FESI: UN LEGADO DE AMISTAD

La costumbre de volver a reunirse entre amigas se expande cada vez más. Estas cordobesas nos entretienen y sugieren con sus historias. ¿Cómo impactan estas salidas en la pareja?

MARÍA PÍA SONZINI | PERIODISTA | MPSONZINI@GMAIL.COM

T odos los meses escuchábamos en boca de nuestros maridos, con un cierto aire de misterio e ironía mezclados, “hoy tengo FUVAM (Felices Una Vez Al Mes)”, infaltable juntada con amigos a la que asisten con mucho entusiasmo y que empezó, para ellos, ya hace varios años, so pretexto de “arreglar el mundo”.

Y fue precisamente gracias a ellos que nació la inquietud por nuestra parte de juntarnos también nosotras los mismos días, en el mismo horario, e incluso aprovechando el mismo pool, dando origen a nuestro amado y divertido grupo de amigas al que llamamos “FESI” (Felices Siempre).

Primeros pasos

Tímidamente, ya que ellos eran amigos desde antes y nosotras -con algunas- todavía no tanto, fuimos consolidando el grupo y nos dimos cuenta de lo fantástico que lo pasábamos juntas; y así empezamos a reunirnos cada vez más seguido, en casas de familia donde la anfitriona nos esperaba con mil detalles
de cariño desplegados en la decoración, las sorpresas, el ingenio y los platos exquisitos preparados al detalle.

Fuimos consolidando el grupo y
nos dimos cuenta de lo fantástico
que lo pasábamos juntas.

Hicieron furor la cazuela de Carola, los locros del 25 de María del Carmen, las fajitas, la mousse de menta, el lemon pie de leche condensada, la ambrosía, etc.

Pero esto no quedaba simplemente en una degustación, sino que iba  convirtiéndose, poco a poco, en un espacio de encuentro compartido entre amigas que rápidamente se hicieron entrañables.

Degustación y algo más 

Y entre charlas y anécdotas cargadas de interés de unas por otras, de emoción por los logros alcanzados por las distintas familias, de experiencias vividas en el mes, de proyectos futuros, etc., pasamos momentos irrepetibles, únicos e inolvidables.

La experiencia de compartir con amigas de verdad es algo indescriptible: charlas hasta la medianoche sobre inquietudes personales, salidas de nuestros hijos, exámenes, elección de carreras, egresos, colaciones, noviazgos, casamientos, madrinas, nacimientos de los nietos, y, especialmente en este momento, sobre el cuidado de nuestros padres ya mayores.

“Siempre hago hincapié en la importancia de que nuestros hijos participen en esta tarea; es allí donde se aprende a amar, a servir, a entregarnos, aunque no seamos correspondidos”, dijo Dolores. En definitiva, todo lo que nos pasa; alegrías y penas. “La alegría de una se multiplica para todas, y al dolor lo  llevamos entre todas” dijo Inés. De esta manera nos enriquecemos  recíprocamente, nos divertimos, y nos contenemos haciendo más liviana la dificultad.

En la era del whatsapp

“Y luego apareció el fantástico whatsapp que, por el simple hecho de estar online, nos unió mucho más y nos acercó al día a día de cada una. Y vinieron las fotos, y con ellas las recetas de cocina y las habilidades manuales, porque cocinamos gourmet, cosemos bellezas, bordamos, tejemos maravillas, y las que no, son expertas en compras: somos mujeres todo terreno”, dijo Carola. ¡Ni qué hablar de los viajes compartidos! Viaja una y, por el mismo, precio viajamos todas.

¡Ni qué hablar de los viajes
compartidos! Viaja una y, por el
mismo precio, viajamos todas

También funciona como pyme de fuerza y contención y, como si fuera poco,  como entretenimiento, con videítos, chistes y comentarios que se tornan “desopilantes” por algún involuntario error de escritura que genera no menos jocosos comentarios, como dijo Alicia.

“Podemos agregar que sirve además como agencia de colocación de empleos: electricistas, maestras particulares, enfermeras, baby-sitters, empleadas, etc., una verdadera red de datos al instante”, dijo Silvina. “Es una maravilla”, dijo María Raquel, “necesitar algún operario de cualquier rubro, tenerlo al momento, ¡y con recomendaciones!”

La verdad es que pertenecer y tener a este grupo de amigas entrañables, saber que contamos con él para todo y en todo momento, con el condimento de la chispa espontánea de Alicia y Carola, la sabiduría de Magui, la practicidad de Silvina, el humor sutil y simple de Mariana, la fortaleza de Patricia y Claudia, los cuentos llenos de matices de María de la Paz y Laura, el optimismo de Inés y Eugenia, lo pujante a la distancia de María Raquel, la fuerza de María del Carmen, el criterio y la palabra justa de las Dolores, la prudencia de Lucre y Yaca, la espontaneidad de Gladys, el protocolo de Silvia, la capacidad de organización de Inés y la contención y el cariño de todas es un verdadero tesoro que no cambiaríamos por nada.

 

MÁS NOTAS

Una Respuesta

Dejar un comentario
  1. Javier Hünicken
    Jul 29, 2015 - 11:44 AM

    Me parece maravilloso que tengan este grupo.Mi hija Sandra también tiene uno.Son 8 y….son amigas desde que iban a LA ESCUELA PRIMARIA!!!..Yo tambien tengo un grupo.Somos 9 y nos reunimos todos los miércoles a almorzar juntos.Cuento esto,porque no debe ser mera coincidencia.!Ojalá sea una tendencia que se propague! Hay gente que vive recluída o que tiene uno o dos amigos, a lo sumo. Con una de las integrantes de vuestro grupo yo soy amigo. Además quiero mucho a su esposo y me reúno con el periódicamente y soy amigo de los hijos de este matrimonio y quiero y conozco a sus nietitos.- Síntesis: es una felicidad sentirme cerca de ellos.Y basta de hablar de mí. Yo les deseo que este grupo que han formado, les sirva a todas de apoyo, tanto para lo mas trivial como para un intrincado problema. En el andar del mismo seguramente habrá siempre armonía, pèro para que eso sea perdurable,. a veces tendrán que resignar una postura personal sobre un tema opinable, en beneficio del conjunto.Las felicito y les deseo un laaaargo, largo andar.-

    Javier

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.