LA ERA DEL HIELO

SALUD

[Embriones congelados]

 

Cuántos caminos existen para ser padres, ¿son todos igualmente válidos? Se presentó otro proyecto de ley para aplicar a embriones crío conservados.

 

Edición María Lescano | Periodista | mlescano@sembrarvalores.org.ar

 

E n Internet hay de todo y en Google encontrás respuestas, pero para un tema tan delicado recurrimos a una fuente muy confiable como es el www.centrodebiotetica.org. Allí encontramos la opinión del Dr. Nicolás Lafferriere, abogado y gran estudioso del tema. Él manifiesta su preocupación por la “cosificación de los embriones”, que los convierte en material biológico que puede ser donado como si fuera una cosa o puesto a disposición de centros de salud que podrán manipularlos y destruirlos.

 

Manipulación del lenguaje
Nuevamente la manipulación del lenguaje se utiliza para confundir y generar empatía; en el fondo, esconder la realidad.

Concepción:

Este proyecto intenta confundir la concepción que ocurre en el momento de la fecundación con la “implantación” o “anidación”. De esta manera, quita al embrión no implantado su estatus jurídico.

Selección:

Además, ofrece a este período entre la fecundación y la transferencia como instancia de “selección” a través del Diagnóstico Genético Pre implantatorio DGP y responsabiliza a los médicos de los perjuicios que puedan seguirse. En definitiva, se convierte en obligatorio, y la decisión de quién sigue con vida y quién no queda en manos de los médicos. Laferriere advierte también respecto de los costos agregados a estas ya onerosas intervenciones.

Protección:

El Dip. Daniel Filmus, junto a otros diputados, presentó un proyecto de ley al que llama eufemísticamente de “protección sobre embriones no implantados”, cuando en realidad vulnera gravemente el derecho a la vida y la dignidad de los embriones. El legislador estandariza una lista de lo que él considera condiciones indeseables para la vida y determina qué significa nacer “sano”.

 

Síntesis
El proyecto no va al fondo de los problemas que plantea la fecundación in vitro.

»  Busca facilitar la selección eugenésica de embriones y su uso para fines de investigación.
»  Legaliza la selección de embriones por diagnóstico genético preimplantatorio (DGP).
»  Regula el llamado “bebé medicamento”.
»  Bajo el eufemismo de “cesar en la crio conservación”, permite el descarte de embriones sobrantes.
»  Permite el uso de embriones para fines de investigación.

 

Las medidas restrictivas, algunas apenas como sugerencias, son limitar la transferencia de un embrión, o dos -excepcionalmente tres-, prohibir la comercialización de embriones y la fecundación post mortem.

 

«ESTO -SIGUIÓ EL DIRECTOR CON UN MOVIMIENTO
DE LA MANO- SON LAS INCUBADORAS.
Y ABRIENDO
UNA PUERTA AISLANTE, LES ENSEÑÓ HILERAS Y MÁS
HILERAS DE TUBOS DE ENSAYO NUMERADOS».
UN MUNDO FELIZ,  ALDOUS HUXLEY

 

Si el problema es el destino de los embriones sobrantes, no se entiende por qué no se adoptan Huxleydas de fondo y vinculantes para evitar que tales existan. Aquí la gran cuestión: ¿la madre tiene ‘derecho al hijo’, sin importar los ‘derechos del hijo’?

Como apunta el célebre médico Jerome Lejeune: “no respetar al embrión es hacer acepción de personas. Es, en síntesis, un nuevo racismo.”.

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

catorce − 9 =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.