ENSEÑA POR ARGENTINA

Una experiencia desafiante que busca
transformar la realidad educativa

Somos sub 35
Creemos que la educación
transforma la realidad
Ya son más de 6.000 chicos en el cambio

Con el objetivo de mejorar la calidad educativa, la fundación Enseñá por Argentina está cambiando hoy la realidad de más de 6.000 alumnos en situación de desventaja

enseña por arg

Enseñá por Argentina ofrece un programa de liderazgo y formación en pedagogía con impacto social. Durante el proceso, que dura dos años, los PExAS (Profesionales de Enseñá por Argentina) se convierten en educadores en escuelas que se encuentran en contextos de vulnerabilidad social, procurando así generar igualdad de oportunidades en los estudiantes.

Además, reciben formación continua, con el fin de desarrollar habilidades esenciales en el liderazgo como la perseverancia, el trabajo en equipo y la tolerancia a la frustración. Para ellos representa un gran desafío, teniendo que reportar resultados y avances de los logros en los alumnos, evaluando en ellos sus competencias académicas y no académicas.

enseña por arg 2

A través de este programa, Enseñá por Argentina busca construir un movimiento de jóvenes que, luego de haber pasado por la experiencia del aula, puedan contribuir, desde el ámbito que elijan estar, a la excelencia educativa de nuestro país.

¿CÓMO NACIÓ LA ONG? enseña por arg 1

Enseñá por Argentina nació en agosto de 2009 como la implementación local del comprobado y reconocido programa Teach For America (www.teachforamerica.org).

También es parte activa de la red internacional que trabaja por los mismos objetivos, Teach For All (www.teachforall.org) en la cual 34 organizaciones independientes a lo largo de los cinco continentes con distintos contextos, comparten el desafío de brindar educación de calidad.

LA FUNDACIÓN HOY

Durante el último proceso de reclutamiento, se eligieron 32 nuevos profesionales que fueron asignados en más de 40 escuelas de la capital federal y el conurbano bonaerense. De esta manera, durante este año, un total de 54 jóvenes de las camadas 2013 y 2014 están realizando el programa.

TESTIMONIOS

enseña por arg 4

María Laura Albanese
Ingeniera Química
UN de Córdoba
PExA en su segundo año de programa 

Generación 2013

Fue un año vertiginoso, como una montaña rusa, tal y como me lo habían descripto. Muchas subidas y bajadas, alegrías y tristezas, mucho esfuerzo, a veces sin ver resultados.

Pero cada día, cada sonrisa, cada mirada te llenan de energía para seguir y dar lo mejor de vos en el aula. Es una experiencia que vale la pena vivir y compartir con personas que tienen tus mismos ideales, que buscan lo mismo: mejorar el país donde vivimos dejando fuera las ideologías políticas. Comencé mi segundo año del programa con las mismas sensaciones que el primero: nervios, ansias, entusiasmo, alegría. Mirando atrás, hacia el año que pasó, veo el crecimiento profesional y personal que me dejaron mis alumnos.

Volver al colegio, ver a mis ex alumnos y también a los nuevos me llena de confianza y motivación para dar comienzo a esta última etapa del programa, encarando nuevos proyectos y desafíos en mis clases. Mis objetivos de este año son continuar formándome en el área académica y profesional y guiar a mis alumnos para enfrentarse a los desafíos que les puede presentar la vida.

Juan Manuel Badaloni
Lic. en Comunicación Social
CAECE
PExA en su primer año de programa 

Generación 2014

Me estoy acostumbrando a que mis alumnos me digan “profe” y eso me gusta. Hace dos meses, durante el seminario de verano, muchas de las situaciones que hoy vivo en las aulas sólo formaban parte de mi imaginación. Sueños proyectados. Aquello que parecía lejano mientras me preparaba para ser profesor hoy es realidad.  Palpable. Vivencias. El desafío está en marcha.

Conocí el proyecto de Enseñá por Argentina mientras buscaba un cambio para mi vida. Un tanto desencantado de las posibilidades de desarrollo que me brindaba mi profesión,  pensaba de qué manera darle un nuevo impulso a eso que alguna vez había sido mi pasión.

Buscando un cambio personal encontré un camino de transformación social. Provengo de una típica familia de clase media. Mi padre fue el primer profesional de la familia. Mi madre, el apoyo imprescindible de él para lograrlo. Ambos, como muchas personas de su generación, siempre consideraron a la educación como una herramienta de movilidad social y desarrollo personal.

Desde que tengo memoria, los veo esforzarse por brindarnos posibilidades educativas a sus hijos. Tuve su compañía incondicional en cada una de las etapas de mi educación. Además, mi padre es docente desde hace más de veinte años. Seguramente este imaginario familiar estuvo presente a la hora de aceptar el desafío que nos propone Enseñá por Argentina de involucrarnos en la docencia para generar igualdad de oportunidades educativas en nuestro país. Considero que llegó el momento de socializar el capital cultural al que tuve la posibilidad de acceder.

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

ocho + 20 =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.