#Familia2020 #JuicioSí #CríticaNo

La circunstancia de encierro, las diferentes formas de juzgar las medidas sanitarias se convierten en críticas que dividen a las familias y a la sociedad.

Por Mariuqui Magrane, Asesora famiiar. consultorio@sembrarvalores.org.ar

Por eso no es extraño que nuestra Asesora Familiar haya elegido para hoy compartir esta consulta.

PREGUNTA

¿Cómo puedo manejar o al menos contribuir positivamente a esta situación que se está dando demasiado intensamente en casa?

Estoy cansada de oír críticas y comparaciones sobre otras familias, acerca de las diferentes formas que cada uno elige para atravesar esta  pandemia. También pasa dentro de mi familia, la verdad es que nos criticamos unos a otros, se discute todo lo que hacemos, muchas veces sin respetarnos.

RESPUESTA

La pandemia ha puesto de relieve lo vulnerables e interconectados que estamos unos con otros. Si no nos cuidamos entre nosotros, no podremos sanar no sólo en lo que se refiere al virus si no de tantas heridas que cada uno lleva a cuestas o en su corazón.

Si fuimos creados para amar y vivir en armonía, reconociendo toda dignidad humana que hay en cada persona, esta demanda se hace más fuerte durante este encierro forzoso.

Entonces descubrimos, una vez más que las comparaciones son inútiles y peor aun demoledoras para el que las convierte en críticas. De veras, no sirven, son horribles,  destruyen familias enteras.

El conocimiento

Si bien la forma humana de conocer es el juicio, hay que estar atentos para que ese juicio no nos convierta en jueces de los demás. Lo “natural” será tener un juicio abierto que nos permita reconocer que no tenemos por qué pensar, ni hacer todos lo mismo, ni siquiera los miembros de una misma familia donde suele haber diversidad de opiniones en casi todos los temas.

No tenemos por qué pensar, ni hacer todos lo mismo

En la situación concreta que estamos transitando, como en cualquier otra, lo que nos ayuda a vivir con felicidad consiste en potenciar una actitud positiva que nos lleva a no desvalorizar, no tener en menos lo que hacen otros durante este largo encierro.

Los juicios

Esos juicios frecuentes: si usa barbijo doble… si no usa cuando va solo en el auto, si se juntan con distanciamiento social, si no se juntan, si tienen miedo, si no lo tienen. Asumamos que hay tantas condiciones diferentes en cada familia, como cantidad de personas somos…

Algunos parecen estar buscando  con lupa las equivocaciones ajenas. Entonces atención: si no suma tu comentario que tengo para hacer, ¿para qué restar?

La crítica negativa es inútil, porque pone a la persona a la defensiva y suele llevarlo a intentar justificarse. No es fácil reconocer nuestras equivocaciones, pero que fácil nos sale criticar, las de los demás. Qué importante es respetarnos. Si realmente creemos que el otro esta “equivocado”, podemos decírselo de un modo amable y en privado, para que sienta nuestro afecto y deseo de ayudarlo. Pero la crítica por detrás, es falta de caridad, de respeto hacia el otro.

¿Piensa mal y acertarás? Triste dicho. 

Algunos se consideran “inteligentes” porque suelen no estar de acuerdo con los demás y, en vez de manifestar inteligencia, están dejando ver ofrecen una crítica sincera, sino que simplemente pretenden atraer la atención de los demás hacia ellos.

Además el que critica se convierte en blanco de crítica de los demás. En cierto sentido, está habilitando a que los demás lo juzguen e incluso difamen.

Lo natural es que nos equivoquemos, somos débiles. Entonces, para el que quiere, siempre habrá algo para criticar. Vamos a vivir más tranquilos y felices si no lo hacemos.

Renovamos la actitud positiva

Habitualmente nuestros juicios serán injustos, nos suele faltar información, no llegamos a conocer todas las versiones de un mismo hecho, ni los móviles del otro. Muchas veces esa mirada negativa hacia los demás puede estar vinculada a la envidia o los celos que sentimos pero nos cuesta reconocer. Aquí te dejo un punto importante para pensar y hacer pensar a quienes están a tu alrededor y te “hartan”.

Te dejo otra propuesta para vos y para quienes te rodean: respetar los distintos “tiempos” y “formas” que cada uno vive en esta larga cuarentena, comprendernos y  sostenernos. Ayudar, acompañar sin criticar, con cariño, desde donde se pueda, sin jugar con la salud de nadie.

 

#Familia2020

#CortáLaCrítica #NoAlJuicioCrítico

#SomosDistintos

#PemsamosDistintos

#VivimosDistinto

#NoNosComparemos

#QuiénEsElJuez

#SomosVulnerables

#CreadosParaAmar

#¿SumoOResto?

#HablaSinJuzgar

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

1 × tres =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.