“¿ME PONGO DE NOVI@?”

NOVIOS

 

Salvo casos muy raros, todo noviazgo tiene un principio que es muy alegre. Pareciera que todo lo que nos rodea cambiara y se viera mejor.

 

FELIPE YOFRE | ESCRIBANO E INSTRUCTOR EN TALLERES DE PROTEGE TU CORAZÓN | NOVIOS@SEMBRARVALORES.ORG

 

G racias por preguntar. Es lindo estar de novio o de novia. En ese momento paso a ser alguien importante para otro. Soy el destino principal de sus pensamientos, de su tiempo, de sus demostraciones de cariño.  Sin dudas es algo muy lindo. Veamos juntos cómo se da todo esto. A ver si te sirve para tomar tus propias decisiones.

Ese “chispazo”

Ese chispazo inicial donde una persona nos impacta más que otras, por la me pongo de novi@razón que sea, es un momento espontáneo, que generalmente no depende de nuestros pensamientos, sino de esa cuestión de piel que recibe el primer impacto. Algunos lo llaman “química”, otros “flechazo”. Eso aparentemente no se puede manejar. En los varones puede influir, casi con seguridad, en primer lugar lo físico. Recuerdo perfectamente cuando vi a esa chica con pollera negra y remera amarilla en el medio de una fiesta. No sabía qué pensaba ni cómo se llamaba. Simplemente me atrajo. Y mucho. Me gustó de inmediato y me costó la noche entera conseguir su teléfono. Sin dudas me había impactado.

No somos un tubo de ensayo
o un perfume de muestra
en una tienda para andar
probando.

Pero ese flechazo inicial necesita ser manejado por nuestro corazón y nuestra cabeza. Si no, corremos el riesgo de que nuestra felicidad dependa de la suerte de con quién nos crucemos, o del gusto por lo exterior que tengamos. Nos jugamos demasiado como para que así sea, ¿no te parece?

Esa persona que nos impactó, que generó esa química y ese cosquilleo, ¿puede romper el molde de las demás personas que conocemos para que valga la pena participar en un proyecto afectivo? Porque eso es el noviazgo y, como todo proyecto, debe tener una visión de futuro. Si es sólo el disfrutar hoy, hay muchas chances de que fracase. Y esto requiere algo de trabajo de nuestra parte.

Me gusta, ¿cómo lo manejo?

No conviene empezar relaciones afectivas porque sí, por las dudas, o porque es lindo estar de novios. Puede pasar que desgaste innecesariamente el corazón. Es decir: no lanzarnos únicamente porque exista el flechazo, porque flechazos puede haber muchos. Podemos sufrir, hacer sufrir más de la cuenta y además no estar preparados para cuando aparezca esa persona que  realmente encaja con nosotros en un “proyecto”, alguien a quien podamos hacer feliz y que, de esa manera, nos hará felices a nosotros.

No lanzarnos únicamente
por el flechazo. Flechazos
puede haber muchos.

Al resultarnos tan agradable el ser importantes para alguien, podemos caer en probar sin conocer antes un poco más a la otra persona; no tener un período de salir y empezar a conocerse, sin ser novios. Quizás en ese momento aparezcan características del otro, que sin ser malas, sencillamente no nos  gusten ni nos atraigan. Así habremos evitado desgastar el corazón en “otro noviazgo más”.

me pongo de novi@ 1Puede ocurrir que, ya de novios, al pasar un tiempo se apague el fuego inicial, baje la ola primera y empiecen a verse defectos o características de la  otra persona que nos molestan. Puede ser entonces que la relación se enfríe o se acabe.

Es muy común escuchar frases como “Jamás imaginé que Martín era así” o
“Realmente Laura es insoportable”. Puede pasar y, de alguna manera, tenemos que prepararnos para que una relación se acabe. El problema radica en cuánto de nosotros hemos dejado en esa relación que no continúa.

Y… ¿si no era?

Aquí vienen al menos dos pensamientos. Uno, que siempre algo nuestro dejamos en esa relación que se acaba. No es gratis. Se va nuestro tiempo, más o menos esfuerzo de acuerdo con la seriedad con que hayamos encarado ese noviazgo, nuestro afecto, etc.

Estos puntos, queramos o no, de alguna manera nos van condicionando para edificar la relación afectiva con la otra persona que vendrá. Acá influye el tiempo de noviazgo que hayamos tenido, el nivel del compromiso afectivo y hasta dónde hayamos llegado en el involucramiento físico.

Por eso, estas líneas simplemente están destinadas a que pensemos bien antes de iniciar una relación. Jamás voy a tener una visión negativa del noviazgo de los jóvenes y adolescentes; yo mismo he estado de novio siendo un  adolescente. De ahí, que va un consejo de amigo para que recapacitemos en la previa. Y ante la duda… no somos un tubo de ensayo o un perfume de muestra en una tienda para andar probando.

¿Qué necesito?

Se dice que para empezar una relación, cuanto más maduro, mejor. Porque de esa manera voy a saber más cabalmente lo que quiero. Y la madurez no es una cuestión de años, está en íntima relación con dos herramientas fundamentales en nuestra vida: la aceptación y la autoestima.

Primero, aceptarme tal cual soy, con mis virtudes y defectos. Lo cual no  significa no querer mejorarlos, al contrario. Quiero conocerlos porque quiero mejorar. Necesito saber quién soy, cómo soy y aceptarme. ¿Cómo voy a estar bien con otro, si no estoy bien conmigo mismo primero? El riesgo está en buscar un bastón o un parche en vez de un novio.

Después, trabajar y fortalecer mi autoestima. Como realmente valgo mucho, quien venga y pretenda mi tiempo y me afecto deberá valer mucho también. Es mal consejero para elegir novi@ el andar “mendigando cariño”. Es probable que si pesa más en nosotros el “querer estar de novi@s” que el “encontrar a alguien que me merezca”, podamos tropezar en nuestro camino afectivo, elegir mal y sufrir y hacer sufrir a quien queremos.

¿Habrá éxito?

Ninguno de nosotros tiene asegurado el éxito en la vida de pareja, pero sí podemos colaborar en reducir el riesgo. Podemos iniciar y vivir esta etapa tan linda de la vida con alegría y con la seguridad de que vamos poniendo ladrillos en la pared de la felicidad. Vale la pena analizar estos temas con detenimiento.

 

Tus dudas, tus miedos, tus ideas, tus consultas a novios@sembrarvalores.org.ar

×

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

20 − ocho =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.