#Familia2020 #EnQuéGastás

CONSUTORIO VIRTUAL

Por Mariuqui Magrane. Asesora Familiar. consultorio@sembrarvalores.org.ar

Entre los temas que conviene acordar antes del matrimonio está el manejo del dinero en la pareja y en la familia que se irá formando. Es peligroso que falte claridad y confianza mutua. A veces el dinero escasea, o la mujer elige y necesita dedicarse a la casa, la crianza de los hijos disminuyendo sus ingresos o, sencillamente, dejando de realizar un trabajo rentado.

Otras parejas ganan bien ambos y hasta llega a existir una competencia mutua. Cuando tenemos la plata necesaria o más… también puede haber conflicto por el destino de los fondos.

Es decir «con dinero y sin dinero»… la cuestión se torna delicada y es indispensable resolverlo por la felicidad de la familia y de cada uno en particular.

De eso es trata la pregunta de hoy.

PREGUNTA

Estamos casados hace 10 años. Somos muy diferentes y tengo la sensación que no nos complementamos, sobre todo en el tema de los gastos. Los dos ganamos bien pero, no logramos ponernos de acuerdo en quién paga cada rubro.

Me parece que me miente, para no compartir el dinero que gana.

RESPUESTA

Felicitaciones a los dos porque ganan bien, es una muy buena noticia para empezar. Hay muchos matrimonios para quienes el problema es la falta de dinero.

Con o sin plata, el tironeo por los gastos en la pareja existe y cansa. Pero no dejes de apoyarte en la seguridad que tienen porque con o sin diferencias “llegan a fin de mes”, a lo mejor hasta pueden pensar en invertir…

Las diferencias en la administración del dinero, puede atacar la unidad de la pareja.

Las diferencias en la administración del dinero, puede atacar la unidad de la pareja, por lo que me decís, hay algo que te crea esa desconfianza.

“Me parece que me miente”, es lo que me puede preocupar más y, por eso mismo, es preciso generar un espacio de confianza mutua.

Por una convivencia sana

Si quieren tener una convivencia sana, es muy necesario contar con una organización financiera familiar razonable, en la que constan los números reales y claros para ambos. ¿Cuánto y en qué gastamos en familia?

¡Cuánto ayuda pasar de lo “mío” a lo “nuestro”

¡Cuánto ayuda pasar de lo “mío” a lo “nuestro”!, no en todas las familias se logra pero, la experiencia demuestra que hace las cosas más fáciles.

¿Cómo ponernos de acuerdo si, generalmente, a los hombres les importa gastar en cosas diferentes que a las mujeres? Tenemos distintas prioridades. Y, no nos engañemos, aunque se dice que el dinero sólo sirve para pagar los gastos, la verdad es que también da un cierto “poder”.

Dinero y Poder

Sin dinero “no podemos” hacer casi nada. Pero el “poder” que se siente pasa más por la “autoridad” que da el dinero en la toma de decisiones.

De ahí que para organizarse en la economía familiar, hay que coordinar alguna forma de participación compartida en los gastos. En lo que me planteás, la dificultad mayor existe cuando alguno esconde cuánto gana porque no está dispuesto a compartirlo.

Es preferible blanquear esos montos y que sepamos que existe una parte que se destinará a cuestiones personales, no necesariamente familiares. A veces es un hobbie, un gusto personal que escapa al proyecto familiar, una necesidad de los padres, una deuda previa. Si conocemos el monto y el destino, nos resultará mucho más fácil confiar y poner a disposición lo nuestro.

El presupuesto

Para evitar peleas recurrentes acerca de qué rubro paga cada uno, pueden llegar a “acuerdos”, analizando cada situación, lo más objetivamente posible. No digo que sea fácil, pero vale la pena ese esfuerzo por consensuar una vez, y así evitar lo que significaría una discusión todos los meses, semanas, años.

Si hacen un presupuesto para la casa, para el auto, la prepaga, los hijos, los colegios, la comida, los impuestos y un largo etcétera se ajusta a la realidad tu familia.

Un buen momento

Después hay que elegir un buen momento para plantearlo, ni se les ocurra intentarlo cuando estén enojados. Pero, habrá que vencerse para hacerlo bien porque, nadie quiere “arruinar” un buen momento trayendo el tema plata.

Nadie quiere “arruinar” un buen momento trayendo el tema plata.

Cada uno pone las “cartas” sobre la mesa, con esperanza, con sentido del humor. La compartida de los gastos es una parte muy importante de su proyecto familiar y no dejés, sería muy triste, que se  estropee por la cuestión económica.

También, hay que decirlo, la inflación no ayuda, más bien complica.

¡A disfrutar!

¿Saben dónde van a descubrir el goce? En aprender a usar sólo lo que realmente necesitan y disfrutar en plenitud sus acuerdos, con los extras. Tengan en cuenta que cada uno trae su propia historia familiar de gastos y quizás, incluye, peleas de sus padres. También, hay personas naturalmente más generosas que otras.

Otra advertencia: antes de hacer un gasto extraordinario, aunque lo pensamos por hacerle un bien al otro, es casi indispensable consultarse, las sorpresas en este rubro no son muy bienvenidas.

Recuerden que el problema de la forma de gastar en la familia puede ser reflejo de otros temas sin resolver entre ustedes.

Quizás los reclamos de fondo tienen que ver con independencia, la intimidad, una demanda de afecto… Es para pensarlo, porque pueden llegar a cuestiones cruciales como pareja. Traten de no criticarse con “ella es gastadora o “él es un amarrete”. Se entregaron la vida uno al otro, que el dinero no los separe.

Después de la discusión

Si llegan a discutir, recuerden las tres joyas de la familia Tiempo, Respeto y Gratitud.

Son las joyas familiares más valiosas en los tres temas difíciles en el matrimonio: Uso del dinero, la familia política y la educación de los hijos.

#GuerraDeGastos

#PeleasPorGastos

#TironeoXLosGastos

#AcuerdoXLosGastos

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

2 × cuatro =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.