#Familia2020 – #AbuelosConectados

Las personas mayores tienen situaciones especiales en este encierro. La propuesta de Mariuqui es conectarse con los medios actuales disponibles. Y, los que no pueden, no desprecien el teléfono fijo o el celular, siempre hay alguien que necesita un contacto.

Por Mariuqui Magrane, Asesora Familiar. consultorio@sembrarvalores.org.ar

PREGUNTA

 

Cumplimos 100 días de encierro. Extraño a mis nietos. ¿Cómo podemos superar estos tiempos en los que estamos separados de la familia?

 

RESPUESTA

 

 

Sí, qué difícil es el momento estamos viviendo. Te entiendo que los extrañes. Es difícil no verlos ni abrazarlos. ¿Podés llamarlos?, ¿hacés video llamadas? Acordate de llamar también a consuegras, cuñadas, amigas que tal vez están como vos, un tanto “incomunicadas” y el sólo hecho de escuchar una voz del otro lado levanta el espíritu.

Es difícil no verlos ni abrazarlos.

Ojalá te animes con lo virtual, acá van algunas ideas para aprovecharlo en todas las edades.

LO VIRTUAL. Para no sentirte tan distante, tenemos la oportunidad de aprovechar para vivir esta cuarentena en la era virtual. ¿Cómo te manejás con la tecnología?, ¿te cuesta? No tengas miedo a equivocarte, usarla es la mejor manera de perder el miedo, es prueba – error y no sólo para las personas mayores. También los jóvenes van a prueba – error.

Tenemos la oportunidad de aprovechar para vivir esta cuarentena en la era virtual.

La forma de perder el miedo y aprender es simplemente usarlas. No tiene riesgos, todos los errores se salvan. Además para hablar y verlos se necesitan cosas muy simples, mucho más fáciles que muchas otras que hemos aprendido y usado durante años. A medida que la vas usando, vas descubriendo que la mejor, si no la única forma de aprender. Además con cada pequeño logro, vas a estar feliz.

Los abuelos que entraron en el mundo virtual, pueden jugar con sus nietos en la pantalla. Existen varios juegos virtuales. De naipes, hasta ajedrez para jugar de a dos virtualmente.

La posibilidad de verse en alguna plataforma tipo zoom o video-llamada de whatsapp (en las que a vos te toca solamente tocar aceptar en el celular) facilita contarles a los nietos más chiquitos cuentos de animales, historias familiares que tanto les gustan.

Conozco una abuela que les lee cuentos virtualmente a sus nietos menores de seis años, cuando ya están en la cama, antes de dormirse.

Más allá de la utilidad respecto de los nietos, te facilita también el intercambio de temas familiares.

JUGAR. El juego, es algo importante (para chicos y grandes) y es muy educador. Si lo aprovechamos y observamos a los chicos vamos conociendo las diferentes personalidades de nuestros nietos. A veces sirve saber perder para que ellos ganen, dejarnos enseñar algunas cosas, ellos se quedan muy contentos cuando ven que pueden explicar algo al abuelo.

Y más:

Quizás puedas ayudar a algún nieto en un tema escolar.

Cuando ya van a la secundaria, pregúntales qué les gustaría ser, cómo se imaginan de grandes.

Interesarte por ellos es más eficaz cuando vas haciendo buenas preguntas abiertas. Acordate que los adolescentes son más reservados.

Seguramente tus hijos tienen buenas ideas para sugerirte los mejores modos de llegar a sus nietos, aunque tardes un poco en lograrlo. De esta manera estarás ayudando también a tus hijos.

También te pueden mandar fotos de sus dibujos y trabajos del colegio o los que les tocó hacer, pero cuando vos se lo pedís, sienten que alguien más se interesa por sus cosas.

El otro día una abuela, me contaba, feliz que había participado virtualmente en el acto de la bandera de su nieta.

Los abuelos pueden cocinar junto a los nietos, cada uno desde su cocina.

ACTITUD. Siempre pienso que una actitud positiva agrega más y mejores años a la vida que el simple hecho de no fumar o hacer ejercicios de manera regular. Lo que enferma es el pesimismo definitivamente, cala hondo en la salud de todas las personas, sobre todo a los mayores y conviene estar prevenidos para evitarlo.

¿Has probado de hacer un concurso de chistes con la familia?

Los abuelos más grandes necesitan del sentido del humor, poder reírse de sí mismos, de sus equivocaciones, olvidos y achaques.

Algunos dicen que el otoño nos enseñó a envejecer. Vamos aprendiendo apreciar las hojas caídas de los árboles, sus colores otoñales, disfrutalas…

Estamos en un buen momento para tener más presente que este tiempo es el “mejor” porque es el tiempo que nos regalaron para vivir. Y también para transmitirles herencias espirituales, como nuestra fe, si podemos rezar con ellos, preguntarles qué rezan.

Y, una cosa más: familia no significa estar todo el día juntitos, quiere decir estar unidos espiritualmente. Mirá unos consejos que da G. Thibon para la edad madura: comer la mitad, masticar el doble, caminar el triple, reírse el cuádruple, rezar con fe.

En esta pandemia contamos con la ayuda virtual.

#AbuelosConectados

#AbuelosComunicados

#AbuelosEscuchados

#AbuelosQueJuegan

#GraciasPorTuSabiduria

#GraciasPorTuPaciencia

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

dos × 5 =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.