Algo que toda embarazada QUIERE saber antes del parto

Verónica Favilla es obstétrica, ha traído miles de niños al mundo y acompaña a las mujeres embarazadas antes, durante y después del parto, ¡cuánto tiene para decirnos!

Por María Amalia Caballero – Dra. en Comunicación Pública – direccion@sembrarvalores.org.ar

El parto humanizado es tendencia mundial, nuestras leyes hablan de parto respetado. Sin embargo, razones práctictas, económicas, sociales, etc. empujan también hacia la practica frecuente de la cesarea. Confiadas en su formación y experiencia acudiemos a Verónica Favilla, Licenciada Obstétrica.

SV: El parto que llamamos “natural”, ¿qué beneficios tiene para la mamá y el bebé?

Depende de lo que consideren bajo el término “natural”. Existe una confusión general en la sociedad, no todo bebé que nace vaginalmente, nace naturalmente… Me gusta hablar del parto fisiológico. El parto de bajo riesgo que se transita sin intervenciones rutinarias innecesarias. Claro que para que eso suceda, una mujer debe  sentirse segura y acompañada. El parto más científico es el menos tecnológico, exactamente al revés de lo que muchos creen. Los beneficios de la fisiología son innumerables. Trae consigo mejores resultados en salud tanto para la mamá como para el bebé, mayor satisfacción familiar con la experiencia de parto, se disminuye el índice de intervenciones y es más costo-efectiva. Mejora el vínculo mamá-bebé, la lactancia y consigo la salud a pronto, mediano y largo plazo de las personas.  Además, la experiencia de parir fisiológicamente, atravesando el dolor, escuchando al propio cuerpo, abriendo espacios, recorriendo aquello que la vida propone, sintiendo y dándole la bienvenida a un bebé con consciencia es verdaderamente transformadora.

El parto más científico es el menos tecnológico, exactamente al revés de lo que muchos creen.

SV: Sin embargo, hay una tendencia creciente a la opción por la cesárea. Algunos cuestionan que la mujer tenga que  pasar por un trabajo de parto que puede llevar consigo mucho tiempo y dolor.

Este problema viene siendo estudiado hace mucho tiempo. Pasa principalmente en países en vías de desarrollo y particularmente, en aquellos en los que no existen las parteras. La OMS instó hace muchos años a todos los países del mundo a formar parteras profesionales. Hoy en día existimos en 114 países. En Argentina desde 1821.

Por otro lado, estamos en búsqueda constante de reencontrarnos con la naturaleza. En mundo en que no hay tiempo disponible para nada, existe una constante necesidad de de ser exitosos y eficientes, mucha presión en todo sentido, poca disponibilidad para transitar procesos. Estamos inmersos en una sociedad resultadista en la que los procesos no son bienvenidos y el dolor siempre es tapado o interpretado como algo negativo. Escucho muy a menudo: “yo no quiero, yo quiero, yo, yo, yo”.

 Ojalá las mujeres que eligen una cesárea se preguntaran: “¿qué es lo mejor para mi bebé?”. 

SV: ¿Se sigue algún perjuicio para el niño o su madre de la práctica de la cesárea?

Entiendo que la pregunta apunta exclusivamente a las cesáreas innecesarias. Sí, claro. La lista es también larga. Al nacer el sistema inmune del bebé no está desarrollado. Es beneficioso pasar por el canal de parto y atravesar ese microbioma vaginal que les provee de las bacterias necesarias para que su sistema inmune madure. El contacto piel a piel y la lactancia, son también  pilares fundamentales para iniciar la vida. El nacimiento en un ambiente estéril es el menos saludable y aumenta las posibilidades de padecer enfermedades, incluso en la adultez. Por eso es importantísimo que se realice solo en casos indicados. De hecho, el índice de cesáreas en mujeres primerizas sanas, es el principal marcador de salud perinatal. Si el índice aumenta, disminuye la salud.

Es beneficioso pasar por el canal de parto y atravesar ese microbioma vaginal que les provee de las bacterias necesarias para que su sistema inmune madure.

