cuidando el vinculo con la madre

CUIDANDO EL VÍNCULO CON LA MADRE

Bebes

 

Te presentamos una experiencia interdisciplinar que potencia el desarrollo vincular del bebe y te ayuda a desplegar tu función materna

 

Clara Naón de Aberastury | Orientadora Familiar | claranaon@gmail.com

 

E l pediatra Gustavo Pueta, pediatra, y la psicopedagoga María Catarineu, trabajan juntos desde 2015. En sus caras se refleja el entusiasmo con que ejercen esta novedosa práctica.

SV| ¿Cómo empezaron con esto de la consulta integral?
GP| Yo quería hacer algo distinto a la consulta. Algo que tuviera que ver con lo que están pasando las madres y los chicos, que les sirva a las madres.

MC| Mi especialización en bebes, en estimulación temprana, me lleva a observar desde los aspectos más vinculares, madre y bebe.

GP| Su abordaje de orientación del desarrollo del bebe desde edades tempranas a partir del juego como primera instancia vincular y desde donde se van desplegando todas las funciones del desarrollo, resultó la diferencia que estaba buscando.

SV| ¿Cuál es el aporte que ofrecen desde la consulta integral respecto de la consulta pediátrica habitual?
GP| Según mi experiencia, el objetivo de la consulta normal es el de la prevención y promoción de la salud desde edades tempranas, son mensuales durante el primer año. La consulta integral suma el ir observando los aspectos vinculares que van ocurriendo y desde donde se va gestando el desarrollo del niño. La propuesta es que la hagan a los 3, a los 6, 9, 12 y 18 meses que son como hitos en el progreso de los niños.

Si bien los pediatras tenemos formación en psicología del desarrollo, en la consulta integral se complementa con la mirada de María y también las mamás.

MC| La mamá despliega todo lo que ella trae, sus dudas, sus observaciones, lo que puede ver y lo que no. Y desde ahí nosotros orientamos.

SV| ¿Cuál puede ser la mirada de una psicopedagoga en un chico tan chico, un bebe?
MC| En edades tempranas, todas las funciones del desarrollo, la inteligencia, el lenguaje, los despliegues psicomotores están como tomados unos con otros como si fueran un abanico que se expande a través del vínculo con la madre. Después, cuando van creciendo, estas áreas se van independizando.

GP| Vivimos el espacio de consultorio como algo sagrado e íntimo donde es impresionante cómo se potencia la consulta al estar María observando. Las madres, al sentirse acogidas de esta manera, tienen más confianza para comentar sus dudas o preocupaciones.

SV| ¿Qué les pueden proponer a las madres para que estimulen a sus hijos desde tan chicos?
GP| Con el solo hecho de “estar con el chico”, aunque esté sentado o acostado, se da la estimulación por sí misma. No hay necesidad de llevarlos a lugares de juego, ni de prenderles pantallas. Es “simplemente estar”.

MC| Las orientaciones son desde el juego porque es el primer espacio de estimulación temprana entre la mamá y el bebe. Muchas veces ellas ya lo están haciendo pero no lo saben. Por ejemplo, cuando les pregunto ¿cómo te llama el bebe?, ¿cómo te pide?, y la mamá me dice “no me pide nada, porque yo se lo doy antes”, charlamos sobre la importancia de estimular desde el deseo del hijo, de la importancia de no satisfacer sus demandas de inmediato. De esperarlo y de esperar sus tiempos. Es algo muy fuerte desde lo vincular y, es frecuente que las mamás necesiten trabajar en eso.

SV| ¿Hay algunos datos a los que las mamás deban prestar especial atención?
GP| En pediatría, ya está sistematizado un poco lo que el chico tiene que ir logrando a cada edad, por ejemplo, la mirada al mes de vida, la irritabilidad, o cuando no se sienta a los seis meses o el retraso social si el bebe no sonríe. Todas estas cuestiones podemos verlas en la consulta desde observación, otras veces es la madre quien nos acerca la inquietud.

Potenciamos que las madres confíen en su propia función, en su percepción e intuición de cómo ven ellas a sus hijos.

Nuestro objetivo es que puedan escucharse, que se sientan seguras respecto de lo que tienen que hacer con su bebe, que conozcan lo que quieren promover.

SV| ¿Y los padres?
GP| Vienen cada vez más, están mucho más involucrados. Nosotros les pedimos que vengan especialmente a la consulta de los 18 meses.

SV| Seguramente habrá momentos en los que detectan algo que la mamá no está pudiendo ver.
GP| Lamentablemente, la consulta médica de hoy es una consulta exprés, de 10 minutos. Esta propuesta es para enriquecer este espacio dándole el tiempo que la observación necesita.

Estos primeros meses son irremplazables en la vida de una persona por la velocidad en que se producen los cambios.

Principalmente, intentamos que ellas se escuchen, se den cuenta, a veces las tenemos que convocar para que vuelvan a los 15 días y les damos pautas para que estimulen en sus casas.

En realidad, no hay dos consultas integrales iguales. Hay mamás distintas, bebes distintos, vínculos distintos. Historias distintas. Cada caso es diferente y este es un espacio para que cada mamá se escuche a sí misma.

MC| Buscamos generarle a la mamá la oportunidad de parar y seguir. De mejorar y promover el vínculo desde la madre, apuntalándola a ella en su función materna y desde ahí el chiquito va a estar mejor.

Nosotros promovemos que del regazo de la mamá pase al suelo. Nuestra frase es: “Conquista el piso, conquista el mundo”.

 

+info Grupo Médico Lirios del Talar

×
   Dinámica de 4 tiempos   

 

1er tiempo: Introducción, se toman los antecedentes. La madre habla con el médico.
cuidando el vinculo con la madre 1

2do tiempo: La madre va a desvestir al chico. Se acerca a la camilla, entra María y pregunta:
¿a qué les gusta jugar juntos?
cuidando el vinculo con la madre 2Entonces, les mostramos que algunas de las cosas que están ocurriendo ahí son un juego.
Como por ejemplo, una mamá me dijo “nosotros no jugamos, pero el otro día se le enredó la mano en mi pelo y yo se la desenredaba y ella se mataba de risa”.

Ahí le contesté “¡eso es juego!”, el juego es positivo, potencia el desarrollo. “No le gustan los juguetes: le cuidando el vinculo con la madre 3encanta jugar con los tuppers”. ¡Muy bien!
Vamos viendo las antesalas de lo que es un desarrollo normal, por ejemplo: de la angustia del octavo mes, tenemos unos mojones en el tercer mes, sexto mes, noveno mes, al año. Desde qué tiene que comer, vacunas, vitaminas hasta la estimulación necesaria.

 

3er Tiempo: Revisación clínica. El médico se acerca a la camilla y lo revisa bajo la mirada de María también.

cuidando el vinculo con la madre 4   cuidando el vinculo con la madre 5

 

4to tiempo: Devolución del control. Se charla lo observado más algunas cuestiones que puede traer la madre como el tema del sueño o de los berrinches.

cuidando el vinculo con la madre 6

 

 

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.