#Familia2020     #SabiduríaDeLaAbuela 

CONSULTORIO VIRTUAL nov 2020

Es de sabios aceptar los años con serenidad, agradecidos a la vida y saber reírse de uno mismo. Sabio es no tratar de participar de “todo” lo que se habla, en una conversación de jóvenes. Aceptar con humor las limitaciones que vamos teniendo con la edad. Pero las tecnologías, las redes traen constantes desafíos.

Por Mariuqui Magrane – Asesora Familiar – consultorio@sembrarvalores.org.ar

PREGUNTA

Volvieron de a poco los encuentros familiares. Y, a veces, cuando hay hijos y nietos comentan algo en la mesa familiar, se enganchan en una conversación, y yo no tengo ni idea de lo que están hablando. Son jóvenes y es “algo” que compartieron en sus redes, en sus grupos, todo virtual. Tengo 75 años y me cuesta lo virtual. Mariuqui, debería aprender algo de esas tecnologías o más vale lo dejo pasar, tampoco me gusta estar preguntando todo.

RESPUESTA

¡Felicitaciones! Tenés encuentros familiares, es algo muy valioso que este año estuvimos extrañando.

Los momentos familiares, donde se comparten tantas cosas vividas, son recuerdos imborrables. Vale la pena estar en esa mesa, aunque no estés cien por ciento enterada de todo. Confiá en tus capacidades, con la sabiduría que da el tiempo vivido con valores.

Quizás, podés hablar con el que tenés al lado, preguntarle por sus cosas, compartir algo que le guste.

La paciencia y la espera son parte del amor. Paciencia con vos misma, especialmente, cuando te quedás “afuera” sin enterarte de “todo” lo que se conversa en una mesa familiar.

En cada encuentro podés generar conversaciones positivas, trascendentes, con un poco de humor.

Conversar con ellos del Bien, la Verdad, la Belleza, el Amor con mayúscula, muchas veces, solo las abuelas pueden lograrlo. Tenés el poder de presentarles grandes valores con serenidad.

No estar en lo inmediato, te da esa ventaja. Qué linda forma de compartir con las diferentes generacionales.

Vale la pena aprender

Cuesta no lograr estar en todas las novedades virtuales y vale la pena tratar de aprender, porque son las nuevas formas de comunicarse.

En esta cuarentena algunas abuelas han logrado aprender y jugar en la web con algún nieto, desde sus casas. Les hizo mucho bien a ambos.

A los jóvenes les gusta estar con sus abuelos, cuando saben aceptar sus limitaciones sin quejas, con humor y actitud agradecida. Por eso, crear puentes de amistad con los nietos, mirarlos a los ojos, para que dejen un momento sus pantallas, es formativo para sus futuros vínculos.

Hay una virtud fundamental para esta etapa de la vida, la “flexibilidad”, cuando los hijos están grandes y ya llegaron los nietos, algunos tiempos propios hay que acomodarlos a ellos. Generalmente sale con alegría y de adentro. Otras veces, estás previendo algunas de las dificultades que comentás o no te estás sintiendo 10 puntos pero a los hijos y nietos se los recibe con sonrisas y buena cara.

Podes ser protagonista de grandes cosas con ellos. Los te miran. ¿Qué les estás mostrando?

Antes te hablaba de los valores trascendentes, ahora necesito sugerirte que te vean vivirlos con alegría.

Mirá cuántas frases referidas a esta etapa de la vida tengo para compartir. Alguna te hacen reír, otra llorar o pensar…

-“En la juventud aprendemos, en la vejez entendemos”. Marive von Ebner Eschenbach

-“A medida que más sabemos (por la edad) las cosas no son más comprensibles, son más misteriosas”. W. Cowper

-“Lo que se vuelve frágil cuando envejecemos, no es nuestro cuerpo, es nuestro ego”.

-“El mejor momento para elegir opciones osadas es cuando envejecemos”. Helen Hayes.

-“Se necesitan dos años para aprender hablar y 60 para aprender a callar”. E. Hemingway.

 

#LosNietosNosMiran

#LaSabiduríaDeLosAños

#MesaFamiliar

#3GeneracionesEnLaMesa

#EscuchemosALaAbuela

#EncuentrosFamiliares

#MomentosDeFamilia

#RecuedosFamiliares

#LaAbuelaSabeMás

#ConexiónVirtual

#ConexiónFamiliar

#NietosEscuchen

#TenetePaciencia

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

cinco × cuatro =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.