Eliminarán embriones congelados

 

La Justicia de La Plata autorizó eliminar los embriones congelados por una pareja que decide no tener más hijos.

 

Maria Lescano 

A lgunas parejas, que desean tener hijos y no pueden lograrlo biológicamente por distintas razones, eligen recurrir a la fecundación asistida.

Esta realidad, nos comenta la Bioeticista Margarita Bosch, se encuentra con un vacío legal importante, ante esa carencia, la justicia decidió avanzar.

 

No es sencillo

La técnica de reproducción asistida crea una serie de complejidades que comportan un compromiso fuerte con la vida humana. Habitualmente, en este procedimiento se genera un número mayor de embriones al que será transferido al útero.

Los embriones “sobrantes” se congelan a la espera de la decisión de sus padres. El costo anual está entre 100 y 200 dólares. Si, pasados unos años, la pareja decide no ampliar la familia, ¿qué hacer con esos embriones? Es el gran dilema ético y el vacío legal frente al cual la Justicia acaba de avanzar y reclama al Congreso tratar este tema.

Las situaciones son de lo más variadas, desde la extinción de la voluntad procreacional, como la separación de la pareja, la muerte de uno de ellos. Pero, el fundamento sobre el cual trabajó el juzgado N°8 de La Plata se apoya en que los padres se encuentran ante un contrato indefinido respecto del cuidado de esos embriones que no están dispuestos a “usar”.

 

Duele escribir

Aún comprendiendo la enorme variedad de circunstancias, y la cantidad de embriones producidos de esta manera, se informa que son unos 25.000 en las distintas clínicas, duele escribir que esos padres decidieron no “usar”, “descartar” esos embriones, que sabemos por la ciencia que son seres humanos comenzando la curva de su vida. Pero, ¿qué se podría hacer?

 

Vamos más atrás

Para entrar a fondo en el tema, conversamos con Margarita Bosch, ella es Dra en Biología y Dra en Bioética además de madre de cuatro hijos.

Nos explica que, cuando se habla de fertilización asistida, se refiere a una técnica de función reproductiva, algo muy lejano a la relación de un hombre y una mujer que incluye la fecundidad. La unión del matrimonio se construye antes y después de la fecundación, se construye una pareja, un equipo. “Yo diría que la relación sexual es siempre fecunda para los dos, y que sólo algunas veces- llega un tercero, el hijo”.

 

VIDEO9 de octubre 2019 – Biocetista Margarita Bosch

https://www.youtube.com/watch?v=swcNlTKm98c

MÁS NOTAS

2 Respuestas

Dejar un comentario
  1. maria lescano
    Oct 15, 2019 - 01:26 PM

    muchas gracias Ana Lía, claro que tomamos tu sugerencia,

    Responder
  2. Ana Lía López de Alvarado
    Oct 11, 2019 - 08:07 AM

    Querida revista: no puedo dirigirme a quien escribió la nota porque no hallo su nombre, igualmente mi comentario es muy positivo respecto de la información que proporciona por el VACÍO LEGAL del que hace tantos años como los que se practica la fecundación asistida que me hizo verlo una abogada experta en bioética. Me da la impresión que en el desarrollo no hizo mención a detalles de la decisión legal que tuve que ir a buscar en el título al terminar de leerla: «eliminar a los embriones». Me parece importante destacarlo en el cuerpo del texto. Tómenlo como sugerencia de una lectora interesada en que lleguen A FONDO vuestros mensajes. Cariños. Ana Lía

    Responder

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

doce + tres =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.