EL INMENSO DESEO DE SER MAMÁ

 

Trece instructoras, cinco médicos y cientos de usuarios son los que forman la familia de Fertility Care en Argentina. Su misión, aprender a apreciar la salud ginecológica, restaurarla y buscar un diagnóstico acertado a los problemas de infertilidad

 

Rocío Milans Bosch colaboradores@sembrarvalores.org.ar

 

C lara y Francisco querían ser padres. Tras años tratando de conseguirlo con estimulación, inyecciones de rutina y ecografías, les propusieron hacer un tratamiento in vitro. La idea no les cerraba, pero deseaban enormemente ser padres. Fue entonces cuando la Naprotecnology se cruzó en su camino.

«Lo primero que desde Napro me comentaron es que mi diagnóstico no era correcto. No me prometieron que tendría un hijo, pero lo que sí me aseguraron es que encontrarían la causa de nuestro problema de fertilidad», comenta Clara.

Cande Richards, una de las precursoras del método en Argentina, nos cuenta: «Muchas de las usuarias, efectivamente, llegan a nosotros después de haber fracasado con otros métodos que, además de invasivos, no se preocupan del problema de raíz». Lo que las instructoras enseñan desde Fertility Care, siguiendo el sistema Creighton, es a graficar en una planilla para reconocer ciertos biomarcadores indicadores de salud ginecológica. «Cuando detectamos que existen problemas, remitimos a un ginecólogo formado en Naprotecnology para que se preocupe de reestablecer su salud». Cande descubrió Napro en un Congreso en California, por el año 2012. A fines del 2013 pudo ir a México DF junto con su madre a formarse como instructora en un programa educativo impartido por el Instituto Pablo VI de Omaha, Nebraska, siendo consciente de que la información que puede dar el registro diario de la pareja es inmenso. «Para el médico Napro es clave que la pareja lleve un buen registro de los ciclos de la mujer», comenta.

Sin embargo, Cande insiste en que «No es solo un método acerca de la fertilidad o la infertilidad, es un estilo de vida que te enseña a querer de manera incondicional y que tiene como eje el amor de los esposos: un amor libre, fiel, total y fecundo, y no solo entendido como la capacidad fisiológica de dar la vida, sino también de dejar huella». Por ello también es un programa al que pueden acceder muchas mujeres con problemas ginecológicos que no necesariamente están en la búsqueda de un hijo. En definitiva, personas que quieren acceder a un buen diagnostico y tratamiento.

Naprotechnology es una buena medicina que ayuda a las personas de una manera natural e integral.

 

+info Candela Richards

FCP Modelo Creighton

Naprotechnology C. + 5 4 1 1 3 0 1 7 7 0 0 2

×

La naprotecnología y sus éxitos

⇒ 1.5 a 3 veces más eficaz que la fecundación in vitro.
⇒  Hasta el 80% de éxito en el tratamiento de la infertilidad.
⇒  79% de efectividad en la prevención de abortos involuntarios repetitivos.
⇒  95% de efectividad en el tratamiento del síndrome premenstrual (SPM).
⇒ 95% de efectividad en el tratamiento de Depresión Post Parto (PPD).
⇒ Reduce la tasa de nacimientos prematuros en un 50%.
⇒ Reduce la tasa de histerectomía en un 75%.
 Con una menor tasa de embarazo múltiple de 3.2%, inferior a la fecundación in vitro y otras técnicas de reproducción asistida.

×

 

Ventajas de la planificación natural familiar

 

• Tener un matrimonio más fuerte y sólido.
• Mantener sano tu cuerpo, sin efectos adversos de métodos artificiales.
• Ahorrar en métodos artificiales que tienen un coste mayor emocional y económico.
• Estar en sintonía con valores de la familia en consonancia con la Iglesia.
• Se adapta a las necesidades de cada mujer.
• La mujer aprende a conocer su cuerpo y a detectar oportunamente cualquier anomalía.
• Brinda soluciones reales a problemas concretos (endometriosis, síndrome de ovarios poliquísticos, alteraciones hormonales, etc.)
• Es económico y fácil de aprender e interpretar.

×

 

 

 

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

1 × dos =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.