SV: ¿Cómo acompañar a una mamá que se encuentra atravesando un embarazo no planificado y se encuentra con mucho temor?

Acompañar el proceso de embarazo, parto, puerperio, lactancia y crianza, como todos los procesos  vitales, trae consigo muchas cuestiones. Temas personales, sociales, laborales, económicos, etc. Mayormente los miedos están presentes de forma más sutil o intensa en todas  las mujeres embarazadas, más allá de si el embarazo haya sido planificado o no. Para trabajar los miedos se requiere de cierta disponibilidad interior. Miedo al dolor, al parto, a que el bebé tenga algún problema, a la muerte… Los miedos paralizan. Lo importante es reconocerlos, trabajarlos y poder transformarlos. Los miedos tienen maneras muy particulares de operar en las personas, inmovilizan, y para parir saludablemente nada mejor que el movimiento y mucha ocitocina natural (hormona del amor). Siempre es beneficioso una preparación antenatal integral. La idea es ir del temor al amor.

 Los miedos están presentes de forma más sutil o intensa en todas  las mujeres embarazadas, más allá de si el embarazo haya sido planificado o no.

SV: Gracias, Verónica. Nos aclarás varias dudas. Tal vez la profesión de obstétricas no es tan conocida como debiera. ¿Cuál es la formación y función de estas profesionales, como vos, en torno a la mujer embarazada y el parto?

Las Obstétricas trabajamos en Bajo Riesgo. Atención preconcepcional, control prenatal, preparación integral para la maternidad, acompañamiento y asistencia del parto normal, puerperio, lactancia, crianza y salud reproductiva. Llevamos a cabo mayormente acciones de promoción y prevención en salud, también recuperación y rehabilitación. Hay otros campos de acción también como la gestión en salud, la investigación y la medicina legal. Yo trabajo en docencia de grado y postgrado, preparación integral para la maternidad y asistencia y acompañamiento de partos respetados, también en lactancia materna.

Verónica Favilla. Lic. Obstétrica

En cuanto a la formación Midwife (EE.UU, Reino Unido, etc.), Matrona (Chile), Sage Femme (Francia), Ostetrica (Italia), Hebamme (Alemania)…

Una Lic. en Obstetricia es una persona que ha terminado satisfactoriamente un programa de formación universitaria en el ejercicio de la partería reconocido en Argentina y que está basado en las Competencias esenciales para la práctica básica de la partería y en el marco de las Normas globales de la formación de la partería de la ICM (International Confederation of Midwives); que ha obtenido las calificaciones requeridas para registrarse y/o licenciarse legalmente para ejercer la profesión de matrona y utilizar el título que le fue otorgado; y que demuestra competencia en el ejercicio de la partería.

 

Sin duda, esta charla daría para muchos temas más. ¿Cuáles son tus dudas y tus miedos? ¿Tenés hijos?, ¿cómo fue tu experiencia?

 

 

 

Acerca de Verónica Favilla

Soy Lic. en Obstetricia, graduada hace 20 años de la Facultad Cs. Médicas de la Universidad de Buenos Aires. Docente Adscripta a la Facultad de Cs. Médicas de la UBA. Me encuentro realizando  mi tesis de maestría en Investigaciones Clínicas. Me diplomé en Salud Primal en la Universidad de Concepción de Chile. También me diplomé en Gestión Educativa en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO). Soy Consultora Internacional en Lactancia Materna por la International Board of Lactation Consultan Examiners. Realicé la Residencia completa en el Hospital Nacional Prof. A. Posadas. Cofundé hace 11 años el Programa de parto Seguro Sin Intervenciones Farmacológicas y/o Rutinarias Innecesarias del Hospital Universitario Austral, institución de la cual soy profesional de staff hace 15 años. Dirijo los cursos de postgrado de Parto Sin Intervención de la Universidad Austral y de Parto Respetado de la UBA.

×

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

20 + 9 =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.