y confiables para llegar a una sociedad mejor. De qué manera los participantes son conscientes de este principio, en qué medida las empresas acompañan este desafío. Nos acercamos a referentes de algunas empresas quienes quisieron expresar sus opiniones y su experiencia. En general, coincidieron en que en sus organizaciones se avanza hacia una flexibilización laboral que facilite la conciliación entre el trabajo y la vida personal, familiar o social. Según algunos, esto coincide con la llegada a cargos jerárquicos de una generación joven que prioriza estos temas. Hoy en día, en casi todas las empresas está instalado el Día del Niño o el Día de la Familia, como una oportunidad para que los vínculos más cercanos se acerquen al lugar de trabajo. Así, con pequeños gestos, la familia es tenida en cuenta en la cultura de las empresas. Home working, viernes cortos, facilidades para las mamás con hijos pequeños, algunos lactarios (pocos), programas que involucran a las familias, concursos, son beneficios en los que están trabajando las áreas de dirección de personas en las distintas organizaciones. También están las empresas que incluyen en su plan el Pacto Global delas Naciones Unidas donde el foco está en la calidad de vida con relación al trabajo, concepto que en nuestra cultura se identifica fuertemente con la atención a la familia. En una reconocida consultora este ítem se incluye entre los objetivos de manejo de personal, así es que hay evaluaciones periódicas en la búsqueda de esa flexibilidad y equilibrio. Para muchas empresas, la clave pasa por la flexibilización y los empleados buscan una “flexibilización que sea flexible”. Aducen que no es flexibilidad el tener viernes cortos para todos cuando para una mamá puede ser más conveniente salir un poco más temprano cada día o, para alguno, el viernes no es el mejor día para que sea el corto. Evidentemente falta, pero parece que las organizaciones han emprendido el camino en pro de la persona y la familia.

Para muchas empresas la clave pasa por la flexibilización y los empleados buscan una “flexibilización que sea flexible”.

Un cierre de cine

El cierre estuvo a cargo del exitoso director de cine Juan José Campanella, quien confesó estar dando el paso de la queja a la acción al ser, por primera vez, fiscal de mesa en las pasadas elecciones y concretó: “No es para cuidar sólo los votos del partido con el que simpatizo, es para cuidar los votos de todos los ciudadanos”. Ya durante el Coloquio había saltado con fuerza el tema de la corrupción y, en el fondo, la responsabilidad de todos ya que siempre están el que pide y el que da. “Me preocupa que nos hagan sentir que hay un sistema corrupto y que luchar contra ello es una pérdida de tiempo. Me molesta que nos hagan creer que la corrupción sea una bolsa sin fondo”. En esa línea, Campanella continuó diciendo que en los últimos tiempos sintió que se instalaba la idea “de que pretender transparencia y honestidad es una utopía y te quieren hacer ver como ingenuo, facho o de derecha. Allí todo comienza a ser muy peligroso”. “Por suerte no somos tontos, la corrupción seguirá existiendo, como el mal, como las enfermedades, pero me encantaría que quien sea corrupto vaya preso. Y más, me gustaría que un propio gobierno pueda identificar y meter preso a quien cometa un delito, eso me daría mucho orgullo”, dijo el realizador cinematográfico. Una vez más, acompañamos el evento y los empresarios pudieron elegir la revista Sembrar Valores de entre los medios presentes.

EMPRESAS CONSULTADAS

Algunas de las personas consultadas tienen puestos de responsabilidad en: VISA – VOLKSWAGEN – PROVINCIA NET PWC – ESTUDIO DURRIEU – NOBLEZA PICCARDO – ZURICH – ANDREANI – TENARIS – AYSA – ERNST & YOUNG – CARGILL – BANCO HIPOTECARIO.

×

MÁS NOTAS

Comentarios cerrados

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.