Navidad, ¿con quién la pasamos?

 Mariuqui Magrane

Consultora Familiar

Instagram: @mariuquimagrane

 

 

PARA TUS DUDAS, CONSULTAS, TEMORES:
consultorio@sembrarvalores.org.ar

 

Se acercan las fiestas, la Navidad tiene un encanto especial, los hijos casados sienten el tironeo entre sus padres y sus suegros… y llega la consulta.

 

 

Mis suegros están presionando para que su hijo pase/pasemos la Navidad con ellos, siento también el reclamo de mis padres.

Quiero hacer lo mejor. Pero este tema no es de ahora…

×

 

 

A  algunos padres les cuesta aceptar que los hijos ya han formado otra familia y que es su momento de dar un paso al costado.

Pueden dar algún buen consejo, cuando se lo piden, sin imponer. Pero “meterse” puede generar grandes problemas. Tal vez, incluso los que intentan evitar con esa intromisión. Y las fiestas, especialmente la Navidad, no suelen ser una excepción.

 

Hijos casados

 

Aquí podríamos detenernos un momento en los valores fundamentales, aquellos de gran trascendencia, en los que –seguramente- van a querer cuidarlos y apoyarlos. Sin embargo, quiero advertirte que, también en esto hay muchas formas subjetivas de ver las cosas, distintos modos de actuar, y es muy saludable que cada pareja vaya viviendo sus propios procesos para ponerlos en práctica.

Desde el momento en que se casaron, tu cónyuge es prioridad. Después los hijos, le siguen en ese orden de prioridades.

A veces, la madre del marido cree perder un hijo mientras, la mamá de la esposa cree haber ganado un hijo. Hay bastantes metidas de patas con estas ideas.

También, hay situaciones en las que algunos padres ayudan económicamente a los hijos casados, pero ojalá tengan muy en claro que eso no les da el derecho de “manipularlos”. Esta ayuda económica no habilita a influir en la vida de pareja del hijo, aunque siempre habrá un agradecimiento, esta situación no da derechos prioritarios a la familia que ayuda.

 

Llega Navidad

 

Mi respuesta llena de afecto es que, con cariño y respeto, mantengas una cierta distancia emocional cuando te sientas inquieta por la excesiva intervención de padres o suegros.

Conversen estos temas como pareja para acordar como quieren vivir las relaciones familiares. Y, si es el caso, convendrá no rehuir esa conversación de cada uno con sus respectivos padres, cuanto antes mejor para no generar falsas expectativas.

La Navidad es una noche para compartir paz y amor, no dejes que estas cuestiones la opaquen.

Hay mucho sobre el tema, seguiremos conversando.

 

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

uno × 5 =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.