EN BUSCA DE NUEVOS PERFILES

Jóvenes

 

Tomás busca y no encuentra trabajo, ¿para qué sirve ser bilingüe, ir a un buen colegio y terminar una carrera universitaria?

 

Francisco Cordero | Principal en MR Partners (consultora especializada en búsquedas ejecutivas y  estrategias de Recursos Humanos) | fcordero@mrpartners.com.ar

 

T omás acaba de terminar su carrera. Estudió en un colegio bilingüe y ayer se recibió de Administrador de Empresas.

 

No quiere contactos
Hace seis meses empezó a buscar trabajo. Al principio, rechazó toda ayuda de su familia. “Tommy, tengo un amigo del colegio que hoy está como Director en un banco. Mandame tu currículum así te entrevistan”. Una de las tantas frases que no quería escuchar y, sin embargo, su papá no dejaba de repetírselo diariamente.

Tuvo entrevistas en distintos lugares. Algunas le gustaron, de otras salió corriendo, pero hubo una en la que, al salir, pensó: “esto es para mí”. “Avanzaron con otro candidato”, le dijeron desde la consultora pocos días más tarde. Una sensación de impotencia, de baja autoestima floreció en él. El famoso sentimiento de frustración… Fue ahí que Tomás se hizo preguntas clave: ¿qué estoy haciendo mal?, ¿qué buscan las empresas?, ¿qué tengo que hacer distinto?

Un informe de 2019 por parte de Harvard Business Review indica que, para 2030, se perderán cerca de 350 millones de trabajos en todo el mundo a causa de la tecnificación de procesos. Tareas que hoy realizan personas serán reemplazadas por máquinas. ¿Cuál será entonces el futuro del trabajo?

 

Nos reemplazan las máquinas
Hay casos cercanos, como reemplazar a una persona de seguridad por un tótem con pantalla, en la cual aparece un Guardia, pero que en simultáneo está controlando hasta diez clientes, reduciendo costos laborales de la empresa al tener menos empleados. Lo mismo aplica a cientos de casos: máquinas que limpian la pileta; aspiradoras que se conectan en el horario en que uno la programe y limpian solas nuestras casas; minibuses que, con sensores y una ruta programada, no requieren de choferes; o hasta una agencia de noticias china que utilizó inteligencia artificial para desarrollar presentadores virtuales y así reemplazar a los humanos. Un redactor escribe el guión y el periodista (un diseño de computadora en 3D), aparece en pantalla leyendo la noticia como si fuera una persona real.

 

TENGO UN AMIGO DEL COLEGIO QUE HOY ESTA
COMO DIRECTOR EN UN BANCO. MANDAME TU
CURRÍCULUM QUE ASÍ TE ENTREVISTAN

 

Surge entonces, ¡naturalmente! el miedo a lo desconocido y su resistencia, el temor a que las máquinas pronto reemplacen a los humanos. Lo harán, sí, pero en donde son mejores que nosotros: áreas técnicas, de información y operativas. La parte soft, las habilidades blandas, seguirán siendo nuestro fuerte. Solo nosotros tenemos la capacidad para empatizar, para percibir al otro. Pero también abrirá una ventana de oportunidades para trabajos que hoy no existen y que no cuentan con carreras universitarias afines.

 

Adaptación, se busca
Las organizaciones hoy necesitan adaptarse a una realidad que muta exponencialmente, donde aquella que es líder puede ser rápidamente superada por la competencia. Requieren agilidad en la toma de decisión, alta capacidad de aprendizaje y un trabajo colaborativo entre los miembros de la organización.

 

USAR EL PODER DE INFLUENCIA: LOGRAR
CONVENCER, CON ARGUMENTOS SÓLIDOS, POR
QUÉ 
PENSAMOS QUE NUESTRA DECISIÓN
ES LA MEJOR ALTERNATIVA

 

Vuelvo entonces al principio, a las dudas de Tomás: hoy entonces las empresas buscan gente que se adapte fácilmente, con curiosidad para buscar innovar, con velocidad para aprender, desaprender y volver a aprender, que trabajen en equipo y sin jerarquías… y que sean resilientes. La resiliencia es la capacidad de sobrepasar una situación de aprendizaje y salir fortalecido, con mayor autoconocimiento. En este entorno Jóvenescambiante del que hablamos, una decisión tomada por nuestros jefes en determinada dirección puede ser rápidamente descartada por una mejor.

 

Víctima o protagonista
Eso implica volver a empezar, tirar todo lo que uno hizo o trabajó durante un tiempo, usar el poder de influencia: lograr convencer, con argumentos sólidos, por qué pensamos que nuestra decisión es la mejor alternativa. Si nos frustramos, quejamos y nos lamentamos de que las cosas no pasan como quisiéramos que pasen, nos ponemos a nosotros mismos en un rol de víctima en vez de ser protagonistas de nuestra vida, de nuestra carrera.

Ante estos cambios, tenemos que buscar alternativas, aceptar, sobreponernos y avanzar. Ser resilientes es eso.

 

¿Cómo sigue la historia de Tomás? Avanzó en nuevas entrevistas para otras tres empresas y no quedó en ninguna. Finalmente lo llamaron de esa empresa de consumo masivo en la que había querido entrar, pero otro candidato “le había ganado”. Tenían una nueva posición abierta y se la querían ofrecer.

La gran clave para trabajos que no conocemos, un futuro incierto, desafiante y cambiante, es contar con estas capacidades. Ahora, el gran tema es lograr desarrollar esas habilidades.

¡Lo dejamos para la próxima!

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

20 + dieciseis =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.