#Familia2020 #UstedesPrimero

Este mes suele ser un mes de cansancio y tensiones. Cuando nos ha encontrado -como ahora- nueve meses encerrados bajo el mismo techo y entre las mismas paredes 24/7, es natural que esas características se profundicen y nos puedan llevar a cometer errores, a dar pasos por caminos equivocados.

Pregunta

Estoy tan cansada que a la noche, cuando nos acostamos con mi marido no quisiera darle ni un beso. Mariuqui, ¿se puede vivir mucho tiempo así? A veces siento que no aguanto más.

Respuesta

Me gusta que registres el gran cansancio que nos deja esta pandemia 2020. Y esto te lleve a plantearte diferentes formas para llegar “mejor” a la noche. Que no quieras dejarle  a tu marido lo peor de vos, porque comprendés que ni para vos ni para él es posible seguir mucho tiempo así.

Solemos dar por sentado que «nos tienen» que comprender.

Qué gran verdad. El cansancio nos juega en contra, especialmente, con las personas que más queremos. ¿Por qué? Porque solemos dar por sentado que «nos tienen» que comprender.  Entonces dejamos «lo peor» de nosotras a quienes más nos necesitan.

Cuando estamos cansados es más fácil pelear y no tener ganas de nada, ni la más mínima manifestación de afecto, en parte por no estar dispuestas a darnos más. Alguna vez, no pasa nada por estar agotadas, pero vivir agotadas no es bueno para vos, ni para tu marido, para nadie.

Pero, ¿cómo repartir mejor nuestro tiempo las que somos esposas, madres, hijas, etc.?

Un primer paso, será reconocer que todo nos lleva tiempo y esfuerzo. Pensamos que esto, lo que sea, se resuelve en un momento y, habitualmente, no es así y el tiempo no es un chicle.

Mientras estamos con la cabeza despejada, podremos organizarnos para vivirlo con libertad según nuestros valores.

Nuestras decisiones nos definen como personas

Si para vos, como para mí, la familia es principal y sabemos que el pilar donde se apoya es el matrimonio (el tuyo), ya vamos viendo qué lugar tan especial tiene el cuidado de esta relación.

Y, con o sin cansancio, en las diferentes etapas que transitamos juntos, nuestras decisiones nos definen como personas y como la pareja matrimonial que formamos.

Consejos

Te dejo algunas preguntas para que puedas trabajarlas desde adentro:

¿Es tan importante agotarte con los chicos?, ¿es lo mejor?, ¿qué cosas te desgastan y se podrían pasar por alto?

Puede ser que les estés dando excesiva importancia a cosas que se podrían pasar por alto, por tu bien, el de tus hijos, el de la empleada (si hay alguien en tu casa).

Al dejar pasar detalles cotidianos podremos aflojar algunas tensiones.

Sin duda, dejar pasar algunos detalles cotidianos nos darían la oportunidad de aflojar algunas de esas tensiones que agotan.

Por otro lado, seguramente ya lo venís practicando, pero sin aflojar justo ahora, aquello de compartir los trabajos de la casa y el que lleva en sí la educación de los hijos, más allá de las clases de este año. Algunas veces, basta un guiño para dar a entender al otro que vamos a tomarnos un descanso y, turnarse entre ustedes para descansar, es muy saludable.

De esta manera, será más fácil, encontrar el espacio para compartir algo que les gusta a ambos para relajarse, escuchar música, bailar o una muy simple picadita…

Mímense, los matrimonios felices son la suma de detalles de amor, de paciencia, de perdón, de buen humor, comunicación mutua.

Y ante la duda, la mayoría de las veces, VALE LA PENA poner primero a tu marido.

#ValeLaPena

#MiEnemigoElCansancio

#PandemiaMatrimonial

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

tres × uno =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.