Cuidando a niños y niñas ante el peligro del abuso

Norma Mendes Simoes comparte su conocimiento acerca del abuso infantil. Su compromiso por sacar a niños y niñas de esa situación me conmovió.

Por Dra. María Amalia Caballero

Conocí a Norma hace un par de años. Poco a poco me fui enterando de sus muchas cualidades y actividades. Es abogada y estuvo durante dos años a cargo del Consejo Nacional de la Mujer y doce años en Ministerio de Desarrollo Social. Es miembro de diversas asociaciones y fundaciones que trabajan por la mujer el niño y la familia.

Existe el temor de que esta situación de encierro llegue a generar más situaciones de abuso intradoméstico. ¿Se constata algo así?

El encierro lleva a más violencia, aquellos que son violentos, a más intolerancia. Y hay que frenarla desde las primeras manifestaciones.

Dado que el abuso se da cuando el abusador puede estar a solas con la víctima, en el caso de encierro, en un contexto familiar atento no deberían darse. Para que se dieran más abusos, el abusador debería contar con la connivencia de los otros convivientes de la casa y ahí ya tendríamos cómplices de algo que, además, es delito.

Si el contexto familiar está atento, la situación podría no darse.

 

Con esto estamos advirtiendo que si el contexto familiar está atento, la situación podría no darse.

¿Cuáles serían las acciones de prevención más efectivas?

En la familia debería hablarse más a los niños del cuidado de sus partes íntimas que nadie debe tocar. A partir de los tres años aprenden a decir que no.

Otra de las acciones más eficaces y es que cuando una persona conozca una situación así, realice la denuncia pertinente, hay que involucrarse. El silencio y el miedo son los primeros “amigos” del abuso.

El silencio y el miedo son los primeros “amigos” del abuso.

 

Las acciones más efectivas están en manos del Estado, en su rol de protector deber contar con gente capacitada y que siempre se tomen medidas de protección de los menores.

No es fácil que el niño o niña chica abusada hable de lo que ha vivido y lo que sufre, a veces ni se atreven a contarlo. ¿De qué manera los padres pueden intuir que algo así esté pasando o haya ocurrido?

Los niños son muy transparentes, lo primero que deben ver es si el niño es reticente de hacer algo o ver o estar a solas con alguien. Siempre que hay niños de por medio es preferible ser precavidos antes que pensar que es un capricho o algo por el estilo.

Su conducta escolar es una de las primeras cosas que se ve afectada ante un abuso. Y todo lo que tenga que ver con un desarrollo normal de la vida de un niño.

Y si los padres no tienen herramientas, que puede pasar, necesitan recurrir a un profesional o institución especializada en la materia, para actuar de manera que no se ponga en descubierto el objetivo de la intervención, hasta tanto no se sepa con certeza. Porque, a veces, los niños se cierran y es más difícil verificar el abuso.

Antes que nada, está la capacidad de escucha de los padres, de los docentes, de todos los que pueden servir de ayuda a los niños.

Antes que nada, está la capacidad de escucha de los padres, de los docentes

Recordarles a los niños que nadie puede tocarlos en juegos, ni por otro motivo en sus partes íntimas, que eso debe cuidarse y que no está bien. Los niños no necesitan más explicaciones. También puede ser útil que sepan que algunas personas, que no están bien, quieran hacerlo, entonces ellos pueden recurrir a papá y mamá para ayudarlos.

Tampoco es fácil para los padres creer a una niña que diga que pasa algo con un familiar o amigo de la familia. ¿Cómo recomienda actuar en estas circunstancias?

En principio cada papá sabe el hijo que tiene porque es producto de su trabajo como padres, pero sobre todo y ante todo que los chicos no tienen maldad de inventar estas situaciones, es muy raro. Posiblemente si no es abusado directamente, él lo está viendo así. Es muy posible que esté cerca de la situación.

Hay que creer a los niños.

Por eso, recomiendo siempre, que hay que creer a los niños. Además, hay muchos test psicológicos que verifican los abusos por lo tanto consultando oportunamente, con la ayuda de algún especialista, es fácil de saber. Sobre el abuso no se miente cuando lo pasás y lo podés decir o manifestar debés tener protección inmediatamente.

¿Qué tipo de ayudas se puede buscar y dónde?

Entiendo a los padres que es muy difícil afrontar la situación, y la verdad es que los papás no estamos preparados para esto. Las ONG que están sobre la temática están mejor preparadas para esta situación y llevar adelante los procesos. Denunciar: siempre, denunciar, se debe pasar proceso de la justicia, y sé que es más difícil cuando es la familia, pero lamentablemente es necesario.

Pasar por la justicia hace que las cosas se acomoden en una familia.

 

Pasar por la justicia hace que las cosas se acomoden en una familia los demás integrantes afectados. Tarde o temprano todos se van a sentir aliviados. EL proceso judicial no es fácil, pero es necesario.

 

¿Cómo se genera esta dolorosa situación de las mal llamadas niñas madres?

Las niñas madres se generan por todas las situaciones de desprotección de los ámbitos donde la menor debe ser cuidada. El Estado que, después de la familia, debe ser el primer protector, no posee atención sobre estas situaciones, tanto es así que recién a finales del 2018 se dictó la LEY 27.455: EL ABUSO SEXUAL INFANTIL donde el delito pasó a ser de instancia publica o sea que cualquiera que tome conocimiento puede denunciar este delito. Antes solo podían hacerlos los padres que justo también podrían ser los abusadores.

Por ello el Estado predica sin cesar el aborto. Es una buena forma de tapar toda la negligencia que se va suscitando en los diferentes organismos. Desde mi experiencia puedo decir que el aborto, es el mayor, único e irrefutable trauma. Es mucho más traumático para estas niñas el aborto, ya que saben que es la muerte del bebe y que no borra el trauma del abuso.

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

12 + 19 =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.