Mimos, masajes, cuentos, canciones

Los bebés al nacer necesitan mucho cariño y protección, ya que para sobrevivir dependen de sus padres en lo afectivo y emocional. Los mimos, masajes, cuentos, canciones quedarán siempre en su memoria. Por eso, la labor que tenemos los padres para cimentar sus bases como seres íntegros y felices es intransferible.

Si hoy me preguntaran de qué me arrepiento en la educación de mis hijos, yo respondería que de no haber sabido más sobre la crianza de los niños. De todos modos, creo que, aunque hayamos leído todos los libros a nuestro alcance buscando ayuda, nada va a cambiar la experiencia única de ser padres de la mano de la herramienta más poderosa que tenemos: el amor incondicional a nuestros hijos.

Salud emocional

A través de la estimulación en la niñez, realizamos acciones en el campo de la salud. Podemos darles todos los juguetes, pero si no les damos cariño y atención, no estaremos cimentando correctamente un futuro de felicidad personal para ellos. Estamos en un momento clave para empezar a trabajar. La sensibilidad en nuestros hijos se construye, por ejemplo, cuando vamos a buscarlos cuando lloran. Así les hacemos saber que ellos son importantes para nosotros. El talento se forma cantándoles canciones y arrullándolos. La inspiración se adquiere cuando salen en el cochecito a pasear y siente el viento, las hojas, el calor del sol, los pájaros que cantan. La emoción se prepara cuando un baño se transforma en una experiencia de diversión y contacto con su cuerpo, para luego dormir relajadamente.

«Los mimos en demasía nunca malcriarán al niño. Lo que malcría al niño es la falta de límites».

Como se ve, hay varias cosas -todas ellas muy simples- que podemos hacer para alimentar su salud afectiva y emocional, para ayudar a desarrollar su sensibilidad, sus emociones y talentos, a través de nuestros gestos.

Si bien, muchas veces tendremos que dejar a nuestros niños al cuidado de otras personas, no estamos eximidos de nuestras obligaciones ni de nuestros derechos de padres. Aunque, a veces signifique un esfuerzo porque regresamos agobiados por nuestras tareas, al llegar a casa comenzamos a vivir la cultura de la ternura. Nuestra dedicación de hoy va a ser el disfrute del mañana. No perdamos de vista que ningún esfuerzo en pos de nuestros hijos va a caer en saco roto. El bebé necesita mucho afecto para crecer y desarrollar a pleno sus facultades, que luego lo ayudarán a cimentar su personalidad.

Nutrición afectiva

En los primeros meses de vida (pre y pos natal) el niño necesita una buena nutrición para el desarrollo de su cerebro. Necesita, igualmente, desplegar su salud psíquica y emocional para llegar a ser una persona plena. Lograr que los bebes tengan oportunidades y posibilidades de goce es uno de nuestros mejores desafíos.

ACTIVIDADES QUE FAVORECEN LA RELACIÓN CON
TU BEBÉ Y REAFIRMAN SU AUTOESTIMA:

Ofrecer una atmósfera armoniosa y respetuosa dentro del hogar.
> Demostrarle a través del contacto personal amoroso que es valorado y querido.
> Motivar el contacto con los demás, para favorecer la socialización.
> Generar una rutina diaria, horarios de comida, sueño y juego. Esto le dará seguridad y contención.
> Amamantar contribuye al fortalecimiento emocional, ya que el bebe recibe el calor de la madre, el abrazo, el contacto físico y el contacto visual. El bebe se nutre afectivamente.
> Los masajes relajan al bebé, le dan sensación de placer, lo ayudan a confiar más en la madre, aumentan sus endorfinas y mejoran su estado de ánimo. En un cuarto, con temperatura agradable y música suave, dele masajes suavecitos en la espalda, la pancita, la carita, los piecitos y los bracitos.
> Cantar canciones de cuna para tranquilizarlos.

Créditos: Monique Maurette. http://www.hacerfamilia.com.ar/data/portal.asp?id_nota=2187

Edición: Inés Catalano

NdR: agradecemos a las familias que nos autorizan a publicar sus fotos ilustrando las notas.

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

dos × 4 =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.