Inocentes

Pasado el día de los Santos inocentes, los niños menores de dos años aniquilados por el Rey Herodes. Hoy como ayer… Actualizamos la nota: Un «muralazo» en repudio a la censura del arte.

Por María Amalia Caballero, Dra. Comunicación Pública

H ay en las redes una referencia constante al día de hoy. Es curioso porque se trata de una celebración católica que recuerda a los niños menores de 2 años que el rey Herodes mandó matar por temor a perder el trono.

La situación es la misma hoy como ayer. Los niños indefensos molestan, pueden maltratar el planeta, ser improductivos, o interrumpir una carrera profesional a la madre. Todo al mismo nivel del gravedad, porque un niño vulnerable que no llegó a ver la luz del sol: tiene que morir, somos muchos, es el mandato de los países ricos.

 

Inocentes censurados

Liset Feider, una artista perseguida por su obra. Liset, como tantos artistas, se ofreció voluntariamente a pintar murales en el Hospital Piñero de la ciudad de Buenos Aires, presentó los bocetos que fueron aprobados, así como la ubicación de las tres pinturas que irían en la zona de maternidad.

La artista pinto un niño en la zona de pediatría, una preciosa mujer embarazada en el interior de maternidad y en una pared exterior un bebe de tres meses de gestación. Ese que tanto hemos visto estos años. El bebito está rodeado de flores.

Duró muy poco esa pintura por la ofensiva de un grupo de activistas que reclamó que si las mujeres veían ese bebe, igual al que tienen en su vientre- pueden arrepentirse de su intención de abortar. Conclusión, la pintura fue tapada con el calificativo de «anti derechos».

También está la historia del Dr. Leandro Rodriguez Lastra condenado e inhabilitado para ejercer la medicina por haber salvado a una mujer embarazada que padecía una fuerte infección y al niño que había intentado abortar. 

 

Contamos estas historias porque es parte especialmente importante y necesaria en la educación de los hijos. Sin vida, no hay derechos y existen personas que atacan la vida en sus diferentes etapas. Necesitamos estar preparados, formados, bien plantados para compartir la maravilla que significa cada ser humano, los esfuerzos necesarios personales, en asociaciones y desde el Estado para cuidar la vida, la salud, la educación, la familia.

 

Inocentes rescatados

Conocimos la historia de un Pastor evangélico de Corea del sur, Lee Jong-rak quien recibe niños que proceden en su mayoría de intentos fallidos de aborto. Instaló una especie de incubadora a disposición de quienes quieran dejar allí a su bebé.  En los últimos diez años han revivido entre 220 y 250 niños, casi 15.000 criaturas.

Cuenta que sus madres habitualmente les dejan mensajes en los que les piden perdón, les dicen que van a volver por ellos. Son en su mayoría madres solteras, resultados de abuso, de relaciones incestuosas.

Las políticas perinatales son muy necesarias y en lugares en los que se tienen en cuenta, los resultados son sorprendentes. La mujer embarazada lo sabe, lo siente desde el primer momento, lo reconoce en su propia naturaleza, después vienen las confirmaciones técnicas.

Esa nueva vida puede llegar en distintas maneras pero siempre tiene por lo menos el mismo valor que nuestra vida, todos pasamos por ahí. La relación de los padres y la situación global que les toca vivir no cambia NADA el valor de esa vida, y de todas las vidas que tenemos alrededor.
La vida es el principal derecho humano y debe ser protegida y cuidada SIEMPRE, en toda circunstancia.

¿Quién necesita mayor cuidado? el más débil, el más vulnerable, el que no puede proveérselo por si mismo. Así lo practican en

algunos Municipio como el de San Miguel donde esta mañana se celebró una lanzada de globos celebrando los cientos de bebes llegados al Hospital Larcade.

 

En Posadas, la experiencia de cuidado llega a los nacidos muertos. Habitualmente son utilizados como material de descarte o de laboratorio pero, estudios científicos y humanísticos llegaron al reconocimiento de este ser humano que pesa menos de 500 g.

Con el esfuerzo de quienes militan por la vida en Misiones UPV, se ha dispuesto una parcela gratuita en el Cementerio Parque Tierra de Paz para depositar sus cuerpitos.  Es el tercer lugar en el mundo donde se realiza. La tierra será bendecida por el Sr. Obispo de Posadas, Juan Rubén Martínez. Estamos haciendo historia, se escuchó entre los asistentes, ojalá sean muchos más los que los sigan.

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

diecisiete + quince =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.