Agus, influencer ¿full time ?

Agustina Ramos Mejia

SER INFLUENCER Y NO MORIR EN EL INTENTO…

ARRANQUÉ SOLTERA, SIN HIJOS Y MI BLOG FUE MUTANDO A INSTAGRAM, A UN CANAL SEGUIDO POR MILES DE MUJERES DE ENTRE 24 Y 45 AÑOS… TODO LLEGA!!

 

C uando te preguntan: “Y vos, ¿qué haces?”
Tengo un medio de comunicación, un canal que hoy es Instagram,  sobre temas de mujeres:

@look_connected 

 

 

El 99% de mis lectoras son mujeres y, la gran mayoría, madres. Arranqué con una web y un blog. Antes, Facebook e Instagram eran los satélites que funcionaban como un apoyo al canal principal que era el blog.

Busco brindar herramientas e información que nos puedan interesar a nosotras como mujeres que van mas allá de la maternidad; de belleza, de moda, de cuestiones que nos hagan bien al alma, que nos nutran y cuestiones especificas de la
maternidad, crianza y con experiencias propias.

Todo va cambiando mucho, tanto para la demanda como para equilibrarte con el resto de lo que hay. Cuando yo arranqué, pasar un tip era re novedad. No había blog de maternidad que te dijera qué está bueno o que te compartiera experiencias. Ahora hay tantos que hacen lo mismo que tenés que empezar a diferenciarte.

Para un espectador común es como que ya te aburre, entonces hay que variar más. Fui virando más a salud y me asocié con profesionales con mucha trayectoria y reconocimiento como Eduardo Moreno Vivot (pediatra), Maritchu Seitun, (psicóloga especialista en orientación a padres) y Ernesto Beruti en temas de obstetricia.

Así, puedo dar herramientas especializadas, no solo contar la experiencia de lo que me pasa a mí, más desde lo personal, con mis hijas Fini y Martu.

En la plataforma de consumo de los jóvenes, que es Instagram, uno tiene una responsabilidad enorme. Así trato de explicárselo a papá y no sé si lo entiende, porque va cambiando todo el tiempo.
Esto está virando a Instagram TV. Hay que estar en movimiento.

 

Contanos de ese movimiento continuo…

Empecé en 2013, porque siempre quise hacer algo mío. El blog arrancó como un blog de moda, pasaba datos, nació desde el deseo de compartir.

LooK _connected

era mantenerme conectada con el afuera, con  las tendencias, con lo que estaba pasando, con el mundo, con el  otro, pero también con nosotras mismas, con “el adentro”. Eso estuvo desde el primer momento, también la conexión con la naturaleza. Y todas las notas terminaban con la frase: “lookeate por dentro y por fuera”. Pero todo eso era antes de ser madre;  igual, en la maternidad no está bueno perder nuestra identidad, por ahí es una etapa en la que uno pone más foco o energía en otro lugar, pero no deja de importarnos lo que somos.

 

¿Tenés una misión que querés transmitir o es algo espontáneo todo lo que allí ocurre?

Vengo de una familia súper numerosa. Aprendí mucho en la vida compartida con mis hermanos, la importancia de las vivencias y no de lo material, el estar, el conversar absolutamente sobre todo. Porque en la familia pasa de todo y a uno eso lo hace crecer. La conversación como eje central para todo. Y fuimos de conversar mucho (se ríe).

Quiero compartir que la maternidad es algo muy lindo, trato de hacer una catarsis desde lo positivo. Que podemos estar felices y contentas con los hijos y la verdad que los chicos prefieren más a una mamá feliz que una casa ordenada. Les importa poco la casa ordenada y la casa perfecta. Son etapas…

La naturaleza es otro valor que trato de transmitir, antes había trabajado seis años en Fundación Vida Silvestre. Y, desde chica, mis vacaciones siempre fueron en el campo.

 

Empatía, eso me lleva a entender a la que, en mi blog, opina distinto.

Soy súper espontanea pero, por ejemplo, trato de no decir malas palabras, sé que a veces los hijos agarran el teléfono de las  madres y me muero si llego a ser una mala influencia. Y siempre trato de mandar mensajes positivos.

La responsabilidad es cada vez más grande porque la gente se apoya mucho en lo que decimos. Yo contesto con confianza, como si las conociera, como a una amiga, pero trato de que eso esté apoyado por algo más serio.

 

¿Qué valores te sumaron o cuáles son los que te costaron más en términos de followers?

