«Atrapados» en las peleas de los hijos

En las peleas de mis hijos aguanto hasta que creo que voy a explotar, me parece que me lo hacen a propósito

 

Por Mariuqui Magrane – Asesora Familiar consultorio@sembrarvalores.org.ar

 

 

PADRES ATRAPADOS

 

N uestros hijos se las ingenian para dejarnos atrapados en sus peleas. “¡Mamá, mamá, mamá!, Juan me pelea”, “¡mamá; mamá!, me sacó el juguete”, “¡mamá, mamá!, no me deja ver la computadora”. Nos cansan estas situaciones.

Asumamos que las peleas y los celos entre hermanos son parte de la vida familiar. Así no quedaremos enganchados emocionalmente en las discusiones de los menores.

Este encierro puede convertir tu sala en un ring de box. Si no tenés una bolsa de boxeo, para que descarguen, mejor correte, mejor no intervengas.

Los ayudás poniéndole un poco de humor a lo que pasa porque seguramente no es el fin del mundo y pueden llegar a ver la parte positiva de la situación.

 

NO TE METAS EN SUS PELEAS

Teniendo en cuenta que muchas veces hay peleas para recibir atención de la madre o el padre, pienso que es más intenso ahora que ambos están en casa.

Por eso, y ante tu situación concreta, te recomiendo especialmente que no hagas de juez. Las madres tendemos a defender al más chico o, tal vez, a alguno que consideramos más débil, e intervenimos sin conocer a fondo las causas de cada pelea en particular. Entonces no somos buenos jueces, ni hace falta que intervengamos como juez. La mayoría de las veces, si no participamos, terminan solucionando los temas entre ellos.

 

ES “SU” MODO DE EXPRESARSE

Los chicos tienen menos modos y medios que los adultos para comunicarse, para expresar lo que sienten y quieren. Muchas veces la pelea es “su” forma de comunicación. Si comprendés esto, sabrás pasar por alto la pelea y encontrar el mejor momento para enseñarle y ayudarle a expresar lo que siente y quiere sin necesidad de llamar a mamá o a papá.

No intervenir es la mejor idea, se pelean menos, cuando saben que no te vas a enganchar. Solo hacelo si llegan a una violencia física peligrosa.

 

LOS CELOS

Hay algo más que influye en las peleas entre hermanos: los celos por el amor de sus padres. No es para preocuparse porque es lo normal en el ser humano y con la pelea solo buscan tu atención.

Te recomiendo que no entres en ese juego porque es peligroso y puede afectarlos de un modo más profundo. La pelea, tampoco es la mejor situación para demostrar ese cariño propio de padre y madre, que es distinto para cada hijo porque cada hijo es diferente.

Será un trabajo de cariño de padre y madre encontrar el momento y el modo de expresarlo y acompañarlos en ese proceso de maduración.

 

Ponele humor, restale importancia
porque seguramente no la tiene.
Puede haber un caso muy excepcional
y te darías cuenta.

 

EL HUMOR

En estos días de encierro, no uses una lupa para observar cada cosa que se dicen o hacen en la casa. Porque, estarías en continuo riesgo de explosión.

¡Ah! Y mejor no “aguantes” hasta que explotes. Acordate, ponele humor, restale importancia porque seguramente no la tiene. Puede haber un caso muy excepcional y te darías cuenta.

 

Que el humor sea tu “arma secreta”.

 

Tus dudas, tus miedos, de 11 a 18 a consultorio@sembrarvalores.org.ar

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

tres × 5 =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.