Nos casamos y pusimos nuestras consignas

Testimonio de dos matrimonios: Tomás y Paquita, Lulú y Santi. Además, una hija y una nieta de Enrique Shaw releen las cartas que escribió durante su noviazgo, aprendemos.

Habla @unamamaza

Estaba de novia con un chico que a mamá no le gustaba. Pero, no se dieron las cosas y cortamos.

Entonces, alguien me sugirió leer el libro de Tomás Alvira y Paquita (un matrimonio español que está en proceso de canonización), como incluía una oración empecé a pedirle a Tomás un hombre como él para que fuera mi marido.

Después de conocer a Santi, además de agradecerle a Tomás, comprendí que también me convenía empezar a pedir ser yo como Paquita. Nos casamos y, seguimos dirigiéndonos a Tomás y Paquita, que nos ayudan, en cualquier necesidad o circunstancia.

Tomás y Paquita nos ayudan en cualquier necesidad.

Nuestro matrimonio

De Tomás y Paquita tomamos principalmente tres ideas: la de quererse como enamorados, vivir uno para el otro y contar con la vida de la Gracia. Ellos veían en esto el resultado de su felicidad.

Entonces, para nuestro matrimonio, también nosotros, quisimos poner bases firmes y compartidas. No somos expertos en nada y estamos muy lejos de ser como Tomás y Paquita. Para los dos lo importante es la lucha. El día a día cuesta, sobre todo ahora.

Quisimos poner bases firmes y compartidas.

Mirá lo que intentamos:

-Los dos metemos la pata seguido, entonces la consigna es no nos dejemos pasar una sin PEDIR PERDÓN RÁPIDO. Importantísimo para la convivencia diaria.

La otra está en clave:

-QQCM, comparto nuestro secreto: Querer Querernos Cada día Más

Y también

-Intentar disfrutar lo más que se pueda.

-Rezar juntos, aunque sea mientras limpiamos juntos al final del día antes de ver “las serie”.

Es una gran ayuda tener esta base compartida, aunque a veces cueste y estos días de encierro cuesta un poco más.

Enrique Shaw

Enrique Shaw es un empresario argentino cuya ejemplaridad lleva a la vida de cualquier persona. De hecho, está camino a los altares. ¿Se podrá ser empresario argentino y santo? Parece que sí.

Su hija Sara Shaw y su nieta Sara Crito estuvieron en una actividad organizada por la UCA para contar estas vidas que pasan ocultas y resultan inspiradoras.

Sarita encontró en la casa de su madre una caja que estaba casi sin abrir.

-¿Qué es esto mamá?

Las cartas de tus abuelos cuando estaban de novios.

-Son las cartas de tus abuelos cuando estaban de novios. Como él era marino el noviazgo fue muchos meses con ausencias y también en el matrimonio hasta que él dejó la marina.

-¿Por qué están así, guardadas?

-Bueno, porque en esa época eran cartas a mano escritas con unas letras difíciles de entender.

A Sarita le faltó tiempo para zambullirse en ellas y encontrar mil mensajes para novios y matrimonios actuales.

Al cierre de esta nota me llega la noticia de que se ha abierto un tribunal para analizar un milagro hecho por Enrique Shaw, paso previo a la beatificación.

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

seis − seis =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.