El equilibrio me parece fundamental en la mirada hacia la vida. Mi blog no es extremista ni juzgador. No juzga en nada. La maternidad le pertenece a cada persona y cada persona la amolda a su contexto, a su familia, a sus cosas, a lo que va viviendo y  toma lo que más le gusta en cada momento.

Sin embargo, con el tema del aborto, fue algo que se plasmó de manera muy agresiva. Me hizo mal, no desde el lado de perder o ganar followers, eso no era. Los medios son todos muy pro aborto y, en general, las marcas son apolíticas, tratan de no tomar partido.

Yo tengo casos cercanos de personas que han abortado y no por eso las voy a juzgar, ni dejar de querer. Los pro abortos festejaron de manera agresiva.

 

Cuando posteé a favor de la vida recibí cosas horribles, lloré, me hicieron mal y esa mala energía te llega.

Es todo un ejercicio lograr que no me afecten tanto los comentarios y aprender a disfrutar más; en esta vorágine en la que no parás, estar un poquito más en el día a día estaría bueno.

 

¿Cómo es tu día a día y qué pasa con las demandas presenciales de la familia?

Mi empresa soy yo, esto es muy demandante y muy difícil de autorregular, de ponerte límites. Instagram es muy de ida y vuelta, tenés que contestar. Trato de ir mejorando y cambiando cada día. Al mismo tiempo, para mí es muy importante estar con las chicas y jugar. Entonces, dejo el teléfono tirado y juego. Después hago el story y vuelvo para seguir jugando. Mis hijas ya están re acostumbradas. Fini agarra el teléfono y juega a mostrar todo el living: “Miren que linda la chimenea…”, dice.

Por momentos, me agobio; es un mar de oportunidades, me llaman de todas partes, desde Bariloche, Tucumán, Salta. Ahora nos vamos a Montevideo, Córdoba, Rosario, Mendoza, pero no me dan los tiempos.

Sumale que tengo que entregar el libro en un mes, todo lo que insume la preparación de los talleres con los profesionales.

Y después, pum… Ejemplo: el lunes, planificación de contenidos; pero, el lunes, mi hija se despertó enferma y la tuve que llevar al pediatra, mientras que la otra no paró de gritar. Trabajo un poco en casa de mamá… o me voy a trabajar afuera.

También tengo compromisos con empresas, quienes tienen que aprobar las fotos. En general, no te dejan hacer las cosas tan espontáneas. Si no les gusta, las tenés que volver a hacer.

Estoy convirtiendo la web del blog en web de talleres. La  productora que recibe 1500 mails por 100 personas.

 

¿Conocés a tu audiencia?

Sí, hay como un ida y vuelta, tengo unas followers que me escriben y me comentan todo desde que comencé. Yo a esas personas las quiero, tienen mi Whatsapp, siempre les digo que me encantaría sentarme a tomar unos mates porque ya conozco a los chicos por todas las fotos que me fueron mandando. La mayoría son divinas, hay pocos haters.

El problema surge cuando las empresas te mandan un regalo y vos lo mostrás, quizás genera ostentación. La gente proyecta un montón, sin tener en cuenta el trabajo que hay detrás. No surgen críticas constructivas desde una mirada así. En las estadísticas de Instagram mi mayor público son mujeres entre los 24 a los 45 años. Tengo muchas chicas que me miran porque sus madres están mirándome.

Me impresiona la gente cuando me pregunta cosas por privado, me han pasado fotos con la pregunta: Agus, ¿estaré embarazada? Y me mandan una foto en tanga (se ríe) ¡Chicas de verdad!!!! Hay gente que está muy sola en la maternidad, no tiene hermanas, amigas.

También me preguntan qué hacer con temas de salud con los chicos. Yo tengo en el equipo técnico al pediatra Eduardo Moreno Vivot, a la psicóloga Marichu Seitún y al obstetra Ernesto Berutti. Así que siempre puedo contestar.

 

Algo que se nos está quedando sin contar…

 Siii, mi hermana melliza es médica.

 

Cuando llegaba a casa y los amigos de papá me decían: “¿vos sos la médica?” Yo les decía que no y ahí se terminaba la conversación. Sentía como un “hacete a un lado”…

Me daban ganas de decirles: “yo estudié algo, si querés te cuento”… ahora se ríen, pero me estoy vengando de tantos años (se ríe).

 

 

MÁS NOTAS

Dejar un mensaje

Su email no será publicado Datos requeridos *

7 − 4 =

Copyrıght 2014 SEMBRAR VALORES.