Día de la mujer: Recordar, celebrar, reflexionar y actuar

No queremos que este día de la mujer, quede en uno más… o en unas acciones que nos den visibilidad. Queremos recordar, celebrar y actuar ¡para que se produzcan cambios!

 

Dra. Gabriela Renault

Decana de la Facultad de Psicología y Psicopedagogía USAL

 

D espués casi 51 años de que llegamos a la Luna; de los descubrimientos de la última década sobre nuevos ancestros humanos y de haber por primera vez fotografiado un agujero negro:

 

Existen restricciones legales que impiden a 2.700 millones de mujeres, en el mundo, acceder a las mismas opciones laborales, una de cada tres mujeres sigue sufriendo violencia de género, y ya hubo 64 femicidios en lo que va del año en Argentina.

 

Recordar

Quizás entonces, nos preguntamos, ¿qué se celebra un 8 de marzo? , pero ante esta pregunta hay una respuesta, hay una conciencia colectiva que se ha empezado a despertar.

– Debemos recordar a las valientes 129 mujeres que murieron en la fábrica Cotton, de Nueva York, Estados Unidos, luego de que se declararan en huelga con permanencia en su lugar de trabajo.

 

Celebrar

Debemos celebrar la valentía y la determinación de las mujeres de a pie que han jugado un papel clave en la historia de sus países y comunidad.

En la historia Argentina a sus grandes patriotas mujeres en dos santas argentinas: Mamá Antula o Madre Catalina.

Que Esther Duflo, a los 46 años, ganara el Premio Nobel de Economía, junto con su marido Abhijit Banerjee y su colega Michael Kremer.

Duflo y su equipo trabajaron en un enfoque para aliviar la pobreza mundial; indagaron sobre sus causas y comprobaron cómo, aquellas personas que viven en la pobreza, responden a los programas de educación, cuidado de la salud y agricultura, entre otros.

Que gracias a una científica Katie Bouman, se descubrió la primera imagen de un agujero negro.

Que quien descubriera la radio terapia, fuera una mujer Marja Skłodowska, más conocida como Marie Curie. Su trabajo fue un pilar en el conocimiento de la radiactividad, sus descubrimientos le valieron dos Premios Nobel en dos disciplinas distintas: Física y Química.

Que, gracias a la santa Madre Teresa de Calcuta, el hambre y la desnutrición tuvieron otra visibilización. Al fundar una congregación con el objetivo de ayudar a los marginados de la sociedad, primordialmente enfermos, pobres o personas que no tenían hogar.

Que las mujeres atletas tuvieron un año récord en 2019; conformaron todo un nuevo grupo de modelos a seguir para las niñas y probaron que las mujeres pueden ser exitosas en el deporte.

– A las mujeres invisibles, que están atrás de muchos lugares donde no se las ve, pero que, sin ellas, no sería posible el funcionamiento de hogares, escuelas, ONG, fundaciones.

A las mujeres que desde el día cero saben que la vida que tenían o tienen o tuvimos adentro hay que defenderla a toda costa.

A las que decidieron adoptar.

A las que eligen tener proyectos como hijos.

A las que se desvelan cada noche.

A las que trabajan.

A las que nos sumamos a defender la vida.

 

Porque ser mujer no quiere decir ser madre, pero ser madre es ser mujer, mujer de la ternura y del acompañamiento, de las que en la vulnerabilidad, dan, están y no se rinden

 

Actuar

Necesitamos actuar porque el cambio no se trata solamente de ponernos en grandes titulares, victorias legales y acuerdos internacionales/ Ni la manera en que caminamos, pensamos y actuamos todos los días. Sino de lo que puede generar un efecto dominó que beneficie a todas las mujeres tratando de destacar, más que su condición, la igualdad en sus derechos, el respeto de ser persona ante todas las cosas, el respeto a la vida humana, el no tener que ser mal tratadas o no ser respetadas, solo porque su condición es la de ser mujer.

Quizás, no se trata ni de ser mejores, superiores o diferentes No buscamos ni imponer, ni destruir, solo construir o des construir la creencia de una vulnerabilidad o fragilidad, dada solo por una creencia y no por ningún sustento científico. No somos heroínas, ni muñecas, ni hadas, somos mujeres.

Pero lo real, que queremos celebrar, dado que este día nos da la oportunidad de sensibilizar al público de concientizar a la opinión pública:

  • Que existe un problema sin resolver.
  • Que aunque existan acciones que no nos representen:

 

– las mujeres no prescindimos de nuestra dulzura, de nuestro arte de estar,
de acompañar, no renunciamos a nuestra diferencia

– elegimos, estar, estudiar, trabajar, dirigir, jugar, y por sobre todo,
defender nuestra pasión por ser.

Por eso hoy más que celebrar, nos encuentra en acción , no queremos más violencia, no queremos más muertes, no queremos más ser mal tratadas, ni tampoco que nos reconozcan, ni nos idolatren, solo que podamos dar todo lo que somos, sin miedos y con la pasión que nos caracteriza.

 

 

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

diez + 13 =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.